La historia de Jesús Barría

La muerte anda a caballo

El aprendiz panameño Juan Sáez, de 17 años, falleció el martes 14 de octubre en un hipódromo de Estados Unidos.
Un jinete cabalga sobre un ejemplar rumbo a la pista del hipódromo de Panamá. LA PRENSA/Ana Rentería. Un jinete cabalga sobre un ejemplar rumbo a la pista del hipódromo de Panamá. LA PRENSA/Ana Rentería.
Un jinete cabalga sobre un ejemplar rumbo a la pista del hipódromo de Panamá. LA PRENSA/Ana Rentería.

El experimentado jinete de 40 años sabe que no puede haber una próxima vez. Su última caída lo dejó fuera de acción por nueve meses y meditando sobre la posibilidad de soltar las riendas para siempre.

En su trabajo ha visto pasar la muerte frente a sus ojos varias veces. Es temprano, el sol se asoma y un caballo lo espera; no es ´Evaristo´, pero sí otro fiel compañero de trabajo.

Jesús Barría debutó el 5 de diciembre de 1990 como jinete profesional. En 1998 conquistó en Trinidad y Tobago, con ´Steffany´s´, la Copa Confraternidad y al día siguiente se llevó los honores por distanciamiento en el Clásico Internacional del Caribe, con el ejemplar ´Evaristo´.

No sabe -ni le gusta- hacer otro trabajo, aunque su profesión es considerada una de las más peligrosas, según un estudio de la Revista Médica de Australia.

Ese informe reveló que un jinete enfrenta mayores peligros que un boxeador. Incluso, la profesión de la fusta y el sillín es comparada -por sus riesgos- con la de un pescador de alta mar.

En Estados Unidos, por ejemplo, desde 1940 hasta la fecha han muerto 153 jinetes. El último de ellos, Juan Sáez, un panameño de 17 años, perdió la vida el pasado 14 de octubre en un accidente ocurrido durante una carrera celebrada en el hipódromo de Indiana Grand Racing & Casino (EU).

JORNADA PELIGROSA

Barría viste jean azul, un pequeño gorro negro, un protector pectoral y en su mano derecha empuña la fusta. Tiene todo preparado para su jornada matinal de galope.

-¿Es peligroso su trabajo?- ¡Correcto! En fracciones de segundos puedes perder la vida.

Barría es uno de los 85 jinetes que montan en el hipódromo de Panamá, labor que desempeña bajo la modalidad de “servicios profesionales”. No cuenta con Seguro Social ni un sindicato formal que lo proteja.

José De Obaldía, de relaciones públicas del hipódromo de Panamá, dice que “gracias a Dios, todos los días no hay caídas extremas, pero tenemos un seguro de vida para los jinetes cuando se caen; además, hay un médico de turno y durante las carreras siempre va una ambulancia por cualquier percance”.

De Obadía explica que al menos dos jinetes se caen o sufren un accidente con sus caballos en la pista al mes. Pero -acota- puede haber caídas sin mayor trascendencia a la hora de la partida.

“La administración del hipódromo no tiene la culpa, ellos nos dan mil 300 dólares por un accidente, pero eso no es nada hoy en día”, revela Barría, un hombre que mide 5 pies y 5 pulgadas de estatura con un peso de 114 libras. Monta caballos de hasta mil 200 libras que desarrollan velocidades que van entre 50 y 70 kilómetros por hora y que llevan en sus patas herraduras de aluminio que se pueden convertir en una lanza cuando pisan a un jinete en el suelo.

Tragedia

El pequeño gigante del sillín que ganó en el mismo año dos eventos del Clásico Internacional del Caribe (1998) ha sufrido dos accidentes, uno en Panamá y otro en Arabia Saudí.

Sus recuerdos son borrosos. Intenta dar con el nombre del caballo o el número de la carrera, pero no lo logra. Solo atina a decir que poco a poco lo fueron cercando en la pista hasta que lo derribaron. Su pierna izquierda se fracturó en cuatro partes, lejos de su casa, en tierras árabes.

“Me fracturé, estuve fuera de acción y sin trabajo por casi nueve meses”, cuenta. Los médicos tuvieron que ponerle clavos y platinas en su pierna. “Para recuperar la sensibilidad me daban golpes de electricidad”, agrega.

“Lamentablemente, los que nos dedicamos a esta profesión no tenemos grandes estudios, si acaso un bachillerato, y lo único que sabemos hacer es montar, por eso no tenemos otra alternativa que regresar a la pista después de un accidente grave o leve ”, reflexiona.

La otra caída que recuerda fue durante su etapa de aprendiz en Panamá. Se fracturó la clavícula y se le resintieron varias costillas. “Cuando desperté en el hospital era la 1:00 a.m., estaba aturdido y confundido sobre mi futuro”.

“Obligatoriamente tuve que descansar por cinco meses, y cuando regresé tenía mucho miedo”.

Tras 24 años de carrera, tiene el derecho de calificar de “mentirosos” a los colegas que luego de una caída digan que no tienen miedo al volver a montar.

Ha visto morir a sus compañeros. En una ocasión, cuando era aprendiz aquí en Panamá, observó cómo un caballo se espantó y estrelló mortalmente al jinete que lo guiaba. Otro -cuenta sin precisar la fecha- perdió el control de un caballo en los 600 metros y jamás se levantó.

Casos como estos lo han motivado a tratar de organizar un sindicato que los proteja y los ayude cuando tienen accidentes en la pista.

El ganador de las estadísticas de jinetes de Panamá entre 1996 y 2004 señaló que, en este trabajo, “la muerte o un accidente te puede sorprender en cualquier momento y por eso hay que estar preparado”.

VA A LA PISTA

El ganador de 106 clásicos está ansioso por montar, por ir a la pista donde siempre ha cosechado triunfos, mete un pie en el estribo y dice que pronto regresará. De eso pasaron 40 minutos, la faena fue corta, tal vez para ser cortés con sus invitados.

Barría recibe una llamada, son buenas noticias... confirmado, guiará a una alazana en un clásico. Su agente de montas le aseguró además su participación en varias carreras, “no son las 18 montas que acostumbraba en un fin de semana cuando tenía 15 años menos, pero estoy satisfecho”, recuerda.

El jinete panameño pertenece al selecto grupo de jockeys que han ganado más de 200 carreras en un año en la historia hípica panameña. Esa hazaña la logró en dos oportunidades, la primera vez de 213 triunfos en el año 2000 y luego, en el año 2003, con 211 ganadores.

MUERTE Y SACRIFICIOS

Para Barría, la edad no es factor determinante para montar, pero sí la experiencia; mientras hace un alto para reflexionar sobre la muerte de Sáez.

Aunque los detalles del accidente están siendo investigados, se presume que ´Montezuma Express´, montado por Sáez (jinete sustituto), tropezó con el ejemplar ´Paddy´s Notes´ y luego cayó. Acto seguido otro caballo los impactó.

Sáez fue ganador de la estadística de Ellis Park (EU), con 51 victorias en 194 montas, se graduó de la academia de jinetes Laffit Pincay, Jr. en Panamá en 2013 antes de mudarse a Estados Unidos, y era un seguro nominado al premio Eclipse al mejor jinete aprendiz del año 2014.

“Estos son los peligros que tiene la pista. En fracciones de segundo puedes perder la vida, caerte y no despertarte más”, dijo el maestro del sillín que llegó a 2 mil triunfos en Panamá el 24 de febrero de 2013. “Por eso les recomiendo a todos que tengan un seguro privado”.

Sacrificio y PREMIOS

Además, este trabajo, que es considerado el deporte de los reyes en Arabia Saudí -aquí no (dice Barría)- tiene otro sacrificio más, pues el peso es factor determinante y por lo general los días de carreras (jueves, sábados y domingos) se tiene una dieta especial (solo pescado, ensalada o pollo).

“Nosotros ganamos un 20% del premio total de la carrera, pero de ello tenemos que compartir con el agente de montas (20%), el valet (5%) y dar propinas para los mozos del corral”, reveló el jinete, que el único clásico que no ha podido conquistar en Panamá es el Presidente de la República.

El segundo jinete en la historia de la hípica panameña con mayor cantidad de dinero ganado para los propietarios ($7 millones 370 mil), se roba las miradas cuando se dirige a la pista a galopar. Se trata de la alazana ´Sweet Forever´, su fiel compañera de trabajo por los próximos días.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código