El número uno más infeliz del mundo

Andre Agassi, ganador de ocho eventos de Grand Slam, confesó que durante el tiempo que ocupó la cima del tenis mundial fue muy infeliz debido a que nunca disfrutó practicar el deporte en el que se destacó.

En una conferencia ofrecida en la ciudad de México, el extenista de 45 años reconoció que empezó a jugar obligado por su padre.

“Mi padre me vendía como el número uno y cuando llegas ahí no te queda para dónde voltear, era el número uno más infeliz del mundo, prefería ser el 141. Cada vez que salí a jugar tenis sentí que estaba fingiendo”, reconoció Agassi.

“Mi papá era muy intenso, tenía ocho años y era una carga que me hundía y ese resentimiento me acompañó”, apuntó.

El estadounidense, quien se convirtió en profesional a los 16 años, dijo que “no empecé en el tenis por elección, yo odiaba el tenis con toda mi alma y lo odié la mayor parte de mi carrera. Tenía que golpear miles de bolas por día porque mi papá tenía la idea de que nadie me iba a ganar si golpeaba miles de bolas por día y por años”, explicó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código