OLIVER DEGRACIA Y CARLOS MUÑOZ LLEGARON A LOS 500 IMPARABLES

Una noche mágica

Son dieciocho los peloteros que ahora integran el club de los bateadores con 500 o más imparables.

Lograr la hazaña de llegar a los 500 imparables de por vida en el béisbol panameño es algo que pocos han alcanzado.

Sin embargo, el esfuerzo y la dedicación le rindieron frutos a Oliver De Gracia y Carlos Muñoz para entrar en este selecto club la noche del pasado 7 de marzo en el estadio Olmedo Solé, en Las Tablas. De Gracia y Muñoz, que juegan para la novena mayor de Los Santos, llegaron al compromiso ante Colón con 499 inatrapables.

El primero en conseguirlo, ante el derecho Renato Coulson, fue Oliver De Gracia, que fungía como primera base y cuarto bate, cuando se jugaba la parte baja del cuarto episodio.

Fue una línea entre los jardines izquierdo y central, cuando el reloj indicaba las 8:34 de la noche, provocando los aplausos y felicitaciones de los pocos aficionados presentes y sus compañeros.

Oliver, el primero

“Lo primero que se me vino a la mente fue mi padre, ya fallecido. Él era mi fanático número uno y sé que desde el cielo me estaba observando. Gracias a Dios logramos llegar a la mágica cifra ante los fanáticos santeños y mi familia”, dijo muy emocionado De Gracia, que en el sexto capítulo conectó un cuadrangular por el jardín central para llegar a 501 imparables.

“Esto me ha costado bastante debido a las lesiones que he sufrido, de las cuales me han operado cuatro veces. La verdad, no sé si seguiré jugando el año entrante, tengo que pensarlo, por ahora disfruto este momento”, acotó el pelotero que es el décimo séptimo en llegar a esta cifra.

Por su parte, Carlos Muñoz sonó su inatrapable en su tercer turno y en cuenta de 3 y 2, también ante el pitcher Coulson. Fue un englobado detrás del campo corto, justo una hora después de que lo hizo su compañero De Gracia. “A Dios gracias que terminó esta espera. La verdad, sí te presiona un poco saber que estás a punto, pero no llega. Ahora nos enfocaremos únicamente en ayudar al equipo santeño a su clasificación a la siguiente ronda del nacional de 2013”, señaló Muñoz.

“Renato Coulson me lanzó una recta que era para mandarla al palo de mamón, como decimos nosotros. Han sido muchas temporadas de altas y bajas, pero estamos satisfechos, aunque no se logró el triunfo ante Colón”, agregó.

Oliver De Gracia terminó bateando esa noche de 4-2 y Carlos Muñoz, de 4-1.

Renato Coulson fue el lanzador ganador, en el triunfo colonense 7 carreras por 3.

El primer pelotero en lograr los 500 imparables fue Eric Espino en 1992, luciendo también los colores de la provincia de Los Santos.

Se unieron unos años más tarde a este grupo los peloteros coclesanos Tomás Simittí, Rolando González, David Rivas y Rigoberto Villarreal.

Los santeños José Solís y Aristides Bustamante.

Los metropolitanos Rodrigo Orozco y Rodrigo Merón.

El herrerano Manuel Rodríguez.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código