El béisbol corre por sus venas

El pelotero herrerano anhela ganar un título juvenil para su provincia natal y sumar otro trofeo a su lista.

Cuando apenas comenzaba a caminar ya era capaz de arrastrar un pequeño bate con sus manos. Es por eso que se puede decir que Javier Alexander García Bultrón nació para jugar al béisbol.

A sus ocho años participó en un campeonato nacional jugado en David, provincia de Chiriquí, y en su primer turno conectó un cuadrangular de piernas.

La historia de este pelotero herrerano comenzó a escribirse cuando tenía apenas seis años de edad y participó en una liga evangélica en la comunidad de La Arena, en Chitré.

Al concluir la misma, dijo su abuelo, Pedro Bultrón, lo inscribieron en una academia ubicada en el sector de El Llano (estadio Randoph Gammett), donde instructores como Ramón Mon Cedeño, Algis Calvo, Cristóbal Salerno, Yogui Villalaz, entre otros, les dieron sus primeras lecciones de pelota.

“Javielín (Javier García) imitaba todo lo que su papá hacía, ya que este jugaba softbol. Si hacía ejercicios, Javier igual; si veía a su padre batear, él también bateaba. Esta pasión la trae desde niño, incluso yo diría que por sus venas corre béisbol. Lógicamente ya con los instructores fue creciendo deportivamente”, señaló Bultrón refiriéndose a su nieto.

Algo que elogió es la disciplina que presenta Javier Alexander, a pesar de contar con solo 15 años.

“El mensaje que yo siempre le doy es que siga adelante, que se mantenga con mucha humildad y que lo demás viene solo. Yo sé que él llegará muy lejos, yo lo conozco. Siempre me dice que quiere ser Grandes Ligas”.

Pedro Bultrón añadió que cada vez que Javier juega siente mucha emoción y a la vez algo de nerviosismo.

“Sobre todo cuando lanza, me emociono mucho, confío en él. Cuando se mete en dificultades, saca esa frialdad y por lo general termina ponchando a sus rivales, eso demuestra que tiene cualidades y a la vez ayuda a su equipo, ya que le genera confianza”.

MUCHOS TORNEOS

Este año Javier jugó en su segundo mundial de Pequeñas Ligas.

En 2010 había estado en el infantil (11- 12 años) de Williamsport, Pensilvania, bajo el mando de Cristóbal Salerno; tres años más tarde lo hizo en el intermedio (15-16), en Bangor, Boston, teniendo como director a Azael Domínguez.

Javier es reconocido como un lanzador de mucho respeto, también se desempeña como tercera base y es además un bateador de gran poder.

“Me dicen que cuando era niño yo no jugaba con carritos, sino que me inclinaba por los bates, las manillas y las pelotas.

El béisbol me ha gustado desde pequeño, y gracias a Dios he contado con el respaldo de muchos instructores, como Mon Cedeño, Salerno, Villalaz, Calvo, el cubano René Bello, entre otros”, dijo un sonriente García.

El diestro herrerano indicó que se siente muy cómodo como bateador, aunque aceptó que defensivamente trata de hacer su mejor trabajo, incluso como lanzador. “Ser lanzador involucra mucha responsabilidad, concentración y en eso me enfoco cada vez que me llaman al montículo. En la final de esta serie mundial en Bangor, pensé en cada momento en todo lo que habíamos pasado”.

Sostuvo que la disciplina, el esfuerzo, el apoyo de sus familiares y amistades son aspectos que lo han motivado en gran medida para llegar a escalar en esta disciplina.

Manifestó que el béisbol le ha dado momentos felices pero también momentos tristes.

“La mayor felicidad para mí en este deporte fue este año al conseguir el título en la serie mundial de Bangor, Maine, en Boston, se logró a base de esfuerzo y dedicación”, indicó el pelotero.

En la otra cara de la moneda, Costa Rica se convierte en su recuerdo más triste. “Fue un Latinoamericano preintermedio, cuando perdimos el juego del cruce y no pudimos avanzar más, cuando buscábamos ese mundial en esa categoría”, aportó.

Sobre sus compañeros de equipo, Javier indicó que son como una familia. “Todos nos conocemos, cada equipo ha sido una familia y más este que ganó el nacional intermedio, luego el Latinoamericano efectuado en Saint Marteen y la serie mundial, ya que fueron muchos episodios juntos, con sufrimientos y felicidad, al final la recompensa llega”.

Entre Latinoamericanos, Panamericanos y Mundiales de Pequeñas Ligas, este espigado jugador, de 6 pies de estatura y 210 libras de peso, ha mostrado su talento en 16 países diferentes.

Antes de viajar con el equipo de las Pequeñas Ligas de Chitré a la serie mundial efectuada en agosto, Javier había estado en el campeonato Panamericano Sub-15 en Barranquilla, Colombia, con el equipo de Panamá que logró su clasificación al mundial de 2014 en México.

“Cada torneo es una experiencia más y de cada competición de estas se aprende algo. La verdad en el béisbol he conocido mucho, he aprendido mucho y esto me impulsa a que cada día hay que ser mejor, no hay que despegarse del terreno de juego.

SU FUTURO

Tras ganar títulos nacionales, latinoamericanos y serie mundial, en diferentes categorías, el hijo de Javier Alexander García Bultrón y Jazmina Bultrón de García reveló que no ha dejado los entrenamientos en ningún momento.

“Actualmente me mantengo haciendo mucha física acá en Chitré, combinada con algo de bateo, porque deseamos estar bien preparados para lo que se viene que es el nacional juvenil del año entrante.

Sobre este tema no escondió el deseo de querer, junto a sus compañeros, obtener el campeonato en esta lid que no llega a esta provincia desde hace más de 35 años.

“Confiamos en que se armará un equipo muy bueno para el certamen juvenil de 2014. Hay buenos jugadores acá en Herrera, con garra, con deseos de triunfo y con ayuda de Dios, lucharemos para conseguirlo”.

Al ser consultado sobre que es muy seguido por scouts o buscadores de talento de equipos de las Grandes Ligas, el jugador nacido un 26 de febrero de 1998 manifestó que no siente presión y que es consciente de que si sigue haciendo las cosas bien llegará el momento de una anhelada firma.

“De todos es conocido que la meta de todo pelotero es llegar a la Gran Carpa. Para eso se batalla cada instante, algunos llegan, otros no, pero se trabaja fuerte para lograrlo”.

García aceptó que ha sido una gran satisfacción haber iniciado el sueño, que luego se hizo realidad, en su natal Chitré, con la obtención del campeonato nacional en el estadio Claudio Nieto (Monagrillo) y luego coronarse en la serie mundial intermedia de Pequeñas Ligas 2013, miles de kilómetros más lejos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código