Jeremy Jossan Jurado Barrera

Una bendición

Sus máximas aspiraciones son las de competir en los Juegos Paralímpicos y graduarse de abogado.

Temas:

El chiricano posa con las múltiples medallas que ha conquistado durante su corta carrera.ESPECIAL El chiricano posa con las múltiples medallas que ha conquistado durante su corta carrera.ESPECIAL

El chiricano posa con las múltiples medallas que ha conquistado durante su corta carrera.ESPECIAL Foto por: Eduardo Espinosa

En el pasado torneo de baloncesto representó a Chiriquí.ESPECIAL En el pasado torneo de baloncesto representó a Chiriquí.ESPECIAL

En el pasado torneo de baloncesto representó a Chiriquí.ESPECIAL Foto por: Eduardo Espinosa

Un 3 de noviembre, hace 17 años, nació en David Jeremy Jossan Jurado Barrera. Cuatro años después, cuando ya caminaba, una bacteria denominada mielitis transversa le afectó las piernas, obligándolo a movilizarse en silla de ruedas.

Hoy día, este chiricano es uno de los atletas panameños de gran proyección deportiva en silla de ruedas.

Su espíritu combativo lo ha hecho ir escalando hacia sus metas, una de ellas es competir en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y convertirse en abogado con especialidad en el idioma inglés.

La situación para su madre Nitzia Barrera fue al principio una dolencia y una carga, aunque para Jeremy su caso lo ha tratado como “una bendición de Dios en todos los sentidos”.

Recordó que desde pequeño le gustaba movilizarse en su silla, a la mayor velocidad posible. Fue así como entró a competir en un nacional de carreras sobre sillas de ruedas, ganando la categoría de 100 metros.

Luego se hizo sentir en el IX Nacional de Carreras Sobre Sillas de Ruedas de 2009, donde se llevó la medalla de oro en los 5 kilómetros, categoría infantil

Después debutaría en la Carrera Internacional de La Candelaria, en la que obtuvo un segundo lugar al enfrentar por primera vez los exigentes 10 kilómetros de esta competencia.

En este 2016 sumó a su rosario de preseas y victorias el título de campeón juvenil de carreras en silla de ruedas.

“Me he centrado en entrenar para competir y estudiar, pero siempre que no me afecten ninguna meta que me propongo”, dijo.

Sostuvo que estar en una silla no lo ha relegado de nada. “Busco cómo integrarme a todo, con mis propios medios y para eso, siempre doy el primer paso”.

Sus deportes preferidos son el atletismo y el baloncesto. Sin embargo, ha incursionado en el lanzamiento de bala, disco y otros, e incluso en la natación.

Con este último ha entrenado con Daira Rojas para aumentar su capacidad física y cardiovascular.

“Desde niño he aceptado mi realidad, la cual considero una gran bendición de Dios, porque me ha hecho ver la vida desde otro punto de vista”, dijo Jeremy, quien agregó que no camina, es cierto, pero se moviliza, corre, compite y ha ganado muchas medallas y conocido a cientos de personas en varios países.

Subrayó que no le agrada que le observen como un discapacitado, o que le ayuden para hacer su trabajo. “Prefiero hacerlo yo, porque soy normal, no miren con lástima a los que como yo estamos en silla de ruedas”.

“Me gusta destacarme, echar para adelante, para ello debo entrenar, ya que si no lo hago no puedo llegar a las metas deseadas”.

Él teme ser operado por los riesgos y que al final los resultados no sean los mejores. La bacteria mielitis transversa le afectó directamente las piernas, las cuales no responden a sus órdenes cerebrales de movilizaciones.

Actualmente estudia en el colegio Francisco Morazán, en el quinto año de bachiller en tecnología. La escuela primaria la desarrolló en la Antonio José de Sucre y parte de la segundaria en el Instituto David.

Ha competido en juegos Codicader y regionales en Guatemala, Nicaragua y El Salvador.

Hace poco regresó de Nicaragua, donde participó en un taller de evolución para determinar sus condiciones para competir en los ciclos de Juegos Paralímpicos y analizar su potencial.

Comentó que solo le faltan tres segundos para la marca mínima, debido a que no posee la silla requerida. “La que tengo no es de las últimas, solo es adaptada para correr”, citó. Las mejores del mercado cuestan 8 mil dólares.

Durante su corta carrera deportiva ha acumulado múltiples triunfos, entre ellos en 2010 en los Juegos Centroamericanos Codicader de Nicaragua, donde obtuvo el segundo lugar en 100 metros y 200 metros pista.

En ese mismo año ganó la categoría infantil de la Séptima Carrera Nacional Sobre Sillas de Ruedas 2011 y en 2013 volvió a triunfar, pero en la categoría juvenil.

En 2014 compitió en los Juegos Centroamericanos Codicader en Panamá, donde ganó oro en lanzamiento de bala; plata en 100 y 200 metros pista.

Repitió victoria en los juegos exclusivos escolares y la Carrera Nacional sobre Sillas de Ruedas.

En el pasado torneo de baloncesto de sillas de ruedas terminó en el cuarto lugar con el equipo chiricano.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código