Una medallista innata

Isabella no cambia su carácter ni dentro ni fuera del agua. Siempre está tranquila y tratando de controlar la situación si llegan los nervios.
Isabella Pérez Bonilla ya perdió la cuenta de las medallas que tiene guardadas. Una de las más importantes fue la que consiguió en los pasados juegos Codicader primarios. LA PRENSA/Luis García. Isabella Pérez Bonilla ya perdió la cuenta de las medallas que tiene guardadas. Una de las más importantes fue la que consiguió en los pasados juegos Codicader primarios. LA PRENSA/Luis García.
Isabella Pérez Bonilla ya perdió la cuenta de las medallas que tiene guardadas. Una de las más importantes fue la que consiguió en los pasados juegos Codicader primarios. LA PRENSA/Luis García.

Cuenta la leyenda que la Estrellita Deportiva de la Semana de La Prensa, Isabella Pérez Bonilla, le perdió el miedo al agua, cuando su abuelo paterno Lorenzo Bonilla la tiró a un río en Veraguas para que comenzara a nadar.

Hoy, cuatro años después de ese momento, Isabella se ha convertido en una de las promesas más grandes de la natación panameña.

Con 10 años de edad, la nueva sirenita panameña ha perdido la cantidad de medallas que ha conquistado tras las competencias y fue la abanderada de Panamá en los V Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos del Codicader, nivel primario, que se desarrollaron en julio pasado en el país.

De carácter fuerte, muy seria y educada y actual figura del club Halcones Rojos, Isabella afirma que cuando practica natación logra expresarse y ser ella misma.

Después de pasar el susto del río, la pequeña manifestó que sus padres “inicialmente me metieron en la natación para aprender a nadar, pero comencé a hacer las cosas muy rápido y mi entrenador me vio y me dijo que yo tenía potencial y me llevó a una competencia”.

Sus pininos fueron en el club Merlines de Urracá en Veraguas, pues hasta el año pasado ella residía allá. Actualmente es estudiante del quinto grado del colegio Bilingüe de Cerro Viento.

En Santiago ella entrenaba en una piscina de 25 metros, por lo que el esfuerzo era doble, ahora al entrenar en una piscina de 50 metros es más cómodo para ella desarrollarse.

Para la veragüense lo más difícil cuando está en una competencia es llegar de primera y lo más fácil es concentrase.

Pérez Bonilla es experta en los 50 metros mariposa y los 100 metros libres, ya que son los estilos más rápidos para ella.

Para la atleta ser una gran campeona es algo que no sale de mente. “Cuando estoy en el partidor a punto de entrar al agua, pienso que cuando me tiro debo llegar a la meta y triunfar”.

Al ser la velocidad lo que más le gusta de la natación, Isabella afirma que admira a Michael Phelps y a Eileen Coparropa. “A Phelps porque es el nadador más rápido de las olimpiadas y a Coparropa porque fue la primera mujer panameña en ir a unas olimpiadas”.

Mientras Isabella hablaba de su deporte favorito y arreglaba sus medallas, su madre, quien está trabajando en México, la monitoreaba y le daba consejos vía internet.

“Además de la natación, me gusta escuchar música, hacer ejercicios y estudiar, aunque no me gustan las matemáticas, ni en inglés ni en español”, dijo entre risas la pequeña nadadora.

El horario de actividades diarias de Isabella es pesado y en ocasiones los papás tienen que turnarse.

“Me levanto a las 5:00 a.m. para estar en la escuela a las 6:00 a.m.; salgo a la 1:20 p.m., tengo que ir a la casa para comer y descansar si hay tiempo; luego voy a entrenar, las prácticas comienzan a las 4:00 p.m. y salgo a las 6:00 p.m. de la piscina Eileen Coparropa.

Como en su apretada agenda no hay mucho tiempo libre, Isabella estudia los fines de semana y durante la semana solo repasa los temas que tiene pendientes.

Para sus padres, Alexis Pérez y Querube Bonilla no es extraño el éxito que ha tenido su hija en la natación.

Sus abuelos paternos eran profesores de educación física, su madre fue selección de atletismo y su padre fue basquetbolista.

“Todo es un tema de coordinación entre la mamá y yo para llevarla a las prácticas, ir a todas las competencias, que tenga una dieta balanceada”.

Papá admite que cuando escogieron a Isabella como abanderada de Panamá fue un orgullo y una sorpresa porque no se lo esperaban. “Indagamos un poco y nos dimos cuenta de que ya la decisión estaba tomada desde hacía tiempo”.

“Pero más que ser abanderada, yo creo que mientras a ella le guste y lo disfrute, es el éxito de cualquier actividad extracurricular de tus hijos”.

Papá admite que cuando su pequeña está en el agua no está nervioso, porque confía plenamente en ella. “Siempre lo he dicho, que no importa el resultado, con que ella haga su mayor esfuerzo, para mí es suficiente”.

Algo positivo que le ha dado el deporte a Isabella es la seguridad en ella misma, según dijo papá.

Mientras papá hablaba de su sirenita, ella afirmaba que se está preparando para un torneo en el Instituto Justo Arosemena y viene un torneo internacional de clubes, donde fue seleccionada por el club Beldgans Plus para apoyarlos y además tiene otro evento internacional en República Dominicana.

Todos esos eventos forman parte del calendario que se ha trazado Isabella para en un futuro convertirse en nadadora profesional con el apoyo de toda su familia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código