GRANDES LIGAS

Un adiós inigualable

Cerró su gloriosa carrera en el Yankee Stadium de manera épica para tener una de las mejores despedidas que se recuerda en el béisbol.
Un adiós inigualable Un adiós inigualable
Un adiós inigualable

Siempre se ha dicho que las despedidas y los homenajes a los deportistas suelen ser momentos de reconocimiento, pero también de tristeza y nostalgia.

No fue lo vivido con el cerrador panameño Mariano Rivera, que protagonizó una de las mejores despedidas que se recuerden en el béisbol de las Grandes Ligas.

Desde el homenaje que se le hizo al legendario pelotero estadounidense Cal Ripken Jr. en el Juego de Estrellas de 2001, en Seattle, no se había visto un tributo tan emotivo en el terreno de juego como el que recibió el astro panameño.

Rivera, uno de los más grandes beisbolistas que ha dado América Latina en los últimos años, cerró su gloriosa carrera en el Yankee Stadium de manera épica, tras una excepcional carrera de 19 temporadas en las Grandes Ligas.

Esa tarde del domingo 22 de septiembre de 2013, el majestuoso Yankee Stadium se rindió a los pies del astro panameño con un gran homenaje que incluyó la develación de la placa que sostiene el número 42, en el museo de los inmortales, donde resplandecen 16 dorsales, entre los que destacan el número 3 de Babe Ruth, el 5 de Joe Dimaggio y el 7 de Mickey Mantle.

Fue un día histórico para el exrelevista de Puerto Caimito, que fue aclamado con su número 42 en todos los estadios y, que se retiró del terreno de juego con el récord de más juegos salvados (652) en la historia de la carpa grande.

Simplemente fue el ‘Día de Mariano Rivera’. Rodeado por toda su familia, sus compañeros y excompañeros de equipo en los Yankees, además de los familiares del legendario Jackie Robinson, el último jugador en usar el número 42, que siempre vistió Mariano con el equipo del Bronx.

Además, tuvo su gira de despedida en los estadios que los Yankees visitaron, recibiendo una impresionante cantidad de regalos de los equipos rivales.

“Fue un homenaje muy grande y Mariano lo vivió intensamente, pero en realidad son pocos los jugadores que reciben este honor en las ligas mayores, ya que no se estila darle despedidas a los peloteros. Es una iniciativa que dejan en los equipos”, expresó el exjugador y comentarista de Grandes Ligas Lauren Flores.

“A no dudarlo, fue una de las mejores despedidas y creo que superó la de Cal Ripken Jr. en el Juego de Estrellas de 2001 en Seattle”, resalta Flores.

Y así es, son excepciones y generalmente se hacen con aquellos jugadores que le han dado al béisbol un realce y van directo al Salón de la Fama.

Normalmente, aclara Flores, los peloteros anuncian su retiro desde su casa, llaman a conferencia de prensa o utilizan las redes sociales, como ha sucedido con muchos ex grandes ligas panameños, que tuvieron una larga trayectoria en la carpa grande.

Aunque para algunos de ellos fue simplemente debut y despedida.

CHEN LO HIZO POR TWITTER

El exlanzador Bruce Chen anunció hace poco su retiro tras 17 temporadas en las ligas mayores.

Chen, quien lanzó para 11 equipos, comunicó su decisión el pasado mes de mayo en su cuenta de Twitter, después de fallar en un intento para romper la marca de más juegos ganados para un serpentinero istmeño, la que comparte con su compatriota Mariano Rivera (82 victorias).

“Gracias a mi pueblo panameño por todo el apoyo recibido a lo largo de mi carrera. Intenté ir por el récord de 83 victorias, pero no se pudo”, escribió Chen en su Twitter tras anunciar su retiro de la pelota profesional.

El izquierdo, que debutó en las mayores con los Bravos de Atlanta (1998), sueña con representar una vez más a Panamá en las próximas eliminatorias para el Clásico Mundial de Béisbol 2017.

EL ADIÓS DE CAREW

A propósito, la otra superestrella del béisbol local en las mayores, el Salón de la Fama Rod Carew, quien se retiró al final de la temporada 1985, pasó desapercibido en su adiós al juego, a pesar de una ilustre carrera que forjó en 19 campañas y en la que ganó siete títulos de bateo en la Liga Americana y conectó 3 mil 53 imparables.

Carew, quien se dio el lujo de rechazar una jugosa oferta de los Yankees, antes de firmar con los Angelinos, en diciembre de 1978, según un detalle del cronista e historiador Alfredo Franceschi “no quiso jugar más después de que llegó a los 3 mil hits, el 5 de agosto de 1985”.

“Es considerado uno de los mejores toleteros que haya jugado en el más alto nivel del béisbol profesional”, comentó Franceschi, quien siguió con sus crónicas la trayectoria de Rod Carew y de Roberto La Sombra Kelly.

El gran pelotero istmeño, que nació en un tren en la antigua Zona del Canal, fue indiscutiblemente el mejor bateador por promedio de su era. Bateó .300 o mejor durante 15 años consecutivos, para unirse a un selecto grupo de toleteros como Ty Cobb, Cap Anson, Honus Wagner, Stan Musial y Ted Williams.

“Que recuerde nadie le hizo homenaje en Estados Unidos en su última campaña. Después con el tiempo vinieron los honores. El número 29 de su camiseta, que utilizó en 19 temporadas, fue retirado por los Mellizos y los Angelinos”, apuntó Franceschi.

“La placa que figura en Cooperstown (1991), con su rostro, dice: ‘Héroe en Panamá”, agregó.

Carew, que trabaja actualmente con la Major League Baseball (MLB), también fue nombrado capitán honorario en un Juego de las Estrellas.

Tras su arribo a los 3 mil imparables en su carrera en 1985, recibió un homenaje en Panamá y fue condecorado en tres ocasiones por diferentes mandatarios.

Martín Torrijos le entregó en 2008 la Orden General de División Omar Torrijos Herrera, y otro de los reconocimientos que para esos años recibió fue asignarle su nombre al estadio nacional.

LA SOMBRA KELLY

Otro jugador istmeño que tuvo una larga carrera en la carpa grande fue Roberto La Sombra Kelly, quien jugó 14 temporadas en las mayores y actualmente se desempeña como coach de tercera base de los Gigantes de San Francisco, equipo con el que ha ganado tres de los cuatro anillos de Serie Mundial que posee.

Kelly, firmado por los Yankees en 1982, se retiró en la campaña de 2000, después que recibió un contrato de ligas menores del equipo del Bronx, pero se lesionó y no volvió a jugar más en el béisbol organizado estadounidense.

Este gran jardinero y oportuno bateador formó parte del grupo de jugadores del patio que emergieron a mediados de la década de 1980, y después de su retiro jugó unos años en el béisbol profesional mexicano.

A principio de este año fue exaltado al Salón de la Fama del béisbol latino, en el anfiteatro de Altos de Chavón de La Romana, en República Dominicana.

Kelly se unió a ocho panameños que están inmortalizados en ese salón de la fama. Ellos son Héctor López, Ben Oglivie, Manuel Sanguillén, Rennie Stennett, Omar Moreno, Pat Scantlebury, Gil Garrido y Humberto Robinson.

Todos grandes peloteros que dieron gloria a Panamá, pero a ninguno de ellos se le hizo despedida tras finalizar su carrera en el mejor béisbol del mundo, aunque sí se le hicieron en su momento reconocimientos en el suelo istmeño.

Como coach de tercera base de los Gigantes Kelly se convirtió en el primer panameño en ocupar este puesto en las Grandes Ligas y el cuarto latinoamericano activo en conseguirlo.

Kelly, al igual que pasó con Rubén Rivera y Ramiro Mendoza, también fue condecorado en la Presidencia en los tiempos en que gobernó Francisco Rodríguez.

El CABALLO LEE

Una carrera de 14 años, que lo llevó a convertirse en uno de los bateadores derechos latinos más productivo en las Grandes Ligas, le abre las puertas a Carlos Lee para ser el próximo panameño exaltado en el Salón de la Fama del béisbol latinoamericano.

Para muchos, con la notable carrera que tuvo el máximo jonronero istmeño en la carpa grande con 378 vuelacercas, ameritaba que se despidiera de los terrenos de juego de manera apropiada y no como lo hizo.

“Carlos fue un gran bateador de fuerza, de los mejores de su generación y los números que puso lo avalan. No le han hecho nada en Panamá, pero todavía hay tiempo”, enfatizó Franceschi.

Lee, un jugador ofensivo que se hizo respetar con su madero, especialmente en el período entre 2003 y 2009, anunció su retiro del béisbol tras finalizar la campaña de 2012 con los Marlins de Miami, a través de una entrevista que dio al espacio radial “Frecuencia Deportiva” de Radio Panamá.

Aunque días después ofreciera una conferencia de prensa para anunciarle a la prensa el final de su carrera en las mayores.

Este corpulento jugador que siempre tuvo una buena relación con la crónica deportiva, se retiró tras no lograr amarrar en 2013 un contrato de dos años en las mayores, aunque sí recibió ofertas de varios equipos.

“Tuve una muy buena trayectoria. Gracias a Dios pudimos terminar nuestra carrera saludable y sin ningún tipo de lesiones mayores. Los números hablan por sí solos”, dijo Lee a La Prensa en aquel momento.

Lee pasó por seis equipos entre 1999 y 2012.

Terminó con promedio de .285, un total de 358 cuadrangulares, mil 363 impulsadas y 2 mil 273 hits. Además de retirarse como el máximo jonronero, es el mayor impulsador de carreras y dobles (469) entre los istmeños.

Fue nombrado para el Juego de Estrellas tres veces y recibió tres bates de plata

“Yo siempre quise ser yo mismo, sin compararme con nadie, pero creo que de las mejores cosas que he hecho es que siempre me entregué al cien por ciento. Siempre traté de hacer lo mejor, me entregué de lleno, jugué lesionado muchas veces”, recordó recientemente el slugger aguadulceño recientemente.

“Cumplí haciendo lo mejor que podía”, agregó.

El Caballo Lee, apodo con el que se lee conoce, ocupa el séptimo puesto en la historia de las mayores con 17 batazos de grand slam, empatado con Jimmie Foxx y Ted Williams.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código