la revolución del fisiculturismo

Músculo, sudor y moda

Mil 500 dólares y cuatro meses de preparación es lo que se requiere en promedio para que un atleta se ponga en forma para una competencia.
Ariadna González aparece en plena faena para tonificar los músculos de sus brazos para mantener su figura. LA PRENSA/Humberto Rueda. Ariadna González aparece en plena faena para tonificar los músculos de sus brazos para mantener su figura. LA PRENSA/Humberto Rueda.
Ariadna González aparece en plena faena para tonificar los músculos de sus brazos para mantener su figura. LA PRENSA/Humberto Rueda.

Los Míster Universo, esos hombres de grandes músculos, con cuerpos aceitados y pequeños trajes de baño pasaron de moda. La mala fama asociada con anabolizantes y unas figuras poco agradables a la vista, los mató.

El mundo del fisiculturismo ha cambiado, atrás quedaron esos cuerpos voluminosos para darle paso a una nueva generación, el fitness, una modalidad que busca la armonía corporal, la silueta perfecta sin grandes músculos, pero con los mismos sacrificios.

En Panamá unos 200 atletas conforman la Federación de Fisiculturismo y Fitness, que preside Rafael Duncan, un incansable atleta y dirigente que ha vivido el lento crecimiento de esta disciplina, que comenzó a desarrollarse en Panamá desde 1960. “Nada comparado cuando comenzamos, éramos un puñado”, agregó.

“Todo ha cambiado, ahora hay nuevas categorías que buscan estar más a tono con las realidades deportivas que no exigen cuerpos tan trabajados”, recordó Duncan, quien fue campeón del Sr. Panamá en cinco ocasiones.

TESTIMONIO

Miguel Gaona es un atleta de 21 años de edad contagiado por esta tendencia del fisiculturismo. Él es el campeón nacional novato 2013 y acaba de obtener el sexto lugar en la categoría men´s physique en el Mundial Jr. celebrado en México, donde además compitieron Didier Espinosa y Luis Velásquez, campeón máster del torneo.

Su apariencia es fiel testimonio de que el fisiculturismo ha cambiado. Viste un pantalón a la rodilla con un diseño de cuadros, de esos que se usan para ir a la playa o de paseo; en sus orejas resplandecen aretes y su abdomen está dividido en seis perfectos cuadros, firmes como un pedazo de hierro.

Donde entrena, la sala tiene aire acondicionado, pero igual suda por el esfuerzo continuo que hace en cada uno de los aparatos metálicos donde se ejercita, entre ellos una tabla forrada de vinilo azul en la que alza pesas de distintos kilogramos para fortalecer sus pectorales y abdomen.

Así es la nueva tendencia del fisiculturismo. “Quiero ser un ejemplo para que sepan que este estilo de vida y deporte es bueno”, destacó Gaona, quien además ostenta el primer lugar (fitness) del torneo de culturismo clásico de la Copa Panamá y el segundo lugar en el Mister Gimnasio 2014.

“Yo no tomo licor, duermo temprano, evito las grasas y gasto mi dinero en mi cuerpo, es la mejor inversión para estar sano”, destacó el fisiculturista y modelo de comerciales, quien se inició en esta disciplina hace dos años.

“El fisiculturismo está evolucionado, gracias a Dios”, comentó Gaona quien atribuye el crecimiento de este deporte en los dos últimos años al interés de los panameños por mantenerse sanos haciendo ejercicios.

Mike G, como se le conoce a Gaona en el fisiculturismo, explicó que ahora los cuerpos tienen que ser agradables a la vista, sin excesos, pero simétricos, “eso lo califican los jueces en las competencias” y “es lo que atrae a nuevos atletas a practicar este deporte, que antes era solo para monstruos musculosos, vinculados con las malas prácticas de los anabolizantes”.

¿En Panamá has visto estas prácticas?, “¡Cómo no!, pero quiero advertir que no es necesario usar sustancias ilícitas para mejorar el cuerpo en este deporte. Los esteroides son el camino fácil, es como dinero fácil... viene y se va rápido. Hay que tener paciencia porque el músculo crece por año, solo hay que tener paciencia”.

Una sanción por dopaje alejaría a un atleta por dos años de las competencias y tendría una multa de 2 mil dólares.

Su alimentación la complementa con batidos de proteínas (carne, huevo y atún), aminoácidos y quemadores de grasa (té verde, plantas y productos con cafeína) para alimentar los músculos, cuyas fibras se rompen por el esfuerzo que realiza. “Evito los azúcares, la harina, el pan y cuando estoy entrenando son 16 semanas de sacrificios”. “Es un estilo de vida”, agregó Mike G, que dio su red social @elmismomikeg para cualquier orientación.

LA BELLEZA

Ariadna González es una fisiculturista que también ha visto la evolución de este deporte en Panamá. Ella confiesa que para prepararse para una competencia necesita cuatro meses de ejercicios y una inversión de mil 500 dólares en suplementos alimenticios, zapatos, joyería, biquini y bronceado.

Tal vez, por ello digan que los hombres y mujeres que practican este deporte son de hierro. “No es una disciplina fácil, se requiere de mucha perseverancia y una actitud de hierro para sobrellevar la dieta, el entrenamiento, la tensión que provoca el prepararse para una competencia”, comentó González, que además tiene que compartir sus jornadas con su familia y trabajo.

González, que se agita en esta actividad desde 2007, explica que el bodyfitness nació con la idea de satisfacer a aquellas mujeres que querían competir con poses comparativas y que no deseaban tener una masa muscular muy grande. Y que también está el men´s physique, que surge con la idea de promover un físico atlético y saludable para los hombres, sin estar muy musculosos.

Las alternativas son variadas ahora en el fisiculturismo. “¡Claro que ha evolucionado para bien!”, destacó González, quien ha participado en 13 competencias nacionales e internacionales desde que arrancó en este estilo de vida.

“El fisiculturismo es una disciplina que requiere esfuerzo físico y mental”, detalla González, quien toma un descanso en Power Club para cambiar de máquina para mejorar los músculos de los brazos. “Digo que es físico porque el trabajo se hace en un gimnasio y mental porque se requiere mucha disciplina para cumplir con las dietas y la agenda que uno se impone”, señaló.

Como en todo deporte, el fisiculturismo es caro si quiere llevar su cuerpo a los extremos, y económico si lo que busca es solo mantenerse sano y con un cuerpo agradable a la vista.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código