ATLETISMO NACIONAL

Coclé, tierra sin hogar

Los jóvenes coclesanos que se interesan por el atletismo dependen del permiso que les conceda un colegio público para poder entrenar.

Según su propia página de internet, Pandeportes “es el máximo organismo del Gobierno encargado de promover, fomentar, dirigir, orientar y coordinar las actividades deportivas aficionadas en todo el territorio nacional (...)”.

En Coclé, sin embargo, la situación es otra, ya que a pesar de que diariamente entrenan decenas de atletas, la provincia no cuenta con una pista del Estado.

Para Emilio Harari, presidente de la liga provincial de atletismo, esta situación es el principal obstáculo que deben enfrentar los jóvenes atletas coclesanos.

Sin un lugar apropiado, según explicó Harari, los deportistas penonomeños deben solicitar permiso al colegio Ángel María Herrera, el que, dependiendo si los entrenamientos no chocan con sus horarios, les prestan sus instalaciones.

“Debido a la función que ejercemos de entrenar muchachos y atletas, hemos logrado que los directores de este colegio nos cedan el área de pista y el gimnasio cuando lo solicitamos”, expresó Harari.

No obstante, debido a que el área pertenece a un colegio y no a una institución deportiva, la pista no está en las mejores condiciones posibles.

Por una parte, la cancha de fútbol, llena de la maleza que crece en los alrededores, no tiene un terreno parejo. La pista, además, no está debidamente trazada, aparte de que no cuenta con los materiales indicados y está llena de hierba.

La fosa de salto, de acuerdo con el propio Harari, es lo “mejorcito” que tiene la pista de la escuela coclesana, a pesar de que está rellena de arena de playa y no de la indicada para el salto.

CON LAS UÑAS

“Aquí se trabaja sin nada”, dijo Harari al ser cuestionado sobre los implementos que se utilizan para el desarrollo del atletismo coclesano. “Trabajamos con lo poco que tenemos”.

La mayoría de los implementos a los que hacía mención el federado estaban rotos u oxidados.

Sobre el mantenimiento del lugar, Harari indicó que como Pandeportes no puede hacerle mejoras a la cancha, ya que no tiene jurisdicción sobre la misma, los propios atletas y federados, junto con Nelson Jaén, único entrenador nombrado por el instituto de deportes en la provincia, trabajan para mejorar algunos aspectos de la pista.

“Nosotros tratamos de pasarle la cuchilla de vez en cuando, especialmente en el área de los 100 metros, que es donde más se utiliza la pista”, afirmó Harari. “Hace tres años que el Ministerio de Obras Públicas nos presto una cuchilla. Esa fue la ultima vez que le pudimos quitar la hierba a la pista”.

El federado señaló que la pista tiene mucho tiempo, y que se la da muy poco mantenimiento.

“Cuando nosotros la remozamos, igual se deteriora muy rápido, ya que queda la tierra misma y no se le echa gravilla con una aplanadora, que sería lo indicado”, manifestó Harari.

DIFÍCIL PARA MOSQUERA

En el último Mundial juvenil de atletismo, desarrollado en Francia, el coclesano Juan Mosquera sorprendió a muchos al obtener el sexto puesto en salto largo.

Pero, el llegar a ese nivel ha significado mucho sacrificio para el joven deportista, quien acepta que las condiciones en las que se ejercita no son las óptimas para su desarrollo integral.

“Hay muchos ejercicios que ni siquiera puedo hacer, y hay otros en los que debo tener mucho cuidado para no lesionarme”, dijo el saltador.

“Si llueve antes de los entrenamientos, la cancha se pone pesada y no podemos trabajar y se pierde esa jornada. No tenemos casi nada en esa pista, y bueno, ni modo”, aseveró el atleta.

El saltador afirmó que sí hay grandes diferencias entre entrenar en una pista de tierra como la del colegio Ángel María Herrera y una que sea de tartán. “Definitivamente que no es lo mismo”.

Mosquera entrena de lunes a sábado en la pista del colegio público con su entrenador Nelson Jaén, contratado por Pandeportes.

Según informó Harari, cada día entrenan aproximadamente 30 atletas, divididos en dos jornadas.

“En la mañana, entrenamos 10, 15 y hasta 20 muchachos. En la tarde vienen los que estaban en la escuela en la mañana”, dijo el federado. “Los sábados vienen los que no han podido venir”.

Harari explicó que hay muchos que asisten de forma intermitente, ya que a veces no cuentan con los recursos económicos para tener presencia habitual. “Hay muchos jóvenes atletas que no asisten por que no tienen ni para venir. Lamentablemente nosotros no contamos con los recursos para ayudarlos de forma continua”, finalizó Harari.

La fosa de salto, lo rescatable

Tanto Emilio Harari como Juan Mosquera coincidieron en que a pesar de sus rudimentarias condiciones, la fosa de salto es lo mejor que tiene la pista del colegio Ángel María Herrera.

“No tiene la arena indicada, sino de la de playa, pero por lo menos el carril de salto tiene gravilla, lo que ayuda un poco”, dijo Mosquera.

Por su parte, Harari expresó que tiene un buen desagüe, aunque como está a la intemperie, siempre que llueve se llena de agua. “Son 16 años de lo mismo”, dijo Harari.

LUIS BURÓN-BARAHONA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Feb 2017

Primer premio

1 6 8 6

DADD

Serie: 3 Folio: 12

2o premio

0734

3er premio

2299

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código