MUNDIAL DE CLUBES 2011

El mejor del mundo

Barcelona le pasó por encima al Santos e hizo lo que quiso con el club brasileño, demostrando que hoy son los mejores.

El Barcelona confirmó ayer su condición de mejor equipo del mundo al aplastar al Santos por 4-0 en la final del Mundial de Clubes y sumar su quinto título sobre seis posibles en 2011.

El equipo dirigido por Josep Guardiola se coronó una vez más a base de su fútbol total y la magia de su estrella Lionel Messi, autor de un doblete.

Gracias a los goles del argentino (17 y 82 minutos), Xavi Hernández (21) y Cesc Fábregas (44), el equipo azulgrana logró su segundo título en el Mundial de Clubes en tres años, ya que en 2009 se había impuesto a Estudiantes de La Plata de Argentina.

El equipo español había ganado ya este año la Liga española, la Liga de Campeones, la Supercopa de España y la Supercopa de Europa. El único certamen que se le escapó fue la Copa del Rey, donde cayó en la final por 1-0 ante el Real Madrid.

“Son una generación de futbolistas que se recordará por siempre”, advirtió el entrenador azulgrana, Josep Guardiola. “Es difícil reunir tanto talento en un mismo equipo”.

Los mismos componentes del Santos admitieron la superioridad de un equipo que hoy por hoy parece imbatible.

“El Barcelona nos ha enseñado cómo se juega al fútbol”, dijo la gran estrella brasileña, Neymar.

El Barcelona impuso su filosofía ante la de los brasileños, Guardiola ganó el duelo personal de los banquillos frente a Muricy Ramalho y el propio Messi dejó a la sombra al joven Neymar en el duelo de las dos estrellas del partido.

Gracias al enorme colectivo, el Barcelona hizo olvidar ausencias de la talla de David Villa o Alexis Sánchez y prácticamente borró del campo a su rival.

Con una delantera formada por Messi, Fábregas y Andrés Iniesta, el Barcelona presentó un equipo sin atacantes puros, pero enormemente ofensivo.

Un concierto de pases y relevos condimentó una victoria asegurada en la primera mitad y sostenida en el complemento con un control de la pelota incesante.

“Hoy aprendimos que se puede ser ofensivo jugando con un sistema táctico 3-7-0, que en Brasil sería un sacrilegio”, dijo un atónito Ramalho, cuyo equipo apenas pudo entrar en contacto con el balón.

En poco más de un cuarto de hora de juego, todos los reclamos de los japoneses por las ausencias de Messi en las ruedas de prensa se redujeron a la admiración por una nueva maravilla técnica del argentino.

Más noticias de Deportes

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código