Periodismo impreso, en capilla ardiente (1)

‘Hace mucho tiempo que el periodismo impreso perdió la batalla contra la inmediatez, cuando salió la radio y la televisión. Ahora lo que debería hacer es mejorar sus contenidos’.

8 DE MARZO

Finales de la década de 1980 en La Estrella de Panamá. La centenaria redacción de la calle Demetrio H. Brid, Casco Antiguo, se estremeció: el veterano periódico enfrentaba la transición de la máquina de escribir manual a la computadora. Fue un alboroto. Muchos lo tomaron como un día de duelo. Adolfo Yen Yen Pérez, veterano jefe de Deportes, comentó: “Y qué carajo haremos con tantas cuartillas; yo no entiendo esos aparatos. Llegó la vaina”.

Se jubilaron las fieles Remington, Royal, Olivetti y Underwood, para dar paso a la era digital. “Esto es historia, esto es historia, filosofaba César Gómez Marín, mientras echaba el brazo a un cabizbajo Leonidas Escobar.

El divertido Abdiel Flynn se trepó en una silla y, después de una risotada, preguntó: “¿Qué pasará con los que tienen cataratas?”

Había temor al cambio, pero al final la recia metodología de Tomás Gabriel Fito Altamirano Duque se impuso: la revolución digital penetró en la decana de la prensa nacional. Aquella élite periodística, abanderada por Juan Carlos Johnny Duque, se montó en la nueva tecnología.

Hoy, más que nunca, la tecnología es determinante en la batalla por el dominio de la información. Y no faltan los que ya rezan responsos por el periódico en papel.

El catedrático español Ramón Salaverría señaló que “los diarios se aproximan al cambio más importante de su historia: el momento en que el papel, arrinconado por nuevas formas de consumo informativo de una nueva generación de lectores, deberá dejar paso al soporte digital. Y ya es seguro de que ocurrirá: la única duda es cuándo”.

En tanto, Macarena Hernández, profesora de periodismo digital de la Universidad de Houston, Texas, considera que el problema que debemos resolver para lograr una verdadera democratización de la información es que “más allá de la noticia o información la gente busca una conexión social y los medios impresos no lo han logrado”.

Sonia Blanco, profesora de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, España, afirmó que el periodismo impreso tiene unos costos de producción y distribución muy elevados. Dijo que los periódicos tienen que volver a ser más analíticos e ir más allá de contar los hechos: deberían enfocarse en explicar el hecho y contextualizarlo. “Hace mucho tiempo que la prensa perdió la batalla contra la inmediatez, cuando salió la radio y la televisión, entonces es absurdo que siga cercenando contenidos a favor de la exclusiva, mientras que lo que debería hacer es mejorar sus contenidos”, anotó Blanco.

Mientras, Zinnia Martínez, profesora de la Universidad católica Andrés Bello, aboga por el periodismo participativo, mediante la información hiperlocal, porque son los mismos ciudadanos los que más saben sobre su entorno y lo que allí acontece. Este tipo de información es muy local para que los medios tradicionales la tomen en cuenta.

Añadió que en el periodismo digital sí hay lugar, interesa a las comunidades, interesa a posibles votantes y crea lazos entre sus miembros.

Rafael Montilla, periodista de MIAMIDIARIO.com, sostiene que “uno de los principales retos son las exigencias del lector digital, puesto que cada día son más las opciones para acceder a la información desde la web, los medios digitales se enfrentan a la ardua competencia no solo de ‘quién dice qué’ primero, sino al escarnio de un público cada vez mejor informado, sensible y atento a los errores que se puedan cometer desde las redacciones”.

Earl Wilkinson, director ejecutivo de International News Media Marketing Association, aseguró que “la muerte del periódico es una de las grandes exageraciones surgidas del colapso económico de hoy”.

Según él, el problema no es averiguar qué sucederá, porque es lógico que se camina hacia la generalización del formato digital, sino cuándo sucederá el cruce entre ambos modelos.

“La clave es cómo los medios de comunicación se van preparando para cuando llegue ese momento”.

Las opiniones van y vienen. Lo único seguro es que nadie puede detener el paso del tiempo y los cambios de la historia. Nos daremos cuenta de lo que pasó cuando ya no veamos canillitas en las calles.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código