PARTIDO DE IDA DE LAS SEMIFINALES DE LA LIGA DE CAMPEONES

Masacre en Múnich

El Bayern Múnich goléo ayer al Barcelona 4-0, resultado que lo acerca a la gran final de la Champions el próximo 25 de mayo en Londres.
FIGURA. El alemán Thomas Müller, del Bayern Múnich, celebra uno de los dos goles que le anotó ayer al Barcelona. AFP/Odd Andersen FIGURA. El alemán Thomas Müller, del Bayern Múnich, celebra uno de los dos goles que le anotó ayer al Barcelona. AFP/Odd Andersen
FIGURA. El alemán Thomas Müller, del Bayern Múnich, celebra uno de los dos goles que le anotó ayer al Barcelona. AFP/Odd Andersen

Las caras de los jugadores del Barcelona en su camino al autobús que debía llevarles al aeropuerto de Múnich dejaron ayer traslucir el ambiente de tristeza que se vivió en el vestuario del Allianz Arena después de perder 4-0 ante el Bayern en las semifinales de la Liga de Campeones europea de fútbol.

Pocos fueron los que hablaron con la prensa en los sótanos del estadio muniqués, pero no hacían falta sus palabras para entender que el gran Barcelona de los 14 títulos, el equipo que dominó Europa y maravilló al mundo en los últimos años con un juego de ensueño, acababa de vivir su noche más triste.

Bayern infligió ayer al Barcelona una de las peores derrotas de su historia.

Thomas Müller por dos veces, Mario Gómez y Arjen Robben marcaron los goles de los locales, que obligan al Barcelona a prácticamente un milagro para remontar el 1 de mayo en el Camp Nou.

El Bayern devolvió a su rival el 4-0 que le endosó en 2009 en la ida de los cuartos de final de la Champions y presentó su candidatura a suceder al Barça como dominador del fútbol europeo en los próximos años.

Xavi Hernández había insistido el lunes en que la clave del partido estaría en la capacidad de ambos equipos para imponer su personalidad en el campo.

El cerebro azulgrana habló incluso de “dormir” la pelota, tenerla el mayor tiempo posible, desesperar al Bayern y aguijonearle cuando llegara el momento.

El Barcelona nunca se sintió cómodo con el balón. Impreciso y lento en la circulación, el centro del campo visitante sufrió acosado por un Javi Martínez hipermotivado.

Messi fue una sombra. Perseguido por Dante, bloqueado por un impecable Schweinsteiger y probablemente ofuscado por la inseguridad física -ayer mismo recibió el alta médica después de 21 días de problemas físicos-. El 10 azulgrana revivió la pesadilla de los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010, donde cinco de los titulares de este Bayern lo golearon también por 4-0 vistiendo la camiseta de Alemania.

LAS CUATRO BOFETADAS

El electrizante ambiente de las gradas tuvo su correlato sobre el césped apenas dos minutos después del inicio del partido, cuando Víctor Valdés tuvo que detener un disparo cruzado del holandés Arjen Robben.

Müller adelantó a los locales a los 25 minutos aprovechando una de las fortalezas del Bayern, el juego aéreo. Robben centró desde la derecha, Dante cabeceó en el segundo poste y el 25 bávaro remachó en el otro lado de la portería.

El Barça no reaccionó. Un centro cruzado de Pedro al que a punto estuvo de llegar Messi fue lo más cerca que estuvo del gol .

El guión no cambió un ápice en la segunda. Al Bayern le costó apenas cuatro minutos del complemento para ampliar su ventaja. Otra vez un centro, otra vez la cabeza de Müller y esta vez Gómez en el área pequeña para culminar la jugada con el pie.

El Allianz Arena vibraba. El Barcelona estaba K.O. .

El Bayern estaba comiéndose al rival en uno de esos partidos que tienen consecuencias, que marcan un antes y un después.

Era como si el equipo alemán no quisiera esperar la llegada a su banquillo de Josep Guardiola, el ideólogo del gran Barça de los 14 títulos, para destronar a los españoles.

El 3-0 de Robben en el 73 no hizo sino confirmar esa sensación. Y el 4-0 de Müller en el 82 fue el éxtasis local. El Barcelona no sólo sucumbía en Múnich, sino que era humillado en Europa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código