Carrera Nacional sobre Sillas de Ruedas 2017

Misión cumplida

La nueva versión se desarrolló bajo una pertinaz llovizna. Al final de la competencia se anunció que la próxima será en Veraguas (2018).

Temas:

Aristides Guevara, de Panamá Centro, ocupó la segunda posición en la categoría amputados.LA Aristides Guevara, de Panamá Centro, ocupó la segunda posición en la categoría amputados.LA

Aristides Guevara, de Panamá Centro, ocupó la segunda posición en la categoría amputados.LA Foto por: Ana Rentería

Sisi Castrellón, de Bocas del Toro, fue una de las participantes de la competencia que se desarrolló ayer en Colón.LA Sisi Castrellón, de Bocas del Toro, fue una de las participantes de la competencia que se desarrolló ayer en Colón.LA

Sisi Castrellón, de Bocas del Toro, fue una de las participantes de la competencia que se desarrolló ayer en Colón.LA Foto por: Ana Rentería

Félix Ríos (foto) y Julio Murillo ocuparon los primeros lugares del evento. También destacó en este grupo Nilo López.LA Félix Ríos (foto) y Julio Murillo ocuparon los primeros lugares del evento. También destacó en este grupo Nilo López.LA

Félix Ríos (foto) y Julio Murillo ocuparon los primeros lugares del evento. También destacó en este grupo Nilo López.LA Foto por: Ana Rentería

El olímpico Irving Saladino comparte con Juan Degracia, de Bocas del Toro, y Josué Castillo, de Chiriquí, después de la carrera. El olímpico Irving Saladino comparte con Juan Degracia, de Bocas del Toro, y Josué Castillo, de Chiriquí, después de la carrera.

El olímpico Irving Saladino comparte con Juan Degracia, de Bocas del Toro, y Josué Castillo, de Chiriquí, después de la carrera.

Alberto Salcedo, Karina Moncada, María Quintero, Uriant Sánchez y Juan Carlos Guzmán completaron el trayecto. Alberto Salcedo, Karina Moncada, María Quintero, Uriant Sánchez y Juan Carlos Guzmán completaron el trayecto.

Alberto Salcedo, Karina Moncada, María Quintero, Uriant Sánchez y Juan Carlos Guzmán completaron el trayecto. Foto por: Ana Rentería

Iveth Valdés y Eduardo Gutiérrez estuvieron presentes ayer en la carrera que se realizó en Colón.LA Iveth Valdés y Eduardo Gutiérrez estuvieron presentes ayer en la carrera que se realizó en Colón.LA

Iveth Valdés y Eduardo Gutiérrez estuvieron presentes ayer en la carrera que se realizó en Colón.LA Foto por: Ana Rentería

La misión de la patrulla panameña era entrar a un campamento de la guerrilla localizado a unos kilómetros de la frontera con Colombia, muy cerca de la playa Isaías, en Darién. Allí, Aristides Guevara perdió la pierna izquierda, allí también comenzó su nueva vida.

El cabo segundo se encontraba en un terreno húmedo, había llovido en la noche, por lo que cada pisada era un reto, cada pisada podría estallar.

Ellos sabían que los guerrilleros podrían haber minado el perímetro de su campamento.

“Solo escuché la explosión, por minutos no sentí dolor, eso llegó después, justo cuando me enteré de que estaba herido de gravedad y que mi pierna derecha también tenía lesiones y sangraba”, recuerda el agente de las fuerzas especiales del Servicio Nacional de Frontera (Senafront).

La tragedia se produjo el 24 de junio de 2010, cuando cumplía su sexto día de patrullaje.

“Mis compañeros me estabilizaron, primero me hicieron un torniquete y en una camilla improvisada me trasladaron hasta la playa, donde un helicóptero me transportó hasta el hospital de la comunidad de Jaqué y luego salí para la capital”, explicó.

Estuvo dos meses hospitalizado.

Su entrega en el trabajo le valió para que el presidente de ese entonces, Ricardo Martinelli, le otorgara la medalla Belisario Porras, una distinción que se da por actos heroicos.

Ese mismo día, pero en la tarde, uno de sus compañeros, Alexander Pérez, corrió con la misma suerte. Pisó una mina y perdió la pierna derecha. “La patrulla panameña tuvo que esperar a unos expertos en explosivos, así se tomaron el lugar”, recuerda.

El patrullaje consiste en misiones que se le asignan a un grupo de fuerzas especiales para intentar frenar, descubrir y a veces neutralizar a un grupo contrario.

“Claro que tuvimos que utilizar nuestras armas. La frontera con Colombia tiene sus peligros y por eso hay que prepararse para hacerle frente a cualquier situación”, explicó.

“Así era mi trabajo, en lugares que no aparecen ni en los mapas, pero había que cumplir para el bienestar de nuestra patria”, detalla Guevara, ahora de 35 años.

El hombre que habitualmente usaba una AK 47 y estaba vestido prácticamente para la guerra participó ayer en la XIV Carrera Sobre Sillas de Ruedas en Colón.

Misión cumplida Expandir Imagen
Misión cumplida

Ocupó el segundo lugar en uno de sus pasatiempos preferidos, el deporte.

Guevara sigue en Senafront, pero en las oficinas de Corozal, muy lejos de la frontera colombiana, del lado del océano Pacífico, donde era habitual que tuviera en sus implementos dos granadas, una pistola 9 milímetros y una mochila con comida seca.

Su inclusión en el campo laboral cambió radicalmente, ahora lleva las estadísticas de la cantidad de indocumentados que entran al país por el área fronteriza, armas incautadas y drogas. Su nueva misión es igual de importante.

Vive en Arraiján, de donde se traslada a su puesto de trabajo en su vehículo, además puede caminar con la ayuda de una prótesis y ahora que tiene más tiempo quiso probar suerte en las carreras de sillas de ruedas.

Así conoció a un grupo de atletas denominados Corredores de Acero, ellos le abrieron las puertas.

El subteniente participó el año pasado en el mismo evento y quedó en la cuarta posición en la categoría de amputados.

Guevara ingresó al Senafront en 2004, una carrera que exigía mucho sacrificio físico a él y privaciones para sus familiares. “Tiene que gustarte, no es fácil estar en la montaña lejos de casa, bajo lluvia, mosquitos y mucho frío, no es tarea fácil”, agregó.

El subteniente llegó ayer en la segunda posición de la categoría de amputados de 5 kilómetros. En la meta sus compañeros lo esperaban ondeando su bandera. “Estoy feliz de cruzar la meta”, dijo Guevara, que había sido superado por Luis Espinosa.

En la competencia participaron 120 atletas de todo el país. La meta estaba ubicada en calle 16, había música y personalidades deportivas y gubernamentales. Una de ellas era el único campeón olímpico de Panamá, el saltador colonense Irving Saladino, quien a los participantes les entregaba un trofeo como muestra del deber cumplido.

Los primeros en llegar fueron Luis Espinosa, de Panamá Centro, con tiempo de 21 minutos y 41 segundos en la rama masculina y Desireé Aguilar, de Panamá Oeste, con 30.36m en la femenina.

Espinosa resaltó que fue una difícil competencia por lo empinado del recorrido, pero pudo administrarse y mantener la ventaja que sacó en mitad de la prueba.

“Más que el triunfo es demostrar e invitar a otras personas con discapacidad a que se integren a este tipo de actividades para compartir y dejar claro que no hay limitaciones que detengan las cosas cuando hay interés de superarlas”, agregó.

Aguilar, por su parte, indicó que fue muy emocionante volver a competir, después de algunos años de estar separada de las actividades deportivas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código