Eloy Cruz

Una mirada desde el cielo

Dejó los medios de comunicación para dedicarse al paracaidismo, un deporte de acción en el que lleva 20 años de experiencia.
Prefiere que sus alumnos hagan el primer salto acompañados de un instructor. CORTESÍA Prefiere que sus alumnos hagan el primer salto acompañados de un instructor. CORTESÍA

Prefiere que sus alumnos hagan el primer salto acompañados de un instructor. CORTESÍA

La vista desde el avión es su oficina. El costo de un salto comienza desde los 330 dólares dice Cruz (Izq.) . CORTESÍA La vista desde el avión es su oficina. El costo de un salto comienza desde los 330 dólares dice Cruz (Izq.) . CORTESÍA

La vista desde el avión es su oficina. El costo de un salto comienza desde los 330 dólares dice Cruz (Izq.) . CORTESÍA

Una mirada desde el cielo Una mirada desde el cielo

Una mirada desde el cielo

Es una aventura de 30 minutos, pero el recuerdo se guardará para toda la vida; ese es el objetivo principal del instructor Eloy Cruz, un comunicador social que trasladó sus oficinas al cielo, de donde salta casi todos los días en paracaídas, una pasión que llegó a su vida por una apuesta.

El instructor, con más de 20 años de experiencia, vive ahora de un deporte de acción que próximamente lo llevará a los festivales de Cannes y San Sebastián, donde se exhibirá en abril un documental sobre la vida de tres panameños que practican deportes.

“Me escogieron a mí, a Gary Saavedra, del surf y a Jean Carlo Salerno, de four wheels, para que contáramos historias y vivencias de nuestras respectivas disciplinas”, agregó.

El paracaidista no quiere que su deporte sea considerado peligroso, aunque recuerda que se ha roto 22 huesos del cuerpo.

“Aquí puedes morir igual que con otro deporte o circunstancia de la vida”, señala Cruz, y advierte que es vital escuchar y atender todas las recomendaciones.

En 2013, en El Salvador, Cruz sufrió un accidente, pero esto no lo alejó de su pasión, como él califica al paracaidismo.

“Antes de saltar les digo a mis alumnos que se relajen, abran los brazos y miren lo grande que es mi oficina”, sonríe mientras relata sobre el paracaidismo.

El instructor intenta dar seguridad a los principiantes mientras la aeronave llega a los 10 mil pies de altura, donde muchos lo piensan dos veces antes de tirarse al vacío. Él se complace de ver rostros sonrientes y de admiración cuando sus alumnos pisan tierra.

“Yo deseo que cuando toquen el suelo lo hagan con una gran sonrisa, con ganas de volver a intentarlo y comprobando que este deporte de acción no es peligroso si se cumple con las normas de seguridad”.

“Sentir que pasas tus conocimientos y que se asimilan te hace sentir bien”, añade.

Cruz se inició como paracaidista por una apuesta en 1990. En ese tiempo saltaba en bicicletas montañeras, era la moda y junto a un grupo de amigos hicieron una apuesta y el que ganaba decidía el siguiente paso.

“Yo gané y tuvimos que aprender a saltar en paracaídas. Mis primeras lecciones me las dio mi padre Eloy Loty Cruz, que tiene el primer salto registrado en Panamá”.

“Yo tenía 16 años cuando hice esa apuesta y me dije ‘voy a ser paracaidista”.

Desde entonces, el productor de programas de La Cáscara, TVN Canal 2, Medcom y Canal 11, dejó su primera profesión para dedicarse al paracaidismo.

“De esto vivo, es mi trabajo y lo disfruto”, asegura mientras revela detalles de seguridad, del deporte y de su vida.

El instructor repasa que se ha quebrado 22 huesos y advierte de que en el paracaidismo se debe escuchar, aprender y utilizar esos conocimientos en el momento preciso. “Todo cae muy rápido y debes estar claro en cómo proceder”.

La velocidad que se alcanza es de 172 pies por segundo, por lo que es importante haber escuchando bien las recomendaciones e instrucciones.

Cruz dice que hay dos formas de aprender el paracaidismo, la primera de ellas es tomar un curso que cuesta aproximadamente 2 mil 220 dólares y que incluye clases y nueve saltos. La otra es el tándem o saltos acompañados de un instructor.

“A mis alumnos les recomiendo el tándem, que es una forma más económica para saber si te gustará el paracaidismo”.

Esta modalidad tiene un costo de 330 dólares, incluye el salto acompañado, recomendaciones y el vuelo.

Generalmente el avión sube hasta los 10 mil pies, saltas en caída libre por unos minutos y luego abres el paracaídas a los 4 mil pies.

“Mientras bajas te da tiempo para ver el paisaje de Chame -su lugar preferido para saltar- y de sentir que verdaderamente te gusta la adrenalina que se genera en este deporte de acción. Por eso digo cuando salgo de casa: me toca saltar o trabajar”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código