Trazabilidad de los medicamentos

Es importante que el Minsa y la CSS sigan la huella de los medicamentos o insumos hasta su consumo, a fin de tener claro todo lo referente a los pasos de la cadena de suministro.

27 DE JULIO

A diario se lee, escucha y se observa en los medios de comunicación social la falta de disponibilidad de medicamentos e insumos para la salud humana, situación que se da tanto en el Ministerio de Salud (Minsa) como en la Caja de Seguro Social (CSS), dado un sinnúmero de factores, de corte interno como externo, pero que en esta ocasión no los abordaremos, sino más bien el presente escrito se enfila en la trazabilidad de estos. Pero qué se entiende como “trazabilidad”. “Es el conjunto de aquellos procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, a través de unas herramientas determinadas”. En pocas palabras, seguirle el paso, el trazo o huella a un medicamento o insumo para la salud humana hasta su consumo o utilización, permitiendo conocer toda su andanza durante su paso por la cadena de suministro, en especial durante el segmento de la red pública de salud panameña, trayendo consigo una mejor gestión del riesgo o percance que se pueda dar.

Permite respuestas rápidas y precisas, ya que sabe con certeza quiénes han sido los actores que han intervenido en ella.

Actualmente, en este aspecto, el Estado no ha precisado una política al respecto, que podría coordinarse a nivel de la Autoridad de la Innovación Gubernamental (AIG) y el Minsa. Desconocemos el tema por dónde anda, pero la CSS ha emprendido una cruzada al respecto en solitario.

La huella o trazo es posible con un sistema de identificación del medicamento o insumo, gracias al conocido código de barras, “combinación de líneas y números que se imprime en las envolturas de los productos de consumo para que pueda ser leído y descifrado por un lector óptico que transmite los datos a una máquina o una computadora. Suele contener informaciones como la fecha de envasado, el número de lote, la procedencia y otros datos, que para los efectos prácticos, el estándar lo lleva GS1, en el ámbito mundial, con sede en Bélgica”.

La CSS y el Minsa deben unir esfuerzos para que este aspecto de la cadena de suministro de medicamentos e insumos sea un hecho, ya que de nada vale disponer en la cantidad deseada, en el lugar requerido y el momento necesario, si no se sabe con precisión qué le ha pasado y quiénes han intervenido hasta el punto de su uso o disposición.

No hay que olvidar que el Minsa expide los registros sanitarios de los medicamentos y, desde ese momento, se le puede exigir al proveedor o dueño del registro sanitario que en su empaque o envase primario, secundario o terciario, lleve la huella o código de barra, de acuerdo con el estándar, y que a su vez permita su trazabilidad; así de igual forma, en el embalaje de transporte o logístico permita saber con exactitud detalles o atributos de su contenido, tales como fabricante, fecha de producción, de vencimiento, código de abasto, número de lote, etc. En este aspecto, la CSS ya ha emprendido el camino, debido a que en las próximas adquisiciones vendrán con el código data matrix y GS128, que cumple dos objetivos: a) trazabilidad y b) eficiencia en la gestión de inventario. Ahora resta que la AIG tome la iniciativa o, en su defecto, que los dos actores primordiales de la red pública de salud conversen.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código