¿Economía o justicia?

3 DE MARZO

Panamá vive un complicado dilema, porque debemos decidir si preferimos desarrollo económico o justicia inmediata. En años recientes, hemos mantenido un crecimiento espectacular de 8% de promedio anual, con pleno empleo y otros indicadores, tan sobresalientes, que orgullosamente hemos recibido grado de inversión por parte de las tres calificadoras mundiales, algo de lo que pocos países latinos pueden alardear. Tal condición de riqueza empieza a desacelerarse y ya suenan las alarmas en gremios empresariales y de los trabajadores.

La percepción es que el nuevo gobierno está prestando más atención a buscar culpables dentro de actores del pasado, que atender sus verdaderas funciones.

¡Ojo! No estoy diciendo que no se continúe investigando para que caigan los que han delinquido, no, digo es que las nuevas autoridades ven fantasmas en todas partes y han creado una red de complicada burocracia muy difícil de franquear. El Registro Público está paralizado; el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales solo otorga paz y salvo cuando “un encargado” los autoriza; los permisos de construcción demoran excesivamente, afectando a constructores y obreros; se clausuró Campos de Pesé, que empleaba a 2 mil personas; se tiene innecesariamente paralizado el proyecto Barro Blanco, que ayudará a sobreponernos a la escasez de energía; los hospitales en construcción, la Cadena de Frío y otras obras están paralizadas, pese a que el presupuesto de este año es un 10% mayor que el de 2014 (unos 2 mil millones más). Y la preocupación está basada en que la economía es como un vehículo, que lo difícil es ponerlo en movimiento desde un punto estático, pero cuando ya está andando requiere mucho menos esfuerzo. El excesivo morbo buscando culpables, auspiciado por los medios que buscan rating (ventas), puede ocasionar que las inversiones -nacionales y extranjeras- se retraigan, y ello nos puede llevar cuesta abajo, pues estas son el soporte de cualquier crecimiento económico.

Viéndolo desde un nivel personal, casi mezquino, directamente no me beneficia en nada que encarcelen a alguien, en cambio sí me favorece que la economía siga floreciendo y haya empleo y riqueza para todos. ¿Cuánto se podría recuperar de los fondos ilegalmente sustraídos al Estado? No sé, pero nunca será más que la riqueza que representaría para Panamá un crecimiento del 7% anual del PIB, equivalente a unos $2 mil 800 millones.

Reitero: No abogo por que se suspendan las investigaciones y se deje de castigar a los culpables, pero lo que no podemos hacer, sin poner en riesgo nuestra seguridad financiera, es darle prioridad a cuanta sospecha de peculado haya, aunque después resulte en nada. Corresponde permitir al poder judicial continuar el trabajo que le toca, y que el Ejecutivo se dedique a lo suyo: activar la economía.

La Prensa publicó el 1º de marzo de 2015 un artículo firmado por Eduardo Ponce Vivanco, embajador de Perú, cuya parte sustancial dice: “Pocos recuerdan que el deterioro de la economía es causa directa de la miseria”.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código