ALERTA: Moradores de Juan Díaz bloquean el corredor Sur, a la altura de Don Bosco.

torneo de béisbol mayor

El señor victoria

Acaba de ser nombrado el Jugador Más Valioso y Lanzador del Año de la temporada 2017, que es dedicada al santeño Emilio Castro.

Temas:

Una recta, una curva y el cambio son los lanzamientos con que Méndez domina a los bateadores. Una recta, una curva y el cambio son los lanzamientos con que Méndez domina a los bateadores.
Una recta, una curva y el cambio son los lanzamientos con que Méndez domina a los bateadores. Ricardo Iturriaga

En marzo de 2015, el derecho metropolitano Gilberto Méndez tuvo una semana agitada antes de convertirse en el lanzador con más victorias en la historia del béisbol de Panamá.

Para concretar esa hazaña debió antes superar la marca en poder del santeño Roberto Flaco Bala Hernández, quien sumaba 87 triunfos de por vida.

A Méndez le tomó casi 18 años colocarse a dos juegos de esta cifra en su rol de relevo. Su paciencia y trabajo tuvieron su recompensa en los últimos cinco días de ese marzo de 2015, cuando pudo empatar y superar al santeño, no sin antes verse envuelto en una polémica por su cantidad de triunfos.

Las estadísticas no cuadraban entre los compiladores locales, por lo que tuvo que esperar hasta que la Federación de Béisbol de Panamá, mediante un comunicado, aclarara que el metropolitano había llegado a 87 juegos ganados el 23 de marzo de 2015, cuando Méndez, lanzando para Panamá Metro, se acreditó victoria sobre Panamá Oeste en el estadio Justino Salinas.

Ese día el pícher no celebró porque antes había sido informado que le faltaban dos triunfos, en vez de uno para igualar al santeño.

No hubo festejos, tampoco menciones de honor, recuerda el capitalino, quien pronto tendría la bola para superar a Flaco Bala, quien murió en 2011 a la edad de 51 años en Houston (EU), donde fue trasladado por problemas de salud.

La noche del sábado 28 de marzo de 2015 Méndez volvió a tener la bola y esta vez obtuvo un triunfo sobre Chiriquí Occidente, de 4 a 0, en el estadio José de la Luz Thompson, de Chepo.

Ese encuentro ganado fue el número 88 de su carrera, que además lo acreditaba como el nuevo rey de este departamento en el béisbol nacional.

El derecho en ese partido permitió seis hits, concedió dos bases por bolas y ponchó a siete chiricanos para sumar también su quinto triunfo de esa campaña de 2015.

Al final del compromiso las felicitaciones llegaron de sus compañeros y de trabajadores de Canal 11, una televisora estatal que se preparó para la ocasión. “El acto fue sencillo”, recuerda el ahora lanzador con más victorias en todos los tiempos en el campeonato mayor.

Ha sido de las pocas distinciones que ha tenido en la pelota panameña, en la que ya lleva 20 temporadas y 108 victorias acumuladas. De las derrotas no se acuerda.

Cinco de esos triunfos los obtuvo en la ronda regular de esta campaña 2017, que le valieron para ser escogido como el Mejor Lanzador, el Jugador Más Valioso y con mejor efectividad del torneo dedicado a Emilio Castro.

MOTIVACIÓN

Pero el pelotero de 42 años de edad y nacido en Pueblo Nuevo asegura que su máxima motivación no han sido los triunfos ni los últimos galardones ganados; su máxima inspiración proviene de un fanático que le hizo un comentario en la serie final de Metro contra Chiriquí en 2001.

Los metropolitanos eran dirigidos en ese entonces por Aníbal Reluz, quien le dio la bola para el sexto juego de esa serie final. El estadio Rod Carew estaba a su máxima capacidad y era la primera vez que hacía el rol de abridor en una final, ya que siempre se había desempeñado como relevo.

El líder en victorias salió del partido empatado a cero carreras en la octava entrada. “Saludaba al público, levantaba mi gorra y un aficionado que estaba sobre nuestra caseta me miró, y yo conecté su mirada mientras él decía: muchacho, te acabas de graduar como lanzador. Esto realmente me motivó”, agregó Méndez, quien comenzó su carrera en el béisbol mayor en 1997.

“Uno aprende de las derrotas y no tienes que dejar que te marquen. El béisbol es hermoso e ingrato a la vez, un día te sube al cielo y al otro día te deja caer desde allá arriba, de lo más alto. Y por eso siempre hay que tener bien puestos los pies sobre la tierra”, agrega.

Méndez representó a Los Santos en cinco oportunidades, y fue campeón con ellos en 2008, 2009 y 2011; una vez jugó para Coclé y las demás han sido con Panamá Metro, con los que ha conquistado dos títulos nacionales en 2001 y 2016.

GRANDES LIGAS

Curiosamente, el hijo de Pueblo Nuevo y con residencia también en Los Santos no jugó en ninguna selección antes de llegar a la categoría mayor, tal vez por esto nunca fue tomado en cuenta para una firma de Grandes Ligas. Solo jugó una temporada en Nicaragua y representó a Panamá desde 1998 a 2014 en mundiales, Clásico Mundial, Juegos Bolivarianos y Centroamericanos y del Caribe.

El campeón lanzador de la temporada 2017 todavía vive en Loma Bonita, calle 22 de Pueblo Nuevo, en donde comenzó en el béisbol con el Club de Leones, organización que lo llevó a probar suerte en la liga de Curundú, que se desarrollaba en el estadio Juan Demóstenes Arosemena. Ese coliseo le sirvió de puente para entrar, como él dice, a lo que era el mejor béisbol de Panamá.

Mientras jugaba también estudiaba, y actualmente es técnico de edificaciones, un trabajo que consiste en dibujar planos de construcción. Labora en el Ministerio de la Presidencia.

La primera victoria de Méndez en la categoría mayor la consiguió en la campaña de 1998 en labor de relevo. En ese partido le ganó a Bocas del Toro en el estadio Calvin Byron, pero no recuerda mucho de él.

Méndez sabe que su tiempo en la pelota panameña se agota y que su retiro es inminente. El haber ganado el título de Lanzador del Año y Jugador Más Valioso esta temporada no lo entusiasma. Quiere irse en la cima, con los aplausos del público, los mismos que escuchó cuando superó al lanzador santeño Flaco Bala Hernández.

“No quiero esos murmullos diciendo que uno está viejo y no da la talla. Yo soy competitivo, pero ya me cuesta ponerme en forma”, asegura el jugador de 42 años.

LANZAMIENTO

Además, comenta que la recta que comenzó en 91 millas por hora, no es la misma. Ahora domina a los bateadores con “más maña que fuerza”. Su curva, el cambio y la localización de los lanzamientos son sus armas para enfrentar a los jóvenes bateadores.

“Yo tenía una recta buena y una curva muy mala, así que los jugadores ya me conocían, se preparaban, por lo que tuve que aprender a tirar el cambio, me ha dado resultados”, destacó.

En estos tiempo modernos, aunque la tecnología no ha llegado del todo al béisbol panameño, “uno debe estudiar a cada bateador como sea” y “así me dí cuenta de que si un bateador está tenso es porque espera una recta y si está suelto, una curva”.

Lo importante, detalla Méndez, es saber dónde el bateador no le gusta pegarle a la bola y “tirársela allí las veces que sea necesario”.

“Ese es mi secreto, prepararme”, destacó.

En la ronda regular de esta temporada terminó con .073 en porcentaje de carreras limpias, ganó cinco partidos sin ninguna derrota en 37 episodios. Actualmente tiene marca de 7 ganados y una derrota, la del pasado domingo ante Colón en la semifinal del torneo.

Entre los cambios que ha visto en sus 20 años en el béisbol panameño destaca la transición del bate de aluminio al de madera.

“Qué bueno que se dio”, exclama al explicar el porqué. “Con el aluminio la bola viajaba tan lejos que no se veía donde caía, en cambio con la madera igual te pegan batazos largos, pero ahora ves dónde cae la bola”.

Advirtió que el próximo año será su despedida, ya ha visto suficiente del béisbol panameño.

Por el momento, Méndez sigue intentando aumentar la cantidad de victorias de por vida cada una de ellas es un récord.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código