Dentro del tinglado

Nombres como Larry Rozadilla, Arthur Mercante y Ruddy Battle, motivaron a Gustavo Padilla a convertirse en uno de los mejores árbitros del pugilismo internacional. Su meta es conservar una identidad propia y que todo el mundo recuerde el trabajo que realizó en beneficio de este deporte.

¿Qué te motivó a entrar como árbitro de boxeo?

Mi pasión por el boxeo comenzó desde la pelea de Ali-Foreman en 1974 en Kinshasa. Recuerdo que vivía en Changuinola y para esos tiempos fueron un acontecimiento las transmisiones de boxeo en vivo, y no tienes idea la emoción cuando se iba desarrollando la pelea: Alí desgastado a un Foreman para darle un nocaut inteligente. Me gustaba el boxeo, pero no para practicarlo, entonces, me dije, para estar adentro puedo ser árbitro o juez.

¿Cuántos años tienes como árbitro?

Comencé en el boxeo aficionado como árbitro-juez en el año 1981. Para esos tiempos no había seminario alguno y el presidente del Colegio de Oficiales de Boxeo Aficionado de Panamá era el colega Julio César Alvarado, y me dijo que fuera a practicar anotación.El que me ayudó en mis inicios como árbitro fue Constantino Díaz, y así fueron religiosamente mis prácticas por seis meses hasta mi debut en Chepo y pasaron ocho años, hasta que el 7 de octubre de 1989 debuté como árbitro profesional en la pelea entre Orlando Soto y Héctor Durango. Gracias a Dios voy a cumplir 23 años en el profesional y realicé 8 en el aficionado; en total tengo 31 años en el boxeo.

¿Alguien fue tu inspiración para ser árbitro?

En especial nadie ha sido mi inspiración. Desde mis inicios tuve buenos instructores como Isaac Herrera (q.e.p.d) en el año 1989, el cual me tuvo bajo su batuta por 6 meses antes de dar mi salto al profesionalismo.Yo le dije un día a Isaac que yo quería ser yo mismo, sin imitar a ningún árbitro.Me han gustado ciertos estilos como el de mi entrañable amigo Larry Rozadilla (q.e.p.d) por su seriedad; Ruddy Battle, por su estilo fino de separar los boxeadores y por Arthur Mercante, por su estilo fuerte.

¿Cómo ha sido tu desarrollo en esta profesión?

En lo particular siempre ha sido en ascenso, ya que en esta disciplina siempre se debe capacitar y aprender, de lo contrario, jamás ningún comisionado te tendrá en cuenta para ninguna pelea estelar de cualquier cartilla; esa es la aspiración de todo buen árbitro.Si uno no crece jamás será recomendado ante ningún organismo mundial para una pelea de título del mundo. La meta es trabajar en una pelea de campeonato.

¿Cómo has dividido tu vida profesional (abogado) con la de árbitro internacional?

Creo que es la mejor combinación que existe, porque una se acomoda a la otra; jamás las verás en conflicto, cuando me llega una designación de la Asociación Mundial de Boxeo, que es el único ente mundial del cual soy miembro desde 1991, simplemente me acomodo a la situación o delego en otros colegas cualquier situación jurídica a realizar.Pero menos dejar de pasar esa designación y privarme de conocer lugares, personas y personalidades alrededor de la Tierra, salvo que por cuestiones familiares o salud no pueda asistir. Esa es mi satisfacción y no el monetario.

¿Cuál ha sido la pelea más difícil que te ha tocado trabajar?

Ninguna pelea, ya sea local o de campeonato mundial, es difícil si el árbitro o juez tiene capacidad, es justo y es honesto. No es difícil si el árbitro aplica el reglamento correctamente; no es difícil si el juez anota lo que sucede en el asalto.

¿Y bajo presión, trabajar bajo presión?

Como juez en la pelea de Raúl Horacio Balbi y Julien Lorcy el 8 de octubre de 2001 en París, Francia; el apoderado de Lorcy, el francés Michel Acaries, cuando hacía mi anotación me decía en la parte de atrás: ´Gustavo, ¿qué estás anotando?´ y el apoderado de Balbi, Osvaldo Rivero, estando de segunda arriba del ´ring´ me gritaba: ´Gustavo, te estoy viendo´. Al final de mi puntuación vi ganar a Balbi y así uno se da a respetar. Allí sentí presión

¿Cómo entraste en la AMB?

Tuve el privilegio de que el doctor Elías Córdova Jr. (q.e.p.d), en su condición de expresidente de la AMB, me recomendara con Gilberto Mendoza en una de sus visitas a Panamá.

Ahora de lleno con la AMB, ¿cómo es el ambiente en ese organismo?

Lo defino así: una familia en la cual todos tienen sus funciones. Aquí unos ayudamos a otros sin importar cuál es su posición. La dirección que ha dado Gilberto Mendoza es excelente y lo considero una persona extraordinaria.

¿Ya tienes 67 peleas de campeonato, tu meta es llegar a 100?

Por supuesto que sí, siempre y cuando Dios y la AMB me lo permitan, porque la edad avanza. Lo importante es adaptarse a otra posición, ya que llegará un momento en que no podrás ser árbitro, pero sí juez; pero sobre todo hay que ser capaz de aceptar la palabra jubilación.

¿Cuéntame una anécdota que recuerdes de los muchos viajes que has realizado?

Fue en la pelea del 3 de diciembre de 2004 en Kutai, Indonesia, entre Chris John y José Rojas. Todos los oficiales habíamos llegado el 1 de diciembre a Jakarta, y ese mismo día se estrelló un avión de la misma línea y ruta que al día siguiente íbamos a ir todos los oficiales.

Gran susto, ¿cierto?

Sí. Me di cuenta en el aeropuerto cuando vi el periódico y todos quedamos asustados, yo solo dije: ´Gracias, Papa Dios, que hoy tuve a un día de verte´, y lo peor, a las dos semanas de estar en Panamá sobrevino el ´tsunami´ en el mismo lugar de nuestro hotel, esta es mi gran anécdota.

¿Qué pasa con el boxeo panameño, estamos en crisis como se dice?

Para empezar te diría que el boxeo panameño no está en crisis como algunos quieren alegar porque no conseguimos el tan ansiado campeón número 30. Lo que tenemos que hacer para llegar a ese campeón y aumentar el número es inversión en el personal humano del boxeo.

¿Qué quieres decir?

Tenemos quitar de la mente la palabra empírico. Debemos empezar por los verdaderos hacedores de campeones como son los entrenadores, son ellos el factor primario; los debemos actualizar con la metodología de entrenamiento y nutrición.El factor secundario son nuestros boxeadores, que es una verdad de a puño que no todos llegan a campeones mundiales, entonces le debemos proveer una profesión alterna y no verlos como meros productos de comercio. Tenemos que instruirlos igualmente en las ramas psicológica y económica para que puedan ser hombres de bien. También se debe invertir en los árbitros y jueces, ya que nosotros siempre estamos actualizándonos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código