LA REALIDAD DE PANAMÁ EN LOS JUEGOS DEPORTIVOS CENTROAMERICANOS

Una hegemonía que se quedó en el pasado

Después de dominar las dos primeras versiones de los Juegos Deportivos Centroamericanos, Panamá ha ido cediendo terreno con respecto a los otros países del área.

Los resultados obtenidos por Panamá en los recién finalizados X Juegos Deportivos Centroamericanos volvieron a dejar una vez más en evidencia que la condición de potencia deportiva del área que en un tiempo ostentó en estos Juegos es cosa del pasado.

Después de dominar las dos primeras versiones de estos Juegos, en 1973 y 1977, cuando el deporte panameño vivía su época dorada, Panamá ha ido cediendo terreno y cada ciclo de esta justa regional que pasa, la brecha del nivel competitivo se va haciendo más grande con respecto a países como Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

Y es que mientras los resultados apuntan claramente a que estos tres países han tenido mayor desarrollo deportivo en todas sus facetas, en el caso de Panamá, aunque cuenta con algunas figuras individuales con cierta superioridad en el área, en el contexto general el deporte panameño se ha estancado.

En vez de masificar y desarrollar más los deportes que son la mina de oro en los Juegos del ciclo olímpico, Panamá sigue apegado y apostando en gran medida a las disciplinas tradicionales, en algunas de las cuales ya nuestros vecinos nos superan.

LA REALIDAD ENTRE UN JUEGO Y OTRO

En los anteriores Juegos celebrados en 2010, de los cuales fue sede, Panamá con una delegación de más de 440 atletas y con la ausencia de Guatemala apenas pudo ocupar el tercer lugar del medallero con 58 de oro, por detrás de El Salvador y Costa Rica, con 123 y 66 doradas, respectivamente.

Ahora para los Juegos del 2013 que se celebraron en San José, Costa Rica, y a sabiendas del retorno de Guatemala, y que además eran los primeros desde 2001 en que participarían los siete países del área, las autoridades deportivas panameñas tras hacer sus evaluaciones y reajustes ante el escenario existente llegaron a un pronósticos hasta cierto punto discreto.

Cincuenta y tres medallas de oro en vez de las 60 contempladas en principio, y el tercer lugar en el medallero general, por detrás de Guatemala y Costa Rica, como en efecto sucedió y por encima de El Salvador, el campeón de la justa pasada.

Al final ninguno de los dos objetivos trazados se alcanzó. Panamá solo ganó 43 preseas doradas y ocupó el cuarto lugar por detrás de El Salvador, que obtuvo 67 doradas, o sea, 24 más de ese metal que Panamá.

SATISFACCIÓN PESE A TODO

Pese a que ninguno de los dos objetivos se alcanzaron, para Javier Tejeira, director general del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes), lo hecho en San José por la delegación panameña, integrada por 338 atletas, fue satisfactorio.

Tejeira sustentó su apreciación señalando que de las 83 veces que Panamá llegó a disputar el oro en San José, en 43 de ellas se logró ganarlo

Esto lo consideró como un resultado más que satisfactorio considerando que solo fueron ocho semanas de concentración lo que tuvieron las selecciones una vez estuvieron conformadas.

“Estamos conscientes de que no fue el tiempo suficiente, pero hicimos el esfuerzo para no sufrir una humillación deportiva en Costa Rica y creo que los muchachos lo hicieron muy bien y se portaron como unos verdaderos guerreros”, dijo.

Pese a estas consideraciones en cuanto al poco tiempo de preparación esgrimidas por el director de Pandeportes, en más de una ocasión durante los Juegos mencionó la buena preparación como una de las claves del éxito cuando alguno de los atletas conquistaba medalla de oro.

Uno de ellos fue cuando el judoca Jaime Villar ganó el oro en la final de los 55 kilos, Tejeira, “quien se encontraba presente durante la competencia, además de felicitar a Villar por la obtención de la medalla de oro, que logró con mucha gallardía, puntualizó que el Gobierno Nacional apostó por la buena preparación de los atletas panameños con una inversión de 1.1 millón de dólares para su participación en la justa deportiva centroamericana y los resultados se están alcanzando”, según el reporte del boletín de prensa enviado por esa institución.

En esa misma línea, el reporte también reseñaba que “Villar resaltó que la preparación que tuvo durante la concentración establecida en el Centro de Entrenamiento de la Ciudad Deportiva Irving Saladino fue fundamental y clave para alcanzar el triunfo”.

SORPRESAS Y DECEPCIONES

Lo cierto es que, salvo el primer día de competencia cuando Panamá se ubicó en el segundo lugar de la tabla con tres medallas de oro que no estaban dentro de los pronósticos (José Luis Morán, en esgrima; Villar, en judo y Germán Preciado, en pesas), durante las dos semanas de competencia nunca más volvió a ocupar esa posición, y tampoco puso en peligro el liderato de los tres grandes de la justa deportiva regional.

Otras medallas de oro que no estaban contempladas dentro de los pronósticos fueron la esgrima con el equipo de espada masculino; los fisiculturistas Pedro Batista y Pedro Gil; la del nadador Ismael Ortiz, en los 50 metros mariposa; la de la gimnasta Anabella Amado y el equipo de relevo femenino 4x100 metros planos en el atletismo, que vino a suplir la de la posta masculina que ganó pero que fue descalificada

Por otro lado, las decepciones o debacles en cuanto a pronósticos de medallas de oro estuvieron encabezadas por los deportes colectivos, que en ninguno de los casos los que eran candidatos al oro lo consiguieron, tales fueron los casos del béisbol, softbol masculino, voleibol masculino, fútbol y fut sala.

En el plano individual hubo grandes favoritos que también fallaron, como la taekwondista Carolena Carstens, Víctor González, la esgrimista Yesika Jiménez, el karateca Valentín González, el luchador Leonardo González y los boxeadores Omir Rodríguez, Pascual Hodgson, Enrique Herrera y la boxeadora Lourdes Borbúa.

Por otro lado, el ciclismo, boliche, tenis de mesa y tenis de campo fueron los cuatro deportes que no lograron ninguna presea.

LOS QUE DIERON BRILLO

Al igual en los Juegos de 2010 en Panamá, para este 2013 en Costa Rica, los deportes que sacaron la cara por Panamá fueron el atletismo, natación, lucha, levantamiento de pesas, boxeo y karate do, junto a un nuevo invitado que fue la esgrima. (Ver gráficos).

En el plano individual el nadador Edgar Crespo sin duda fue la figura de la delegación con seis medallas doradas, cuatro de ellas individuales y con nuevo récord en cada una de ellas.

La semifondista Andrea Ferris obtuvo tres de oro (una en relevo), y los pesistas Máximo Víquez y Eustaciano Arias dos cada uno.

También hubo atletas como la velocista Ruth Cassandra Hunt, los nadadores Alexander Keller e Ismael Ortiz que ganaron oro individual y en relevo, y el esgrimista José Luis Morán, individual y en equipo.

Los guatemaltecos han ganado la justa en cinco ocasiones (1986, 1990, 2001, 2006 y 2013), en tanto que los salvadoreños dominaron el medallero general tres veces (1994, 1977 y 2010) y los panameños en dos oportunidades (1973 y 1977).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código