Dely, el hombre de leña y fuego

La eliminación de la selección de Colombia para la Copa del Mundo de 2010 no fue casual.

Comenzó la eliminatoria con dos empates y una victoria, y durante el resto del torneo jugó con la calculadora en la mano.

En septiembre de 2009, la situación se complicó con una derrota ante Uruguay. “Salimos a buscar un partido y un resultado, y lastimosamente nos vamos sin nada. No vamos a perder la esperanza jamas”, dijo entonces el técnico Eduardo Lara. Estaba afligido, y siempre respondió con un argumento conciliador a las preguntas de los medios. Sabía que la situación no estaba para altanerías.

Cuatro años después, Panamá vive una realidad parecida. Los últimos resultados no fueron favorables, y el próximo partido definirá muchas cosas. Pero, a diferencia de Lara, Julio César Dely Valdés tiró al retrete cualquier oportunidad de enfilar las aspiraciones de jugadores, medios y la afición por un mismo camino.

Con las declaraciones de los jugadores por los abucheos tras el empate ante Jamaica, los sentimientos estaban a flor de piel. El empate en Honduras revivió las esperanzas de los aficionados, tradicionalmente alimentados por los resultados. Sin embargo, Dely Valdés trajo de Tegucigalpa dos maletas con leña y varias cajas de fósforos. Dijo que se había dado cuenta de que se sabía poco de fútbol y que Panamá fue mucho mejor en el empate ante Jamaica, sotanero de la hexagonal. También dijo que antes de hacerse cargo de la selección hubiese firmado la situación que tiene Panamá hoy, en la que tiene que ganarle a México en el estadio Azteca, y a Estados Unidos en el Rommel Fernández.

En su siguiente partido, Colombia perdió ante Chile, y quedó más afuera que adentro del Mundial, así que la federación de ese país destituyó a Lara, quien siguió con el discurso pacífico. “Todo lo que haya pasado es solamente culpa mía, de nadie más”, dijo Lara antes de ser despedido.

Panamá tiene un panorama difícil por delante, pero el equipo ha mostrado buen nivel (por momentos) y la clasificación al primer Mundial todavía es posible. Ojalá que, de suceder, Dely Valdés no tome el ejemplo del ídolo argentino Diego Armando Maradona, quien tras clasificar a su selección al Mundial de 2010 les mandó un recado a los periodistas que lo criticaron: “que la chupen... que la sigan chupando”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código