SANTA CATALINA

Negocio entre las olas

Gente de La Chorrera llegó hasta la playa para vender camisetas alusivas a los eventos que se estaban realizando. Cada una valía $8.00.

El pueblo de Santa Catalina, ubicado en Soná, Veraguas, es un lugar en donde el surf es su carta de presentación. Las olas de su playa se han convertido en punto de referencia para surfistas de todo el mundo.

Durante el mes de mayo la playa y el pueblo de Santa Catalina fueron escenario de dos grandes eventos de surf avalados por la Asociación Internacional de Surf (ISA) y la Asociación Latinoamericana, respectivamente.

La primera competencia de la ISA, que fue el mundial de la categoría open, en donde el sudafricano Shaun Joubert quedó campeón y el panameño Gean Carlos Oli García fue su escolta, representó un gran reto para los dueños de los locales.

Del 5 al 12 de mayo, las calles y hoteles de Santa Catalina estuvieron repletas de surfistas. Más de 150 atletas arribaron al pueblo, pero para los dueños de restaurantes locales las cosas no pintaron muy bien los primeros días.

“Para prepararnos para el mundial nosotros invertimos casi mil dólares entre comida, bebidas y arreglar el local”, comentó Eduardo Enrique Aizprúa, dueño de la fonda ´Donde Eduardo´.

El propietario, quien también se encarga junto a su esposa de ser anfitrión y cocinero, afirmó que las cosas para él fueron mejorando a medida que se acercaba el final del evento.

“Este negocio tiene 25 años, es uno de los primeros en el lugar, es netamente familiar. Primero lo tuvo mi suegra, luego mi cuñado y ahora trabajo con mi esposa”, aportó Eduardo, quien dice que la especialidad de la casa son los mariscos.

“Económicamente sí hubo movimiento y sobre todo que me ayudó a conocer personas importantes, como los de la ISA y a los competidores, pero lo que no hubo fueron visitantes, toda la economía se movió por los equipos que vinieron”, apuntó Aizprúa.

El local, que está camino a la playa y cerca de la policía logró reunir los requisitos para ser escogido como uno de los restaurantes para alimentar a los atletas y miembros de la Asociación Latinoamericana de Surfistas Profesionales en el último torneo que se realizó.

“Claro que estos eventos internacionales nos ayudan, ojalá fueran más seguidos. Nosotros compramos 40 libras de pescado y camarones y casi no nos alcanza, los últimos días fueron muy buenos”, sentenció Eduardo.

El tipo de negocios que registró pérdida por su actividad nula durante los días de campeonato fue el de buceo.

“Durante todos los días de surf la actividad del buceo se detuvo en la playa, tampoco salían muchos botes, solo alquilamos dos botes durante los ocho días”, comentó Efraín Camarena, dueño del hostal Las Palmeras, un restaurante y sitio de alquiler de botes de pesca y de paseo.

Para Camarena, durante los días de actividad deportiva fue como un mes de diciembre o febrero, que son temporada alta, ya que se registraron muchas personas de la ciudad.

“Esto se llenó, pero de panameños, nosotros no tuvimos ningún contacto con los surfistas internacionales”, aseguró Camarena.

A pesar de los inconvenientes, el propietario del hostal asegura que él si tuvo ganancia, ya que se apoyó en el restaurante y en las personas que se quedaron en su hostal.

“En comida invertimos como $500 y en hospedaje que si el papel higiénico y demás, pero recogimos como unos $2 mil 500”, admitió.

PIDEN APOYO

Así como todos los comerciantes adujeron haber tenido un buen cierre en los eventos internacionales, también coincidieron en el poco apoyo que se le da a los locales.

“Los extranjeros están subiendo muy rápido aquí. Ellos llegan con su capital de 20 mil o 30 mil dólares y ponen su negocio sin problemas, a mí me gustaría tener esto (el local) hecho una belleza, pero no puedo, tengo hijos que atender”, dijo Eduardo, quien además apuntó que para ellos no hay prestamos de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana empresa.

“Todos los extranjeros que han puesto negocios aquí, han pasado a comer aquí ´Donde Eduardo”, dijo entre risas el propietario.

Por su parte, Efraín admitió que si pudiera pedirle algo a los organizadores de próximos eventos, sería que “tuvieran más en cuenta a la comunidad para que el beneficio sea para el pueblo y no para otras personas”.

Camarena fue más allá en referencia a lo que pasó en el mundial. “Las cabañas de dueños locales estaban vacías, mientras que las de los extranjeros estaban completamente llenas. Había 22 países y tres hostales sin presencia de competidores (Las Américas, Las Palmeras y hotel Santa Catalina”.

Uno de los locales que siempre tuvo clientes fue La Buena Vida, que es de una estadounidense, además de que es uno de los pocos locales que acepta tarjeta Clave y Visa, pero cobrando el 10% adicional al total.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código