ATLETISMO NACIONAL

Un Colón en el olvido

A pesar de ser una de las provincias que más deportistas ha dado al país, los atletas casi que no tienen dónde entrenar en la ciudad colonense.

En los últimos años, la situación social y económica en Colón ha ido en detrimento. Sus calles, sus parques, sus avenidas y hasta sus casas han sido víctimas de la desidia, tanto pública como privada, que se ha tomado esta provincia.

El aspecto deportivo, en el que Colón se ha consagrado como la provincia mayormente abastecida de grandes atletas, no podía escapar de esta negativa realidad.

Su principal coliseo, el Armando Dely Valdés, está en condiciones vergonzosas, que ante la falta de otros lugares para poder entrenar, es el punto más importante en los trabajos de los deportistas más destacados, como es el caso de Irving Saladino, ganador de la medalla de oro en salto largo en los últimos Juegos Olímpicos.

La fosa de salto, destruida por las constantes inundaciones que se dan en el estadio, ni siquiera ha podido ser utilizada por el primer panameño medallista de oro en una justa olímpica en dos años.

Los corredores, por otra parte, practican en una pista de tartán destrozada por malas decisiones administrativas y por los constantes aluviones en el coliseo.

SIN DESAGÜE

Las dificultades por las que atraviesa el Armando Dely Valdés son producto de un proceso degenerativo que nadie pudo, o quiso, controlar.

Las inundaciones en el coliseo, que se han convertido en el problema más grave del lugar, son también producto de agentes externos.

Según Eynar Pinillo, director regional de Pandeportes en Colón, la situación, si bien siempre fue parte del estado natural del Armando Dely, se intensificó luego que la Zona Libre de Colón construyera un estacionamiento en lo que antes era una pequeña laguna que servía para recibir los pocos desagües del estadio.

“Siempre ha habido inundaciones en Colón, pero en el caso del Armando Dely se complicó más luego que Zona Libre hiciera algunos rellenos y dificultara mucho más la salida del agua”, dijo el funcionario, quien agregó que el relleno se dio para construir unos estacionamientos. “Casi que ni los utilizan”, agregó.

Además, Pinillo aseveró que luego que se hiciera la remodelación al estadio, a finales de 2006, en la que se le colocó la cancha sintética, el Armando Dely Valdés ni siquiera fue debidamente inaugurado, y que la compañía a cargo de los trabajos, Child Safe Products, no ha dado el mantenimiento adecuado. “El contratista vino en ocasiones a darle mantenimiento a la pista, pero desde que yo estoy aquí, hace dos años, no he visto ningún trabajo de esa índole por parte de ellos”.

La Prensa intentó contactar a Manuel Arias, representante de esta empresa, pero no contestó.

Además, el director regional de Pandeportes afirmó que la cancha no tiene un buen drenaje, lo que contribuye aún más al empozamiento en el lugar. La propia grama atestigua de forma cruda esta realidad, al poder ser levantada con facilidad en cualquier área del campo.

NO SE PUEDE SALTAR

Pensar en un campeón olímpico es sinónimo de un duro y completo entrenamiento. En el caso de Irving Saladino, si bien el colonense entrega todo en las prácticas, las condiciones del Armando Dely Valdés no le permiten al saltador poder trabajar de forma íntegra.

Florencio Aguilar, entrenador de Irving Saladino, señaló que desde hace dos años no se ha podido utilizar la fosa de salto de este coliseo. “Cuando entrenamos salto, lo tenemos que hacer en el Rommel Fernández un par de veces a la semana”, dijo Aguilar, quien apuntó que este calendario no es ideal para un atleta de alto nivel.

El entrenador también manifestó que debido a esta situación, hay atletas jóvenes que no pueden ser desarrollados de forma adecuada. “Natalie Aranda es campeona centroamericana cadete en salto largo y en los últimos dos años no hemos podido entrenar cosas técnicas porque no se puede usar la fosa”, dijo Aguilar. “Solo hemos practicado cuatro veces salto en el Rommel”.

Aguilar aseguró que dadas las circunstancias, él, Saladino y los padres de varios atletas jóvenes están intentando obtener los permisos para reparar la fosa por su cuenta.

“Estamos haciendo gestiones a ver si nosotros mismo adecuamos la fosa, ya que hay trabajos técnicos que podríamos hacer sin tener que viajar a la ciudad”, explicó Aguilar. “La fosa ya no tiene arena, solo hierba. También queremos achicarla y hacerle un drenaje”, agregó el entrenador, quien también destacó que necesitan arreglar el depósito y comprar máquinas de pesas. “Ya tenemos el dinero para hacer todas estas mejoras, solo necesitamos el permiso”.

Aguilar también hizo mención de la pobre condición del tartán de la pista, en el que los corredores deben tener mucho cuidado para evitar caer en las partes donde no hay este material, el que se ha deteriorado producto de las constantes inundaciones.

Pinillo señaló que esta situación se complicó ya que cuando se implementó la cancha sintética en el coliseo, los equipos pesados simplemente pasaron por encima del tartán, sin ninguna medida de precaución, lo que poco a poco fue dañando este costoso material.

“Los desniveles pueden causar una lesión muy fácil”, dijo Aguilar.

BUSCANDO SOLUCIONES

Para Pinillo, el principal tema a resolver en el Armando Dely Valdés son las inundaciones, no solo en el estadio, sino también en sus alrededores.

“Tuvimos una reunión con Rubén Cárdenas (director de Pandeportes), con el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y con la Zona Libre para hacer trabajos en la zona. El MOP va a poner una bomba para ayudar a que no se inunde el área, no solo adentro del estadio”, señaló Pinillo, quien agregó que la Zona Libre efectuará la compra de dicha bomba cuando reciba los estudios del MOP.

Cárdenas, por su parte, señaló que efectivamente el MOP se comprometió a realizar los estudios pertinentes, pero que debido al derrumbe que se dio en diciembre de 2009 en el puente Centenario, los esfuerzos de este ministerio se enfocaron en dicho desastre. Para Aguilar, la solución debe ser aún más profunda, producto de la demostrada calidad de atletas que proporciona la provincia, lo que se ha intensificado todavía más gracias a la hazaña de Irving Saladino. “Las autoridades en Colón siempre están esperanzados que la capital haga todo. Con una entidad como la Zona Libre y con los puertos, que generan millones, deberíamos tener una ciudad deportiva”, expuso Aguilar. “Para construir ahora una ciudad deportiva aquí deben desmantelar todo esto, y cuando lo hagan, dónde vamos a entrenar nosotros”.

“Colón es cuna de campeones. Aquí solo hay dos entrenadores nombrados para toda una provincia”, dijo el técnico, quien aseguró que este problema es en todo el país. “El deporte en Colón está abandonado en un cien por ciento”, finalizó Aguilar.

Más noticias de Deportes

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

30 Abr 2017

Primer premio

1 8 9 3

CDDA

Serie: 12 Folio: 10

2o premio

3959

3er premio

0376

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código