CAMINO A LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE RÍO 2016

LA CHICA DORADA SE CONFIESA

Con 20 años de edad, consiguió su segunda clasificación a Juegos Olímpicos. Es la cuarta panameña clasificada a los próximos Juegos.
Sabe que lo único que debe mejorar es su concentración y nerviosismo. Sabe que lo único que debe mejorar es su concentración y nerviosismo.

Sabe que lo único que debe mejorar es su concentración y nerviosismo. Foto por: Archivo

Carolena Carstens se siente cómoda en los 57 kilos. No tiene problemas con el peso, no sufre con la alimentación, y tiene rivales de gran exigencia. Carolena Carstens se siente cómoda en los 57 kilos. No tiene problemas con el peso, no sufre con la alimentación, y tiene rivales de gran exigencia.

Carolena Carstens se siente cómoda en los 57 kilos. No tiene problemas con el peso, no sufre con la alimentación, y tiene rivales de gran exigencia. Foto por: Jorge Fernández

Carolena Carstens está consciente de que para su participación en los XXVI Juegos Olímpicos de Río 2016 tiene que trabajar mucho en su “cabeza”, para lograr traerse una medalla en taekwondo.

“Necesito practicar mucho en mi cabeza, tranquilizarme más y controlar los nervios, pienso que eso es una cosa que me afecta un montón mi mente”, confesó la atleta, quien consiguió su boleto por cupo directo tras ganar la categoría de 57 kg en el Preolímpico Panamericano de Aguascalientes, México.

“Debo tener más paciencia en el combate, más inteligencia a la hora de pensar”, indicó la joven clasificada por segunda ocasión consecutiva a los Juegos Olímpicos.

Durante su aparición en Londres 2012, Carstens fue la atleta más joven en competir. Perdió su primer combate con marcador 7–2 ante la eventual finalista, la española Brigitte Yagüe y luego perdió en repechaje ante la mexicana María del Rosario, también 7-2.

Para las próximas olimpiadas, la meta de la taekwondista será traerse una medalla para Panamá.

El último año de Carstens fue como una montaña rusa, pues llegó un momento en el que no sabía por qué todo le salía mal.

Y es que para ella muchas cosas han cambiado. “He madurado mucho como persona. Era muy joven y no podía entender muchas cosas y ser más inteligente en muchas cosas”, argumentó Carstens con miras a lo que será su actuación en Río, del 5 al 21 de agosto de este año.

LA CLASIFICACIÓN

El pase de la panameña se dio el jueves 10 de marzo, cuando le ganó 1-0 en la semifinal del Preolímpico a la venezolana Adriana Martínez.

Rivales ya conocidas, Cartens y Martínez tuvieron un difícil encuentro, que se definió en el tercer y último asalto, con un solo punto alcanzado por la panameña.

Tras lograr el triunfo, Carstens se dejó caer sobre la colchoneta y lloró de la emoción.

Aunque ese no fue su último combate del torneo, sí fue el más significativo, pues con ese triunfo ya sabía que estaba en Río 2016.

“Hubo muchas emociones en ese momento cuando logré mi billete a los Juegos Olímpicos. Estoy demasiado contenta, tenía tantas emociones en mi cabeza y corazón, quería como explotar, demasiado feliz y orgullosa de representar a Panamá en lo más alto posible”, dijo entre risas.

A pesar de ser un triunfo importante en su carrera, para ella lo que realmente pesa es el conjunto. “Creo que muchas cosas juntas forman lo importante. No solamente ganar, sino el esfuerzo y sacrificio”.

La final la disputó sin presiones ante la colombiana Doris Patiño, a la que venció por 10-0.

“No tenía ninguna presión, no tenía que pensar si pierdo o gano, fue el mejor combate que yo pude hacer, fue la final más relajada donde pude participar, tranquila e inteligente, disfrutando el taekwondo”, indicó la atleta con una gran sonrisa.

Carstens confesó que desde que llegó al Preolímpico su expectativa no era solo ganar la semifinal, “era ganar la final y hacerlo bien”.

“Había entrenado demasiado. Todavía estoy que no lo puedo creer, pero sí lo puedo creer por tanto sacrificio que yo tuve que hacer para llegar a ese nivel”, expresó.

LA OTRA FACETA

No se ha cansado de darle las gracias a Dios por el triunfo en Aguascalientes. “La verdad, me emociona demasiado y que todo el pueblo de Panamá y mi familia me apoyan. Eso me motiva aún más”.

En la vida de la atleta, la clave del éxito ha sido siempre estar enfocada en lo que hace. “Si tú tienes una meta, tienes que darlo todo. Saber que todo es sacrificio. Aunque no tengas ganas o tengas cansancio o flojera, debes levantarte y encontrar el ánimo adentro de ti”, aconsejó la taekwondista.

Actualmente reside en España, donde está entrenando a dos tiempos por día. En la mañana es más físico y por la tarde es técnico.

Estar en la división de 57 kg es un beneficio para ella, pues puede darse el lujo de comerse unos chocolates o hasta una pizza a la semana.

“Como cosas saludables, pero no me prohibo de comer cosas que me gustan o quiero, o si un viernes quiero salir con mis amigas”, destacó.

“No es como antes, cuando competía en 49 kg, que tenía que cuidarme un montón el peso. Ahora me mantengo bien, medio kilo, un kilo arriba mientras entreno”.

DIFERENCIA

Carstens acepta que se siente muy cómoda en los 57 kg y que quiere quedarse allí para siempre. “En 49 kg las chicas son más bajitas, en 57 kg hay unas gigantes, altas, largas y fuertes, pero para mí es más cabeza”.

“El taekwondo es cabeza, puedes ser la más rápida y fuerte de todas, pero si no estás bien concentrada, no lo lograrás”, indicó.

“Estoy más cómoda y tranquila, no tengo que estresarme por el pesaje o ir a correr para dar el peso, normalmente estoy bien en el peso siempre”.

Como toda joven, le gusta disfrutar de la vida. “Me gusta disfrutar mucho con mis amigos, mi familia, voy a la iglesia, me gusta cantar, escribir música, pintar, tengo mis artes en la casa. Hace 13 años que toco el piano, es mi pasión, me encantan los animales, montar a caballo”, argumentó.

Durante su estadía en Panamá Carstens solo quiere descansar y no tiene planes específicos, volverá a España el próximo 22 de abril.

Futuro

Primeramente son vacaciones, luego entre 4 y 5 Open nivel G1, luego el Campeonato Panamericano (G2) en Dallas, Estados Unidos. También tiene contemplado viajar a Corea para entrenamientos y finalmente Río 2016.

Es el cuarto cupo que tiene Panamá en las próximas olimpiadas. En atletismo van Alonso Edward (200 metros planos) e Yvette Lewis (100 vallas) y en natación está Edgar Crespo (marca B en 100 metros pecho).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código