El clásico periodismo ‘cara a cara’

‘Dar entrevistas por teléfono a los periodistas es visto como una acción temeraria por muchas fuentes de información, más aún en una época en que predomina el uso masivo del correo electrónico’.

1 DE MARZO

La pluma del periodista se debe manejar con la misma destreza y seguridad con la que un cirujano utiliza el bisturí. Por eso, la información tiene que provenir de fuentes idóneas, que garanticen la veracidad de los datos y, por tanto, la credibilidad del medio.

Hace un par de lustros, entrevisté a un abogado (hoy magistrado de la Corte Suprema de Justicia) sobre un tema delicado. Cuando vio sus declaraciones en primera plana se asustó y corrió al despacho de Winston Robles, entonces director de La Prensa, a desmentir la noticia. Su estrategia se cayó porque lo había entrevistado personalmente y con grabadora como testigo insobornable.

Hoy muchos reporteros, por falta de tiempo o pereza, se arriesgan a tocar asuntos periodísticos delicados, como la corrupción, por teléfono. Entonces es común que usted lea al final de la noticia: “Se trató de lograr la versión de Juanita Cantimplora, pero no contestó las llamadas a su celular... tampoco respondió los correos electrónicos”.

Reconocemos las facilidades que ofrece la tecnología, pero el deber del reportero es encarar a la fuente; ir a la oficina o la empresa a entrevistar cara a cara a la persona. Es muy posible que la presencia del reportero lleve a la fuente a aceptar dar declaraciones. En caso de que no esté, el periodista deja el mensaje con la secretaria o con la persona encargada de la oficina. Eso es ser diligente.

Recordemos que los celulares no son 100% confiables. El teléfono móvil es un aparato y como tal puede estar dañado, apagado, sin batería, fuera de cobertura o simplemente la persona cambió el número o está fuera del país. Lo mismo sucede con los correos electrónicos: la computadora puede estar dañada o ya tiene otra dirección electrónica. Primero es la visita personal, después el periodista puede valerse de otros recursos.

El periodista Jim Romenesko publicó en su blog una queja de un colega de Charlotte (Carolina del Norte, Estados Unidos): “Últimamente parece que cualquier persona, en cualquier organización, se niega a hablar por teléfono y pide que se envíen las preguntas por escrito”.

“Dar entrevistas por teléfono a los periodistas es visto como una acción temeraria por muchas fuentes de información, más aún en una época en que predomina el uso masivo del correo electrónico y de las redes sociales”, afirmó Romenesko.

No obstante, está de acuerdo en que hay situaciones especiales en las que hay que recurrir al teléfono, como las horas fuera de la oficina, en los días feriados, en los fines de semana o en los momentos críticos.

Si se logra localizar la fuente por teléfono, es necesario grabar la conversación, previa advertencia al entrevistado. Puede que la grabación limite a la fuente a ampliar sus declaraciones, pero resulta un buen respaldo para el periodista si la persona se retracta (como ocurre aún en demasiados casos).

El Manual de Redacción de La Prensa dispone que “en las noticias en las que se formulan críticas o cargos contra las personas o instituciones, debe incluirse la respuesta o explicaciones de los afectados o implicados”.

Según esta regla, “el periodista debe esforzarse por conseguir la contraparte. Si tras varios intentos no es posible obtenerla, se puede publicar la información sin la respuesta o explicaciones de los afectados o implicados, previa autorización de un editor o superior jerárquico. En este caso, debe indicarse claramente en el texto que, a pesar de los esfuerzos, no fue posible obtener la posición de los afectados”.

No hay como el periodismo clásico de la entrevista frente a frente. El lenguaje gestual del entrevistado puede darle pistas al investigador sobre el impacto que tienen sus preguntas. También la conversación puede originar repreguntas que ayuden a enriquecer el contenido de la investigación. Por teléfono es más fácil mentir y rehuir el interrogatorio del reportero.

No olvidemos que entre mayor cercanía tengamos con las fuentes, más nos estaremos acercando a la verdad que tanto espera conocer el público receptor.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código