EN RECUPERACIÓN

Regalo de vida inolvidable

'Esto fue algo fortuito, muy poco pasa, más opciones hay que te pase un accidente en el carro que lo que me pasó'.
Como reza el dicho: ‘Al mal tiempo, buena cara’. Alberto Conte sabe que este accidente no lo detendrá en su pasión por la aventura. Como reza el dicho: ‘Al mal tiempo, buena cara’. Alberto Conte sabe que este accidente no lo detendrá en su pasión por la aventura.

Como reza el dicho: ‘Al mal tiempo, buena cara’. Alberto Conte sabe que este accidente no lo detendrá en su pasión por la aventura. Foto por: Maydée Romero Sprang

A pesar de las dolencias, extraña mucho la adrenalina que siente cada vez que se va a abrir el parapente. CORTESÍA A pesar de las dolencias, extraña mucho la adrenalina que siente cada vez que se va a abrir el parapente. CORTESÍA

A pesar de las dolencias, extraña mucho la adrenalina que siente cada vez que se va a abrir el parapente. CORTESÍA

Está confiado en que va a regresar a los aires dentro de seis meses. Está confiado en que va a regresar a los aires dentro de seis meses.

Está confiado en que va a regresar a los aires dentro de seis meses. Foto por: Maydée Romero Sprang

Desde que tiene uso de razón, el panameño Alberto Conte, instructor y atleta de parapente, (bajar volando mediante un paracaídas desde las cimas de tierras ), sabe que le ha llamado la atención volar y no precisamente en un avión, sino que ama sentirse libre, sentir cómo el viento pega en su rostro y la adrenalina de tener los pies fuera de la tierra.

Esa curiosidad que con el pasar de los años se fue volviendo una pasión y un estilo de vida, casi le juega una mala pasada al panameño, quien el pasado sábado 17 de octubre tuvo que ser rescatado por paramédicos del Servicio Nacional Aeronaval y del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) tras sufrir un aparatoso accidente en uno de los puntos más altos del cerro Campana en Chame.

Sufrió múltiples lesiones, el fémur, la cadera en el lado derecho, 10 costillas quebradas y golpes en diferentes partes del cuerpo. Hoy cumple 36 días de aquel día, en donde “Dios me dio un regalo de vida, yo estaba de cumpleaños el 31 de octubre”.

Aún con lesiones visibles y dolorosas en el cuerpo y teniendo que utilizar una silla de ruedas para moverse para no lastimarse, Conte asegura que dentro de seis meses volverá a la acción, “seis meses son suficientes para estar de vuelta”, comentó el atleta panameño, mientras está reposando y haciendo terapias desde casa. “Si no lo hago, esto sería para mí una derrota”.

Conte lleva 16 años en esta actividad y es la primera vez que se ha quebrado un hueso. “La gente le tiene miedo a lo desconocido, este deporte es muy seguro, no voy a dejar el deporte, uno no puede ir en contra de lo que le apasiona”, sentenció.

Mientras sigue con puntos cerca de su pulmón derecho, que también resultó perforado debido a las costillas quebradas y esperaba la visita de su médico para tener nuevas noticias, entre tanto, utiliza su celular y computadora para recrear exactamente cómo fue el accidente y todo lo que pasó.

CRONOLOGÍA

Desde el viernes 16 de octubre, Conte junto a cuatro compañeros comenzó a estudiar todo para ir al día siguiente al cerro Campana, lugar ya conocido por la mayoría para realizar saltos en parapente. “Vimos que había buenas condiciones para volar sobre el cerro Campana en horas de la mañana”, confirmó Conte.

“Ya el sábado anterior (10 de octubre) habíamos hecho saltos y todo quedó bien, así que regresamos. A eso de las 9:00 a.m. volvimos a estudiar el clima, tenemos registro de lo que pasaba y decidimos unánimemente ir al punto más alto de cerro Campana, eran más o menos 30 minutos caminando”, recordó.

Al llegar al punto donde se lanzarían con los parapentes, sacaron y acomodaron los equipos tal cual lo hacen siempre. “Había vientos muy suaves enfrentados y era un día soleado, decido hacer un levantado de parapente y estaba flojo, así que decido esperar a que el viento sea más fuerte”, puntualizó el parapentista, quien hasta ese momento creía que todo sería tan tranquilo como en saltos anteriores.

Como si fuera una película, Conte comienza a contar exactamente qué fue lo que le pasó.

“Salgo a volar, hago un giro de 360 grados y en lo que hago el siguiente giro sale el siguiente parapentista y me pasa al lado, cuando de repente siento que el parapente se me desinfla y caigo rápidamente, estaba a unos 350 pies de altura del punto más alto del cerro Campana, no tenía una distancia alta del cielo”, recordó con voz firme y casi como si estuviera contando el accidente de otra persona.

Continúa: “No lo pienso dos veces y saco el paracaídas de reserva y lo tiro, pero como no tenía mucha altura, nunca se abrió”. Todo pasa en fracciones de segundo. “Sigo cayendo hasta que toqué piso, eso sí, nunca perdí el conocimiento”.

Cae del lado derecho de su cuerpo. “Quedé adolorido, no me podía mover, no percibí cuánto tiempo pasó desde que toqué piso hasta que mis compañeros llegaron a donde yo estaba tirado”. Tras ver su condición, Conte cuenta que sus amigos deciden llamar a emergencias y pedir un helicóptero para evacuarlo del lugar.

Pero la respuesta de emergencia no fue positiva al instante. “Nos dicen que será muy difícil y que demorará”, en estado de consternación y desesperación, los parapentistas hacen todas las diligencias necesarias para que el helicóptero llegue lo antes posible y finalmente les dan las coordenadas exactas.

Según datos recabados por Conte, el helicóptero demoró cerca de una hora. “El sol estaba fuerte, mis amigos me cubrieron con el parapente, para que no me deshidratara, yo solo pedía agua, tenía mucha sed, a pesar de que también me taparon con hojas para evitar tanta calor”.

Cuando el helicóptero por fin llega, no puede aterrizar al lado de Conte, sino que lo dejan en un punto donde deben caminar para llegar a él y luego trasladarlo caminando hasta la ambulancia aérea. Es aquí donde comienzan los momentos más dolorosos del panameño, quien ya estaba sin casco y sin parapente agarrado a su cuerpo.

“Mientras estuve acostado esperándolos aguanté el dolor, me dolía mucho. Pero cuando me movieron para subirme a la camilla, allí ya no pude. Allí comencé a gritar que así no, que no me movieran”, recordó el atleta.

Su reacción no era para menos, pues tenía muchas lesiones, el fémur y la cadera estaban literalmente en pedacitos.

Tras varios intentos por subirlo a la camilla, finalmente lo logran, pero el dolor seguía a medida que caminaban hacia el helicóptero. Al despegar y un breve vuelo, aterrizan en el helipuerto del hotel Miramar y de allí lo llevan al hospital San Fernando, donde había pedido que lo dejaran.

“Los médicos me examinan y me dan resumen de que tengo 10 costillas quebradas, cinco de cada lado y la cadera y el fémur destruidos”, confiesa Conte con un suspiro. Pero como si fuera poco, una de las costillas quebradas del lado derecho comienza a perforarle el pulmón y queda recluido 10 días en cuidados intensivos.

De llegar por la cadera y el fémur destruidos, el pulmón pasa a ser la prioridad, ya que estaba comprimido y a punto de colapsar. Luego de ver ese punto, entonces llega el ortopeda para tratar las otras partes del cuerpo afectadas. Desde entonces ha estado en recuperación con los cuidados de un especialista y de su madre, Rita Burrell, quien espera que su hijo ya deje de saltar.

Tras revivir y contar exactamente todo lo sucedido, Conte admite que durante el accidente, “no tuve chance para pensar hasta aquí llegué”. “El ser humano tiende a sobrevivir a como dé lugar”.

Al cuestionarle después de un mes de su accidente, si cambiaría algo de lo que sucedió el pasado 17 de octubre, Conte hace silencio, se queda pensando y responde... “Hacerle caso al sexto sentido, ese que unos tienen más desarrollados que otros”.

“En el momento en que fuimos a caminar a la cima... yo había decidido no salir a volar, pero me convenció un amigo que nunca había volado allí y quería hacerlo”, finalizó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código