Un colero que mete miedo

Desde antes del primer compromiso de la hexagonal frente a Costa Rica se dijo que cada partido era importante, que ganar de local era la clave para aspirar a clasificar al Mundial de Brasil 2014.

Hasta hoy se han jugado seis partidos, con un quinto lugar en la hexagonal, con seis puntos y todavía aferrados a un madero en plena altamar mirando en el horizonte el cuarto lugar del repechaje. Con el sueño del Mundial a flote.

Cada uno de los seis partidos que ha tenido la selección nacional tuvo su propia historia, pero hoy pareciera que el de Jamaica es el más importante de todos, lo reconocieron el técnico, los jugadores, exseleccionados y entrenadores.

Resulta que hoy el colero, que solo tiene dos empates y al que muchos daban por desahuciado el 11 de junio cuando perdió su cuarto partido con Honduras, se presenta como el más difícil de la hexagonal por todo lo que representa para lo que resta de la eliminatoria. Ayer, no sé si en serio o por estrategia, Julio Dely Valdés exteriorizó su preocupación por su rival de turno, le intranquilizaban algunos jugadores nuevos que traían los caribeños con etiqueta europea, lo que hasta cierto modo, reconoció, le quitó el sueño una noche de estas. Habló que la victoria no estaba garantizada aunque confiaba en sus jugadores.

Diferente la postura del entrenador a la de sus jugadores, que fueron más liberales a la hora de hablar del partido, siempre respetando al rival, pero sin el drama que hizo Dely Valdés en la conferencia. Nunca lo había visto hablar así de un rival.

Pero sea en serio o por estrategia, ese es el resultado de haber comenzado mal el semestre. De no haberle ganado en casa

a Costa Rica, México ni a la flojísima Jamaica con la que empató en Kingston.

Es obvio que no hay rival chico y que este tipo de partidos son más complicados que cuando se enfrenta a uno grande.

Pero desde julio cada uno hizo su parte, mientras Panamá conseguía el subcampeonato en la Copa Oro con la que recobró la autoestima después de un mes de junio para el olvido, Jamaica contrató a un técnico alemán de cartel, mundialista, que clasificó a Camerún a Corea-Japón 2002, para comenzar un proceso e intentar meter miedo. Y bien que lo está consiguiendo.

Ahora, con el respeto del rival, si hoy no se le gana al colero, olvidémonos del mundial.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código