REALIDAD NACIONAL

Falencias en la natación

Una encuesta efectuada por ´La Prensa´ arrojó que uno de cada tres panameños no sabe nadar, lo que contrasta con la geografía istmeña.

ESCASEZ. En la ciudad capital, la que tiene casi 900 mil habitantes según el censo de 2010, apenas hay 13 piscinas abiertas al público. LA PRENSA/Archivo ESCASEZ. En la ciudad capital, la que tiene casi 900 mil habitantes según el censo de 2010, apenas hay 13 piscinas abiertas al público. LA PRENSA/Archivo
ESCASEZ. En la ciudad capital, la que tiene casi 900 mil habitantes según el censo de 2010, apenas hay 13 piscinas abiertas al público. LA PRENSA/Archivo

A pesar de que Panamá está cubierta por agua, al norte por el mar Caribe, y al sur por el océano Pacífico, uno de cada tres panameños no sabe nadar.

De acuerdo a un sondeo realizado por este diario, por encuesta personal y digital, el 35% de los encuestados afirmó no tener nociones básicas para poder desplazarse en el agua.

Además, el muestreo efectuado por La Prensa en un área de gran tránsito arrojó que de los que no saben nadar, el 63% son mujeres.

Para Francisco De Hoyos, instructor de natación en la piscina Adán Gordón, este fenómeno se debe a una falta de integración de la natación como una disciplina necesaria en el desarrollo de las personas. “Muchos jóvenes acuden primero al fútbol y al béisbol, y cuando ya son adultos, que es cuando se presentan las enfermedades producto de la edad, es que se deciden a nadar, por salud”, dijo De Hoyos. “Una de las principales fallas que produce esto es que en las escuelas públicas no se da natación”.

Para Carlos Castillo, presidente de la Federación Panameña de Natación (FPN), la falta de la natación en el currículum de los colegios públicos ha sido clave en el desconocimiento general de este deporte. “El Ministerio de Educación eliminó la natación en las escuelas primarias públicas. Este deporte no se ve como algo necesario aquí en Panamá”, destacó el dirigente deportivo. “Hay países en los que la natación es algo obligatorio por motivos de salud y de seguridad”.

FALTAN PISCINAS

Según Castillo, otro de los factores que agrava aún más la situación es que tampoco existe una cantidad de piscinas públicas cónsona con la población metropolitana.

Y es que en la capital panameña, apenas hay 13 piscinas que son abiertas al público: Seis del municipio, tres de Pandeportes, y cuatro administradas por otros entes (ver tabla). El requisito para poder ingresar en todas es llevar un certificado de buena salud y una foto carné. En las que no son administradas por los estamentos estatales, también se pide una colaboración que oscila entre los 2 y 3 dólares.

Si tomamos en cuenta la población de la ciudad capital, la que según el censo de 2010 es de 880 mil 691 personas, cada alberca está dirigida para 67 mil 745 individuos.

“Hay muy pocas piscinas no solo en la ciudad, sino en el país, además de que también hay muchas que han sido abandonadas”, afirmó Castillo.

Por su parte, De Hoyos también coincidió con Castillo sobre la falta de mantenimiento propicio en término de estructuras acuáticas en el país. “Faltan piscinas en Panamá, y las que están, necesitan ser remodeladas”.

El instructor también manifestó que la edad propicia para aprender a nadar está entre los siete y ocho años. “A esa edad ya tienen bastante coordinación como para aprender a nadar, pero también es importante que tengan contacto con el agua desde temprano, quizás desde los tres o cuatro años”.

DESINTERÉS PÚBLICO

Si bien tanto De Hoyos como Castillo concordaron en la falta de la natación en la educación escolar primaria en Panamá, Rubén Cárdenas, director general de Pandeportes, expresó que también hay una desidia por parte de las personas no solo por esta disciplina, sino por el deporte en general.

“Hay una baja muy significante en la cantidad de personas que participan en actividades deportivas masivas en general”, dijo el mandamás del deporte nacional. “Uno va a los campos deportivos, y uno no ve la cantidad de personas que antes había”.

Además, Cárdenas indicó que esto puede ser producto de otros focos de entretenimiento. “Ahora hay otras cosas, y la gente no hace deportes. Los padres prefieren tener a sus hijos adentro de las cuatro paredes de su casa”, añadió el funcionario, recordando también que esto se da producto de la inseguridad que hay en las calles.

“En el programa de Verano Feliz se inscriben muchos niños, pero pocos asisten realmente a los eventos”, dijo Cárdenas.

De Hoyos apoyó esta teoría, y señaló que los instructores están todo el año en las piscinas para enseñar a nadar, pero son pocas las personas que asisten a la piscina para recibir estos conocimientos.

Cárdenas también apuntó hacia el plan educativo del Ministerio de Educación. “Hay una merma en las competencias intramuros (dentro de los colegios). En el ministerio no hay una política deportiva, al punto que ni siquiera hay una dirección de educación física, siendo esta la única forma de asegurarnos un lugar en estas directrices”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código