Laffit Pincay Jr.

Tesoros de un corsario

El panameño ahora orienta a jinetes que están enfermos o que han sufrido accidentes en la pista.
Pincay Jr. revela paso a paso cómo se hizo en Estados Unidos. Pincay Jr. revela paso a paso cómo se hizo en Estados Unidos.

Pincay Jr. revela paso a paso cómo se hizo en Estados Unidos.

‘Swale’, guiado por Pincay, cruza la meta para ganar el Derby de Kentucky en 1984. ‘Swale’, guiado por Pincay, cruza la meta para ganar el Derby de Kentucky en 1984.

‘Swale’, guiado por Pincay, cruza la meta para ganar el Derby de Kentucky en 1984.

En 2003 Pincay Jr. posa con un cartelón por llegar a 9 mil 500 triunfos. En 2003 Pincay Jr. posa con un cartelón por llegar a 9 mil 500 triunfos.

En 2003 Pincay Jr. posa con un cartelón por llegar a 9 mil 500 triunfos.

Ganó el Derby de Kentucky, cinco veces el premio Eclipse; ingresó al Salón de la Fama en 1975, además es considerado embajador deportivo y hombre récord, señoras y señores, Laffit Pincay Jr., el mejor jinete que ha dado la historia de la hípica panameña.

Es temprano y el jinete que triunfó en Estados Unidos ha llegado a La Prensa para viajar en el tiempo y desvelar algunos de los secretos que le ayudaron en el pasado a convertirse en una leyenda. Viste de negro y su cuerpo tiene varios tatuajes.

“Me hubiese gustado seguir montando para darle más satisfacciones a Panamá”, pero El Corsario, como se le conoce a Pincay Jr., tuvo que retirarse a los 56 años de edad, producto de lesiones en la espalda, columna y cuello provocadas por una caída que sufrió el 1 de marzo de 2003 en el hipódromo de Santa Anita y que casi lo deja paralítico.

El ganador de los premios Eclipse de 1971, 1973, 1974, 1979 y 1985 cayó en la quinta carrera de la cartilla hípica cuando guiaba a ‘Trampus Too’, que se enredó con ‘Rainman's Request’.

No fue su peor caída, pero sí la que lo obligó a dejar de montar, “casi muero al conocer la decisión de los médicos”.

El primer látigo panameño en ser exaltado al Salón de la Fama (1975) no dudó en mencionar lo peligroso que es montar a caballo y recordó“haber visto pasar la muerte frente a la cara”.

Pincay Jr. también sufrió una aparatosa caída en el hipódromo de Del Mar, en la que se rompió 10 costillas.

“Recuerdo que caminé hacia la ambulancia y dije que me sentía bien, pero no lo estaba”.

Solo minutos antes Pincay Jr. luchaba por su vida, el ejemplar que montaba le había caído encima.

“Sus herraduras me pasaban frente a la cara cuando el animal trataba de incoporarse, en ese momento pensé que si la caída no me había matado, los cascos del caballo lo harían”.

“Tuve que ir al hospital. ‘Usted oyó eso’, sí, eran mis costillas que traquearon cuando me pidieron que exhalara en urgencias. En ese momento no había dolor”, detalla el cinco veces líder en carreras ganadas en Estados Unidos, que minutos después pedía a gritos que lo inyectaran para minimizar los dolores por sus 10 costillas fracturadas.

“Si nos equivocamos podemos perforar un pulmón y puede morir”, advirtieron los galenos, “no importa”, contestó Pincay Jr.

En un nota de despedida Pincay escribió. “Los doctores me han recomendado que no vuelva a montar nunca más a caballo. Es uno de los peores días de mi vida, así como para mi mujer Jeanine, aunque siempre hemos estado preparados para lo peor. Quiero dar mi agradecimiento a todas las personas que me han ayudado a lo largo de mi carrera, así como a mis fans por sus cartas y sus mejores deseos hacia mí. Quiero agradecer también a mis amigos todo su cariño y ayuda en estos difíciles momentos”.

SE Ríe y se llora

Su tamaño no se compara con sus grandes hazañas, son innumerables, recordadas y difíciles de igualar en el deporte de los reyes, en que se triunfa, se llora, se ríe y se ponen en juego millones de dólares todos los días.

“Hay gente que no nos considera atletas, pues dicen que vamos encima de un caballo y son ellos los que hacen el trabajo. ¡Qué equivocados están!”.

“Hay que ser disciplinado, hacer dietas, prepararse física y mentalmente. Esta profesión es muy exigente”.

El hombre, con varios tatuajes en el cuerpo y que montó durante 39 años no ha dejado la hípica por completo. Era y sigue siendo su pasión, pese a los sacrificios que tenía que hacer para mantenerse en un peso específico.

“Cuando los éxitos comenzaron a llegar yo no los disfrutaba, no había fiesta, mucho menos tragos ni desveladas. Sabía lo que quería en la vida y nunca perdí ese objetivo”.

“Me sacrifiqué porque amaba lo que estaba haciendo, siempre lo amé”, señala varias veces el hombre que nació un 29 de diciembre de 1946 y que se estima pudo ganar hasta 237 millones de dólares en premios.

RÉCORD

Pincay Jr. sumó en su carrera 9 mil 530 victorias, una marca que no fue superada hasta 2006. El panameño rompió el récord de Bill Shoemaker el 10 de diciembre de 1999, con ‘Irish Nip’ en Hollywood Park.

VIAJE AL NORTE

El panameño llegó a Estados Unidos a los 17 años de edad con un contrato para montar. “Tenía trabajo asegurado y mis papeles estaban en regla, así que no tuve problemas para montar en los hipódromos estadounidenses”.

El Corsario como se le conoce al panameño ganó cuatro carreras de la triple corona estadounidense: el Kentucky Derby, con ‘Swale’ en 1984; el Belmont Stakes (Gr. I) tres veces de manera consecutiva con’ Conquistador Cielo’ (1982), ‘Caveat’ (1983) y ‘Swale’ (1984).

Nunca pudo ganar el Preaknes Stakes, una de las tres joyas de la triple corona, pero “tengo la satisfacción de que conquisté el Kentucky, una carrera en la que participan 20 caballos y cualquier cosa podía pasar”.

“Ese día me levanté muy temprano y le pedí algo adicional a Dios, siempre le digo que me cuide, pero esta vez le rogué por un empujón para ganar el Derby y me lo concedió”, agregó.

“Disfruté esa victoria”. El Corsario montó otros ejemplares como ‘Affirmed’ y ‘John Henry’, ambos también en el Salón de la Fama.

ESTADÍSTICAS

El panameño, líder en la estadística estadounidense por ganancias en (1970-74, 1979 y 1985) y además el mejor en victorias en 1971 con 380 triunfos recibe invitaciones para estar en los hipódromos estadounidenses y para ayudar a jinetes discapacitados por la profesión.

El pasado domingo 15 de marzo asistió al Hipódromo Presidente Remón, donde se realizó un clásico en su nombre. “Fue un honor regresar a Panamá y poder volver a ver amigos y parte de mi familia”.

“Extraño el ambiente latino cuando visito el hipódromo. Aquí gané mi primera carrera, mi primera estadística, mi primer clásico”.

Pincay Jr. también visitó la escuela de jinetes que lleva su nombre y que todos los años gradúa jinetes que intentan seguir sus pasos.

“A ellos les recomiendo que se cuiden, que se superen y que hacer sacrificios en su trayectoria es la clave del éxito”, advierte mientras menciona que comenzó su trayectoria deportiva como beisbolista.

Béisbol

El Corsario jugaba la segunda base y representó a Panamá en un torneo de categorías menores en Nicaragua. Tenía 15 años y a su regreso su director le dijo que era muy pequeño para ser beisbolista, “me sentí muy mal, estaba decepcionado, pero tenía razón”.

“He podido compartir con Roberto Durán y con Rod Carew, no así con Mariano Rivera. A todos ellos los considero como grandes deportistas que ha dado Panamá”.

Todos esos deportistas se forman con apoyo y por eso le “he pedido a las autoridades que ayuden a la hípica panameña, considerada la cuna de los mejores jinetes del mundo”.

El mejor jinete panameño de la historia tiene un libro que salió hace un par de años, de él ya se hizo un documental y existe un proyecto para hacer una película de El Corsario, que se describe como “cabeza dura, responsable y dedicado”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código