FALLECIÓ EL LEGENDARIO FUTBOLISTA EUSEBIO

Se fue la Pantera

El delantero portugués superó la pobreza de su niñez en África para convertirse en uno de los grandes futbolistas de la historia.

Temas:

La fama de Eusebio da Silva Ferreira (Izq.) fue tal que en 1964 fue declarado como “tesoro nacional” de Portugal.AFP/Archivo. La fama de Eusebio da Silva Ferreira (Izq.) fue tal que en 1964 fue declarado como “tesoro nacional” de Portugal.AFP/Archivo.
La fama de Eusebio da Silva Ferreira (Izq.) fue tal que en 1964 fue declarado como “tesoro nacional” de Portugal.AFP/Archivo.

Centenares de aficionados hicieron ayer, domingo, fila en Lisboa, Portugal, para visitar la capilla ardiente del futbolista Eusebio en el Estadio de La Luz y rendir homenaje al que fue jugador del Benfica y un ídolo de la selección portuguesa.

Eusebio da Silva Ferreira, nacido en Mozambique, falleció la madrugada del domingo a los 71 años por una parada cardiorrespiratoria después de un año y medio de achaques y salud delicada.

Su muerte unió en mensajes de condolencias a las máximas autoridades portuguesas y personalidades del fútbol luso y mundial, y reunió desde primeras horas de la mañana a centenares de aficionados a las puertas del Estadio de La Luz.

El ataúd con los restos mortales de la “Pantera negra”, como era conocido, entró envuelto en una bandera del Benfica entre vítores, cánticos y aplausos de los aficionados, que se agolparon desde primera hora de la tarde en los alrededores.

La estatua de Eusebio que preside el estadio desde 1992 se convirtió también en otro punto de referencia para los seguidores, que fueron dejando velas, flores y bufandas de varios clubes de Portugal y selecciones como Cabo Verde o Mozambique.

El velatorio se alargará hasta hoy, lunes, en que serán sus honras fúnebres y está prevista la asistencia del presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, y el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, entre otras autoridades.

Los actos fúnebres de hoy contemplan un servicio religioso, un cortejo por las principales avenidas de la capital portuguesa hasta la Plaza del Municipio y la sepultura en el cementerio de Lumiar, a las afueras de Lisboa.

Antes del desfile fúnebre, el ataúd recorrerá el recinto del Estadio de La Luz para cumplir el “último deseo” del jugador, según informó el Benfica.

SU HISTORIA

Eusebio, el sensacional delantero portugués que superó la pobreza de su niñez en África para convertirse en uno de los grandes futbolistas de la historia, nació en Mozambique cuando ese país africano todavía era una colonia portuguesa.

Luego fue conocido como la “Pantera Negra” por su agilidad, velocidad y potencia durante su época de oro en la década de 1960 con Benfica y la selección portuguesa.

La mayor de sus gestas fue conducir a Portugal al tercer lugar en el Mundial de 1966. Recibió el Balón de Oro en 1965 y en dos ocasiones (1968 y 1973) ganó la Bota de Oro al máximo goleador europeo.

Según la FIFA, marcó 679 goles en 678 partidos oficiales.

Sus goles más famosos fueron los cuatro que anotó contra Corea del Norte en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 1966. Con su equipo abajo 3-0, el artillero se encargó de remontar el marcador con sus cuatro dianas para conducir a Portugal a una victoria por 5-3.

En una épica final de la Copa de Europa ante Real Madrid en 1962, cuando una tripleta de Ferenc Puskas parecía darle el título al equipo español, Eusebio anotó los últimos dos goles con los que Benfica completó la remontada en la victoria 5-3 que le permitió repetir como campeón continental.

Su popularidad en Portugal era de tal magnitud que en 1964, cuando clubes italianos ofrecieron por su ficha cifras impensadas para la época, el entonces dictador del país Antonio Salazar decretó que el delantero era un “tesoro nacional”, lo que significaba que no podía ser vendido al extranjero.

El futbolista que desafió la hegemonía de los grandes

El portugués Eusebio , la “Pantera Negra”, fue un jugador que desafió la hegemonía futbolística de leyendas como Pelé, Alfredo Di Stéfano o Bobby Charlton en la década de 1960

Comenzó a jugar en el Lourenço Marques, pero en 1960, cuando tenía 19 años, fichó por el Benfica, que lo incorporó sin dudarlo debido a sus excepcionales cualidades físicas y técnicas.

Pronto despuntó y llevó al Benfica a codearse con los mejores equipos del continente. Ya en 1962 lideró al club lisboeta en la conquista de la Copa de Europa, equivalente a la actual Liga de Campeones.

Una estatua suya de bronce, a punto de patear un balón, adorna el exterior del Estadio da Luz del club de Lisboa.

Elegido Balón de Oro en 1965, Eusebio se convirtió en el primer futbolista de color en lograr esta distinción, otorgada por la revista France Football, entonces al mejor europeo del año y actualmente a cualquier jugador del mundo.

En 1966 llegó su coronación internacional. Dirigió a Portugal hasta las semifinales de la Copa del Mundo, pero cayó ante Inglaterra (2-1), anfitrión y a la postre vencedor del torneo.

Un grupo de 100 expertos reunidos por la FIFA eligió en 1998 a Eusebio como uno de los 10 mejores futbolistas de la historia.

AFP. LISBOA, PORTUGAL

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código