FRENTE A FRENTE CON MARIANO RIVERA

El 42 al final del vestuario

El líder absoluto en juegos salvados de las Grandes Ligas, además de hablar de béisbol, señaló ser un seguidor de la Marea Roja, y está listo para ir al Mundial de fútbol Brasil 2014 de llegar a clasificar Panamá.

Su número 42 asoma al final del vestuario. Pasando por la esquina asiática de Ichiro Suzuki, el centro del lanzador grandulón CC Sabathia y el rincón de los temibles bates de Robinson Canó y Mark Teixeira, el armario de Mariano Rivera luce como el del cualquier otro mortal de los Yankees de Nueva York.

Sus zapatos chocolates y su reloj bien colocado sobre su maletín esperan tranquilamente en el interior de su simple armario.

El dueño de la marca de más juegos salvados en la historia del béisbol de las Grandes Ligas con 631 todavía no aparece en escena.

El veterano cerrador de 43 años toma su tiempo en las duchas luego de sacar los últimos tres outs el pasado domingo en Seattle en la victoria de los Yankees 2 por 1 sobre los Marineros de Seattle.

Mientras Mariano, el Mo, se baña, una gran batería de periodistas estadounidenses junto a otro grupo más pequeño de medios panameños esperan pacientemente por el hombre de la película en Seattle. Mo le dice adiós a otro estadio de béisbol en una nueva parada de su gira de despedida de las Grandes Ligas tras 19 años de carrera.

La espera termina con la aparición del ídolo de Puerto Caimito, que luego de vestirse atiende las múltiples preguntas de los colegas de la prensa extranjera.

No pasan tres minutos de interacción con los micrófonos de las prestigiosas cadenas ESPN, FOX y Yes Network cuando el seguro Salón de la Fama sube sus manos para dar un alto a las preguntas exclamando: “sorry, let me talk to my guys” (disculpen, déjenme hablar con mi gente).

CHARLA CON SU GENTE

Las miradas de sorpresa no se hacen esperan por parte de los colegas extranjeros mientras Mariano se da vuelta y se acerca al pequeño grupo de periodistas panameños que esperaba en otro lado de su locker: “¿cómo esta mi gente?”.

Los próximos 30 minutos fueron una charla de todo de tipo de temas, que van de la preocupante situación actual en que se encuentra el béisbol panameño a la bastante cercana posibilidad de que los Yankees visiten Panamá.

EL ´TOUR´ DE DESPEDIDA

Su gran temporada con 23 salvados en 24 oportunidades también derivó en la infaltable pregunta: ¿porqué retirarse ahora?

El Mo Rivera destacó lo especial que han sido hasta ahora estos dos meses y medio de su tour de despedida, donde uno de los ingredientes especiales ha sido la gran presencia de fanáticos panameños.

“He visto muchos panameños en todos los estadios en esta temporada, ese apoyo se agradece”, señaló el número 42.

Sin embargo, fue enfático al señalar que después de este año es el momento justo de colgar los spikes. “Es el tiempo de retirarse”.

Sobre esta temporada donde los Yankees marchan segundos en la División Este de la Liga Americana, muy cerca detrás de los líderes Medias Rojas de Boston pese a una lista importante de lesionados como Derek Jeter, Curtis Granderson y Alex Rodríguez, Rivera aclaró que la clave ha sido el buen pitcheo.

“No tenemos los nombres que siempre hemos tenido, pero lo que tenemos son suficiente para poder ganar, anotando una, dos o tres carreras por partido”, destacó.

Desde vestirse de repartidor de pizzas para sorprender a un aficionado en Oakland hasta conversaciones con los más apasionados fanáticos y trabajadores de equipos rivales, la temporada de adiós para el líder absoluto de juegos salvados en postemporada con 42 sigue coleccionando numerosos recuerdos semana a semana.

CON LA MAREA ROJA

También además del béisbol, aclaró ser un seguidor más de la Marea Roja, al punto de que destacó que de ninguna manera se va a perder el viaje al Mundial de fútbol Brasil 2014 de llegar a clasificar la selección de Panamá.

“¿Tú sabes lo que significa un Mundial? Eso no me lo pierdo, ya estaría en pleno descanso”. Acto seguido, Rivera recibió una camiseta de la Sele por parte de la televisora RPC en un acto previo al diálogo con el amo del arma más mortal de la gran carpa: el cutter.

FRENTE A FRENTE

“¿Tú crees que a la gente le gustaría ver a los Yankees allá en Panamá? Con esta pregunta reveladora del mismo Mariano hacia los periodistas, les dejamos al señor apaga y vámonos.

¿Qué tan cerca están los Yankees de venir a Panamá?

Teníamos planes de ir el año pasado, pero lastimosamente no se pudo hacer. Tenemos una buena relación con los dueños y ojalá Dios quiera que se pueda dar. Sería algo muy importante y un regalo para Panamá.

¿Si te invitan al Juego de las Estrellas vas a participar?

Lo estoy pensando. De veras que sí. Va a ser una oportunidad que se puede tener, pero también son días libres que quisiera tener. Si Dios quiere de aquí al próximo mes tenemos que decidir.

¿Cómo quisieras ser recordado en Panamá, tu legado?

Mi legado es que yo siempre he representado a Panamá. Siempre he dado lo mejor por los demás, siempre he tratado de ayudar. Nunca me he enfocado en mi persona. Dios me ha bendecido de una manera especial y él es quien me guarda. En Panamá y aquí siempre lo he hecho: tratar de ayudar a los demás.

Quiero que me recuerden como una persona que siempre trató de dar lo mejor para otros.

¿Cómo te sientes cuando ves a tantos panameños sacrificando su dinero para poder venir a Estados Unidos y ver de primera mano tu último año en las Grandes Ligas?

Me fascina. Siempre me ha encantado. Cuando vienen los panameños trato de compartir con ellos. Si están muy lejos trato de tan siquiera saludarlos. Si puedo estar más cerca, trato de darles un autógrafo y conversar con ellos. No hay nada mejor que compartir con tu pueblo y gracias a Dios siempre lo he tomado en cuenta y lo he tratado de hacer. Cuando veo alguna bandera panameña, siempre trato de hacer contacto con ellos.

¿Qué tenemos que hacer para rescatar el deporte del béisbol en Panamá, que pareciera que cada día que pasa pierde más terreno en comparación al fútbol?

Tenemos que invertir. Tenemos que empezar nuevamente con las pequeñas ligas. Lo único que lo va a sacar de donde está es trabajando fuerte.

Al fútbol se le ha metido bastante apoyo y eso no está mal, pero no podemos enfocarnos en uno y dejar el otro por fuera. Y eso es lo que se ha hecho en Panamá: se han enfocado mucho en el fútbol y se ha dejado de lado el béisbol, que es lo que es de nosotros. A Panamá se le conoce mucho por el béisbol.

¿Y cómo extirpamos ese cáncer que es la política que tanto rodea al béisbol nacional?

Eso es algo que como pueblo debemos reunirnos para ver el futuro de nuestro Panamá. Por supuesto que la política no se puede meter.

El deporte y la política son dos cosas totalmente diferentes y eso es algo que tenemos que entender. Tenemos una cuna de peloteros en Panamá que tienen que ser explotados y no se explotan porque se invierte en otra cosa y no en el béisbol.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código