ENTREVISTA CON NOEL GUTIÉRREZ

Un agradecido del fútbol

En sus pininos como entrenador lleva dos títulos con la reserva del Tauro, Gutiérrez hizo un diagnóstico del fútbol de divisiones menores.

Temas:

Jugadores del Tauro, cuerpo técnico y directivos festejan el segundo título de la Sub-19 en el torneo Apertura. CORTESÍA Jugadores del Tauro, cuerpo técnico y directivos festejan el segundo título de la Sub-19 en el torneo Apertura. CORTESÍA

Jugadores del Tauro, cuerpo técnico y directivos festejan el segundo título de la Sub-19 en el torneo Apertura. CORTESÍA Foto por: Tauro FC

Un momento para el agradecimiento del plantel tras su título en el torneo de Ascenso. CORTESÍA Un momento para el agradecimiento del plantel tras su título en el torneo de Ascenso. CORTESÍA

Un momento para el agradecimiento del plantel tras su título en el torneo de Ascenso. CORTESÍA Foto por: Tauro FC

Un agradecido del fútbol Un agradecido del fútbol

Un agradecido del fútbol

El fútbol lo enamoró desde niño. A los cinco años ya estaba vinculado a este deporte que años después lo dio a conocer nacional e internacionalmente, primero como jugador y hoy como entrenador. Por eso Noel Gutiérrez es un agradecido del fútbol.

El sábado se coronó campeón por segundo torneo consecutivo como entrenador del Tauro, en el torneo Apertura Sub-19 o de reservas, apenas en su primer año en las filas de los Toros de Pedregal.

El entrenador chorrerano de 51 años de edad está consiguiendo los frutos de una larga trayectoria en esta disciplina, que como jugador le dio la oportunidad de formar parte de la selección nacional junto a una generación de grandes futbolistas de la que formaron parte Rommel Fernández, la dinastía de los hermanos Dely Valdés, René Mendieta, Alfredo Poyatos, Rubén Guevara, Patricio Guevara, y tantos otros jugadores.

Formó parte de diferentes selecciones juveniles y de allí saltó a la mayor, jugó en el Cinco Estrellas de La Chorrera con Omar Campaña, Patricio Guevara y otros. Antes de cumplir los 17 años, cuando se hizo un torneo JVC, lo llamaron a la selección nacional. En 1982 estuvo en los primeros Juegos Juveniles Nacionales representando a la provincia de Panamá.

Poco a poco su nombre comenzó a conocerse en el entorno del fútbol, como futbolista militó en el Tauro, Los Bravos de Projusa, Plaza Amador, San Francisco. En el exterior lo hizo en El Salvador con el I ndependiente San Vicente, y con el Cojutepeque.

Como jugador de la selección mayor estuvo en dos eliminatorias mundialistas.

No recuerda cuántas veces salió campeón con Tauro, entre cinco y seis, cuando se jugaban los torneos largos, y consiguió uno con San Francisco en 1995.

Estuvo activo como futbolista hasta los 34 años.

Para su nueva faceta hizo un diplomado de entrenador que organizaba la federación de fútbol con la Universidad de Panamá y obtuvo la licencia tipo B, que le acredita para para dirigir en equipos de primera.

Junto al Coreca Luis Ábrego formó el Proyecto Social y Deportivo Fantasmitas 28, que data desde 2011.

El fútbol lo combinó con su antiguo trabajo en un banco, tuvo la oportunidad de ser una especie de consultor de los técnicos Félix Quiñónez, Gary Stempel y Miguel Mansilla, con los que fue conociendo más de la parte técnica.

Hoy, en su nueva faceta de entrenador del equipo Sub-19 del Tauro FC, Noel Gutiérrez conversó con La Prensa sobre lo que piensa del fútbol panameño en las divisiones menores.

¿Cómo te involucras como entrenador del Tauro?

Me involucro cuando inicio el diplomado. Tauro, a través de Chicho Martans, tiene la inquietud de que yo pueda dirigir y llego al Tauro en el Clausura 2016. Presento un proyecto, un plan de trabajo de categorías base y de primera división. Yo necesitaba probarme a mi mismo que tengo la capacidad de dirigir y entonces conseguí el campeonato del torneo pasado.

Y repites en el Apertura. ¿Cómo se dio?

Esta temporada nos fue mucho mejor, los muchachos lograron entender la metodología que utilizo. Terminamos de primeros con 40 puntos, en semifinales fuimos con el Árabe Unido, y en la final con San Francisco. (ganaron 3-2)

¿Quién es tu asistente?

Trabajamos con Ernesto la Sombra Downer, y la colaboración del preparador de porteros de la primera división Ricardo Mammarella. Hay buena coordinación con Juan Walker cuando la necesitamos y también con el técnico principal Rolando Palma.

En estos dos torneos, ¿qué sensación te ha dejado el fútbol panameño en categorías menores?

Con mucha honestidad te digo que nosotros como país debemos de ir pensando desde las categorías del fútbol base, pensando en crear un estilo de juego. El fútbol panameño está basando en mucho juego físico, mucha velocidad, eso es evidente, pero creo que con esas características de jugadores que tenemos podemos jugar mucho más fútbol.

Sin embargo, yo a veces veo que los jugadores no entienden muchos conceptos de temas tan sencillos como de desmarque de ruptura y de desmarque de apoyo, que son los que te dan el equilibrio y el balance de poder tener un volumen de juego en etapas de construcción de juego. Entonces, yo soy de la convicción de que debemos consensuar a nivel nacional en ese aspecto.

Tauro es uno de los equipos que le ha dado la oportunidad a sus exjugadores para que trabajen con las bases y también con el primer equipo. ¿Haber sido parte del Tauro como jugador facilita para mantener una filosofía de juego de cara al primer equipo?

Yo creo que tener bien identificada a la institución es muy importante. Principalmente porque en el caso mío y el de otros, uno tiene identificado que nos dieron la oportunidad en el Tauro y de la manera como nos trató la familia Gronchi y el mismo Martans. Entonces uno ya tiene esa confianza, ese calor, de que ellos te permiten trabajar, nunca se han metido en la forma en que se trabaja. Son muy dados a seguir las cosas que le solicitamos para el fortalecimiento de los muchachos, porque yo soy un convencido de las evaluaciones. Hay que evaluar físicamente a los muchachos, hay que darle mediciones antropométricas para poder evaluar el desarrollo y saber qué necesitan, hay que vitaminizar a los muchachos. Son un montón de cosas científicas que en nuestros tiempos nosotros no conocíamos, mediante los cursos que hemos tomado nos damos cuenta de que el fútbol tiene mucha ciencia.

¿A qué se debe el crecimiento del fútbol panameño en categorías menores?

Yo creo que eso tiene que ver mucho con la capacidad que tienen los jugadores. Hoy se trabaja mucho más. Por eso te decía que soy un convencido de que tácticamente se pueden hacer muchas cosas, podemos llegar a los mundiales y ganar partidos si los jugadores tienen mucha más información en temas de conceptos y que puedan desarrollarlo en el campo de juego. Saber temas tan sencillos como el sentido espacial de juego de un sistema y luego la movilidad que implica la mayor efectividad y la sistematización. Son un montón de temas en conceptos, que nosotros en Panamá tenemos ya gente con esa capacidad a nivel de instructores, de técnicos, pero que esa información le tiene que llegar al jugador. Yo creo que ese ha sido básicamente el éxito de los dos últimos torneos con el Tauro, porque yo llego como un desconocido, pero luego voy dándole esa información al jugador y voy trabajando en lo que se necesita para cada uno de estos aspectos dentro del campo.

¿Crees que desde que se instauró el torneo Sub-19 o de reservas en la LPF, ayudó al desarrollo del fútbol nacional a nivel de selecciones?

Sí. Yo creo que la continuidad. Es importante que los jugadores se mantengan activos. En una categoría como esta, como lo hablaba el otro día con unos amigos, que se pueda crear la estructura, que así como se tienen reservas a nivel del clubes, que asimismo se creara la estructura a nivel de categorías menores, reservas, Sub-15, Sub-13, Sub-12, pero a nivel de estructura de club, no que un club tenga que ir a jugar a la liga distritorial, porque hay una diferencia muy grande. Hay equipos que ganan 10-0 a equipos distritoriales.

Lo que digo es que debe existir un filtro, que los jugadores que tengan la capacidad de entrar en un equipo de un club a nivel de una estructura que tenga cada uno, que después de que un jugador haya tenido una buena participación en una liga, los clubes se interesen y lo puedan traer para hacer un trabajo más profundo con él.

¿El jugador juvenil ha mejorado en la parte social o humana?

No. Y creo que allí es donde está el problema. Por eso te hablaba de la información que hay que tener de estos jugadores. Vemos nosotros todavía muchos problemas por el comportamiento de algunos jugadores, teniendo todas las condiciones para estar en una selección.

Pienso que es un tema que hay que tratarlo. El otro día hablaba con Luis Parra y Juan Ramón Solís, les decía que sería bueno que se llegara a establecer que todo jugador que esté en una categoría menor, uno de los requisitos para ser registrado, es que debía estar en el colegio, porque estando en la escuela te da una ventaja con el desarrollo intelectual del jugador, que va a comprender muchas más cosas.

Es claro que tenemos muchos jugadores de barrio, pero si un club se interesa por el talento individual del jugador, como club debería preocuparse de llevarlo a la escuela y darle un seguimiento. De esa forma se mejoraría, porque tenemos jugadores con muchas condiciones, pero los limita que muchos no están en la escuela y son de barrios marginales.

¿Qué sensación te dejan estos dos torneos ganados con el Tauro?

Ganas de seguir trabajando, ganas de seguir ayudando a los muchachos, ganas de seguir contribuyendo con el país, de que las cosas puedan mejorar, de que Panamá llegue a ser una potencia a nivel de Centroamérica, con mucha ambición, pero que hay que ir paso a paso, y creyendo que tenemos el material necesario.

Que hay que conjuntar con buenos instructores, técnicos, buen desarrollo de técnicos, para que tácticamente podamos mejorar y de una vez por todas poder competir en el área.

Para Ud., ¿hoy es más difícil la profesión de técnico a la de futbolista?

Ser técnico y futbolista es algo parecido, aunque el compromiso de técnico, siendo el encargado de llevar el camino del grupo, siempre es el más importante. Lo he experimentado en estos dos torneos.

¿Como entrenador, te consideras un técnico flexible o rígido?

Soy muy democrático. Entiendo al jugador, lo escucho, le doy soltura, pero también lo tengo cerca. He sabido entenderlos. Cuando yo jugaba recuerdo que recibía el mismo trato del desaparecido maestro Miguel Mansilla.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código