EL DIESTRO ESTÁ OPTIMISTA CON LOS NACIONALES

Espino dejó buenas señales

El derecho de 27 años de edad dividió 2014 entre las filiales AA y AAA de los Nacionales de Washington.
Paolo Espino (izq.) se prepara en un campo de Cerro Viento junto al prospecto Enrique Burgos hijo. Paolo Espino (izq.) se prepara en un campo de Cerro Viento junto al prospecto Enrique Burgos hijo.
Paolo Espino (izq.) se prepara en un campo de Cerro Viento junto al prospecto Enrique Burgos hijo.

El lanzador Paolo Espino está optimista sobre el futuro de su carrera en el béisbol de las Grandes Ligas con los Nacionales de Washington, equipo que el año pasado le abrió la puerta para relanzar su carrera profesional tras jugar siete temporadas en el sistema de ligas menores con los Indios de Cleveland.

Con ese objetivo en mente, Espino, desde su regreso a Panamá hace tres semanas, se ha metido de lleno en su preparación con miras al entrenamiento de primavera, donde pretende llamar la atención para pelear por un puesto en el equipo grande de los Nacionales.

Buenas señales

Ciertamente, el derecho capitalino envió buenas señales esta temporada en las ligas menores, donde dejó altas expectativas por su experiencia y sobre todo el buen desempeño que tuvo en el montículo, de acuerdo a un reporte de los jefes de desarrollo de ligas menores de los Nacionales.

El derecho de 27 años de edad dividió 2014 entre las filiales AA y AAA de los Nacionales de Washington, ganando seis juegos en 25 presentaciones en el montículo, 17 de ellas en rol de abridor.

Abanicó a 116 en 119 episodios y registró 3.84 de efectividad.

Y una de las cosas más importante que logró este año, reconoce Espino, “es que tuve un año saludable y con mucho episodios trabajados”.

“Todo fue bastante bueno y productivo esta temporada con los Nacionales, una organización que me abrió la puerta para mantener firmes mis esperanzas de subir a las Grandes Ligas. Estoy mentalizado de que el año que viene llego a las mayores y voy a trabajar al cien por ciento para conseguirlo”, dijo Espino, mientras realizaba una sesión de entrenamiento en un campo de juego de Cerro Viento.

Espino trabaja diariamente junto al prospecto Enrique Burgos hijo, a quien los Diamondbacks de Arizona le ven un futuro prometedor.

Los años no han pasado en vano para este tirador capitalino que se siente más maduro como pelotero y está mentalizado en que 2015 será un año clave para él.

“Claro que si yo estoy mentalizado de que este año llego a Grandes Ligas. Estoy con ese deseo y ya llevo varios años jugando béisbol profesional y me estoy preparando dando el cien por ciento de mí y ojalá Dios quiera el año que viene se dé la oportunidad”, sostuvo.

“Yo siento que es bastante positivo mi futuro con los Nacionales. Ellos me dieron la oportunidad este año y me fue bastante bien en la temporada. Esperamos que las cosas sigan un buen camino y por mi parte lo que queda es hacer el trabajo que ellos esperan de mí para ver si sale una oportunidad de subir a Grandes Ligas el año que viene”, puntualizó.

Terminó la campaña en AAA en ligas menores con el equipo Syracuse, donde su trabajo pese a que nada más tuvo una salida recibió buenos comentarios por parte del instructor lanzadores y el mánager del equipo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código