La Iaaf da su aval a varias marcas mundiales

La Federación Internacional de Atletismo (Iaaf por sus siglas en inglés) comunicó ayer la ratificación oficial de los récords mundiales establecidos durante el año 2011, entre los que figuran las dos plusmarcas logradas por el fondista keniano Moses Cheruiyot en los 25 y 30 kilómetros.

Cheruiyot pulverizó dos plusmarcas con 30 años de vida. En la carrera de 25 kilómetros, disputada el pasado 3 de junio en Eugene (EU), el atleta keniano detuvo el crono en 1.12:25.4 hora, que dejó obsoleto el registro de 1.13:55.8 establecido por el japonés Toshihiko Seko el 22 de marzo de 1981.

También en Eugene, Cheruiyot acabó con el mejor registro mundial en los 30 kilómetros, esta distancia como los 25 kilómetros excluida del programa olímpico de atletismo, que estaba en poder del japonés Seko desde 1981.

En pista cubierta, los saltos del triplista francés Teddy Tamgho fueron igualmente ratificados por la Iaaf. Tamgho saltó 17.91 metros el pasado 20 de febrero en Aubiere (Francia), que mejoraba en un centímetro su anterior plusmarca mundial obtenida en 2010.

El 6 de marzo y en París, el saltador francés mejoró en un centímetro la plusmarca (17.92 metros), que igualó en un salto posterior en esa misma jornada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código