Cuestión de disciplina

Con apenas siete años, Julio Pasquel ya sueña con poder representar a Panamá en un Mundial y hasta ir a unos Juegos Olímpicos.

Los niños escuchan atentos. El entrenador Martín Peterson dicta las normas y sus estudiantes, ninguno mayor de 10 años, las siguen al pie de la letra.

Entre ellos está Julio Pasquel, de siete años, quien consiguió medalla de oro en el Abierto Yin Yan de Taekwondo, celebrado en Costa Rica en pasadas semanas, y que de la mano del propio Peterson pudo dominar su categoría infantil.

“Quiero llegar a ser cinturón negro y cuarto dan. También me gustaría mucho llegar a unos Juegos Olímpicos y representar a Panamá”, confiesa Julio, mientras se ajusta su vestimenta.

Siendo una de las principales promesas infantiles de esta disciplina en el país, Julio es la Estrellita Deportiva de la Semana de La Prensa.

APLICADO DE LLENO

El padre de Julio, quien le heredó su nombre, señala que desde que su hijo tenía tres años, él junto a la madre del pequeño atleta, Gykza Rubio, le comenzaron a buscar un deporte que practicar ante el temperamento inquieto que mostraba.

“Fuimos a fútbol y a béisbol, pero como apenas tenía tres años no lo aceptaron”, comenta Julio padre. “Alguien nos habló de la academia Taek Won Do Training Center, lo trajimos y lo aceptaron”.

A partir de entonces, ambos padres confirman que la inquietud característica en los primeros años de Julio se ha transformado en todo lo contrario. “Al comienzo sí le costó un poco acostumbrarse, en las primeras cuatro o cinco clases todavía no acataba todas las reglas. Pero ya para la sexta clase quería que le compráramos su uniforme”, afirma Gyzka.

Incluso, la madre indica que cuando Julio falla en algunas de sus asignaciones hogareñas, lo amenazan con llamar a Martín Peterson y delatarlo. “A veces no quiere hacer la tarea, o no quiere ir a la escuela, y le decimos que vamos a llamar a su entrenador para que sepa, y enseguida hace lo que tiene que hacer”.

Y es que la disciplina se ha convertido en parte del diario vivir, no solo de Julio sino del resto de los pequeños que allí entrenan. “El entrenador siempre les pregunta a los padres y a los propios niños si están portándose bien y cumpliendo con sus obligaciones”, añade Gyzka.

“Ver a mi hijo practicar taekwondo me parece increíble y me llena de orgullo”, comparte la madre. “Me sorprende que un niño de apenas siete años ya tenga la serenidad y la fortaleza que él tiene. Sé que va a llegar lejos”. Su padre también se llena de emoción al relatar las cualidades de su pequeño atleta. “Él es mi orgullo. Yo veo en él lo que yo apenas pude soñar”, dice Julio padre, quien confiesa que tuvo aspiraciones en el fútbol, pero una lesión en la rodilla le puso fin a su carrera.

ESTUDIANTE EJEMPLAR

Con antecedentes positivos en las competiciones nacionales, y con la presea dorada en su primera presentación en el exterior, Julio es uno de los estudiantes más aplicados en la academia.

“Él es una promesa deportiva”, señala Martín Peterson. “Es un futuro atleta competitivo y que le puede dar logros a Panamá en esta disciplina”, añade el entrenador, quien apunta que el próximo 5 de mayo Julio tendrá una nueva prueba en el internacional que se desarrolle en Boquete, Chiriquí.

“Julio es un niño muy maduro para la edad que tiene. Además, es muy técnico y muy disciplinado”, explica Peterson. “Él siempre llega a la academia con las asignaciones que le hemos dejado hechas. Es muy organizado y respetuoso”.

Peterson cuenta que los entrenamientos usualmente comienzan con juegos y ejercicios de flexibilidad, para luego aplicar los aspectos técnicos. “Él es muy destacado en lo que hace”.

Peterson, quien comparte las enseñanzas con Alexandra Pérez y Amerh Medina, indica que Julio tiene el potencial necesario para representar a Panamá en algún Mundial, e incluso, en algunos Juegos Olímpicos.

HACIA EL FUTURO

Estudiante en el segundo grado del Instituto Atenea, Julio llega a su casa, ubicada en Albrook, un poco después del mediodía.

Después de hacer algunos deberes, Julio se cambia y va a lo que le gusta: el taekwondo.

“Yo llego a la casa, como, hago mis deberes, me visto y me vengo a entrenar”, cuenta Julio. “Me gustan muchos mis entrenamientos”.

Y es que, además de ser una de las promesas de la academia, Julio asiste porque enfrente tiene a uno de sus ídolos. “Yo admiro a Martín Peterson, porque fue un deportista de serie mundial en sus tiempos”.

Julio, a quien le gusta comer filete e ir a Disney, también explica que su movimiento favorito es la patada dollyeo chagi. “Es un giro como si golpearas con la pierna izquierda, pero en realidad lo haces con la derecha”.

Busque más información en www.prensa.com.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código