REPORTAJE DE ´SPORTS ILLUSTRATED´

Ruiz, ´el corazón y alma de Filadelfia´

Un reconocido periodista estadounidense detalla la gran labor que ha tenido el chiricano en el éxito de los Filis de Filadelfia en los últimos años.

A pesar de ser elogiado constantemente por sus compañeros, en especial por los lanzadores de su equipo, Ruiz se había convertido en una especia de héroe anónimo desde su debut en las mayores en 2006.

Hasta ahora.

El pasado lunes, el periodista Gary Smith dedicó el reportaje principal de la prestigiosa publicación deportiva Sports Illustrated (el panameño tuvo la portada en algunas ediciones regionales) a la labor de Ruiz con su equipo desde que subió a la gran carpa.

Con una descripción precisa y bien trabajada, Smith repasa la historia del chiricano: su niñez, la pérdida de su padre, sus paso por las academias en República Dominicana y hasta el ritual que elabora Calicho antes de cada partido.

“Es el ´Sastre de Panamá´. El hombre discreto cuyo trabajo es hacer a su cliente verse y sentirse maravilloso, apoyarlo para quitarle cualquier arruga del traje cuando se mire al espejo o dar algunas palabras de consejo cuando sea necesario”, es la descripción que utiliza Smith para explicar la función del panameño en el equipo.

Para Smith, el aporte del chiricano no solo está en su defensiva, sino también en la ofensiva, siendo uno de los mejores octavos bates de la liga nacional, además de tener un envidiable promedio de .280 en postemporada. “Quien fuese el más silencioso y tímido de los Filis es ahora, según las palabras del cerrador Brad Lidge, el corazón y el alma del equipo”, apunta Smith.

LA HISTORIA DE ´CHOOCH´

En la nota, Smith cuenta cómo le prometió a su madre que jugaría luego que falleciera su padre durante una ronda policial en Chiriquí.

Poco a poco, Ruiz fue mejorando hasta que llegó a la academia de los Filis en República Dominicana.

“En 1998, Ruiz, a sus 19 años, llamó tarde en la noche a su mamá para decirle que no podía seguir más y que se regresaría a Panamá”, cuenta Smith en la revista. “Su tío, Elías, tomó el teléfono y le dijo que no podía renunciar a su sueño. Que debía mantenerse”.

Otro de los aspectos históricos de Ruiz que señala Smith es cómo surgió el apodo de Chooch. “En el 2004 su bate lo traicionó, y ante sus constantes quejas y lamentos, su compañero Anderson Machado le puso el apodo de Chooch”.

“A sus 25 años, su promedio de bateo fue mejorando y en 2006 tuvo su llamado a las mayores. Dos décadas después de hacerle una promesa a sus padres, uno muerto y uno vivo, Carlos Ruiz cumplía su palabra”, destacó Smith.

METAMORFOSIS DE RUIZ

Según explica Smith en su reportaje, la personalidad de Ruiz cambia con cada lanzador que tiene en la lomita.

De acuerdo al articulo, el mal comienzo de Cliff Lee se dio porque todavía Ruiz no se acostumbraba a él. “En junio, cuando lo comenzó a entender, Lee acumuló una efectividad de 0.21 al permitir solo una carrera en 42 episodios, siendo esta la mejor marca de la franquicia y el registro más bajo en la historia de la Liga Nacional. Según cuenta Ruiz, la clave es tratar a Lee como si estuvieran en un juego en Arkansas”.

“Esta noche está Cole Hamels en la lomita. Esta noche ambos, hijos de maestras de primaria, se convierten en uno”, detalla Smith. “Con Hamels, la situación es diferente, ya que es, de los abridores de los Filis, el más temperamental. Además, es el que mejor conoce a Ruiz por su historia en las granjas del equipo, y al que dependiendo de sus lanzamientos le puede gritar y hacer algún gesto que no le hace a los otros. ´Es un amor fraternal. Me puede gritar y decir malas palabras. Pero él cree en mí´, dijo el lanzador”.

Smith también revela un rito que realiza Ruiz en cada partido, sin importar el lanzador con el que trabajará. Cuando el himno de Estados Unidos comienza a sonar en los altavoces del estadio, Ruiz se interna en el oscuro baño del bullpen y realiza varias oraciones antes de salir al partido.

LABOR MAGISTRAL

El periodista de Sports Illustrated afirma que una de las figuras más significativas para Ruiz es Roy Halladay. Y viceversa. Es una combinación tremenda, de lujo, para el equipo de Filadelfia.

Smith hace referencia al primer día en que ambos trabajaron juntos durante los entrenamientos de primavera de 2010. “Ese día Halladay descubrió lo que los otros lanzadores de los Filis ya sabían: que Ruiz pensaba que la efectividad de los lanzadores era la suya propia, y que cada vez que un bateador le conectaba un hit, era su culpa”.

Tres meses después de aquel día, Halladay lanzó un juego perfecto, y cuatro meses después, el segundo no hitter en los playoffs. “De los 219 lanzamientos que Halladay tiró entre esos dos partidos, le negó uno solo a Ruiz”, señaló Smith.

“Ante la solicitud de sus compañeros para que diera un discurso, Halladay señaló a Ruiz y dijo: ´Chooch es el hombre, qué les puedo decir´. Fin del discurso”, apuntó Smith.

Más noticias de Deportes

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

07 Dic 2016

Primer premio

6 7 8 5

DCBB

Serie: 3 Folio: 1

2o premio

1903

3er premio

7954

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código