Ashley Martínez

Su pasión supera todos los mitos

La categoría Bikini Fitness es una modalidad del fisiculturismo para damas en la que no de desarrolla toda la masa muscular. Ashley Martínez, una atleta chiricana, habla de su amor por esa disciplina.

Temas:

Martínez afina sus últimos detalles para participar en el Centroamericano de Fisiculturismo y Fitness de mañana. Martínez afina sus últimos detalles para participar en el Centroamericano de Fisiculturismo y Fitness de mañana.

Martínez afina sus últimos detalles para participar en el Centroamericano de Fisiculturismo y Fitness de mañana. Foto por: Ana Rentería

Ashley Martínez, en su atuendo de participante de uno de los torneos en los que tomó parte. Ashley Martínez, en su atuendo de participante de uno de los torneos en los que tomó parte.

Ashley Martínez, en su atuendo de participante de uno de los torneos en los que tomó parte.

En un momento de sus ejercicios de rutina para ponerse a tono. En un momento de sus ejercicios de rutina para ponerse a tono.

En un momento de sus ejercicios de rutina para ponerse a tono. Foto por: Ana Rentería

Ashley con su entrenadora Etzel Espinosa. Ashley con su entrenadora Etzel Espinosa.

Ashley con su entrenadora Etzel Espinosa. Foto por: Ana Rentería

Ashley Martínez tomó hace dos años la decisión de entrar al fisiculturismo para adelgazar y cambiar su estilo de vida. Siempre le llamó la atención de cómo una persona puede llegar a esculpir su cuerpo y esforzarse tanto, que llegó a preguntarse si también lo podía hacer.

Mañana Ashley, con 22 años, tomará parte del sexto Campeonato Centroamericano de Fisiculturismo y Fitness, que se realizará en el hotel Sheraton de Panamá, apenas su cuarto torneo en sus dos años de practicar esta modalidad deportiva.

Martínez, oriunda de Chiriquí, reconoce que ha sido difícil llegar hasta donde hoy está, porque estuvo inactiva en su segundo año y ahora volvió a retomarlo gracias a su entrenadora Etzel Espinosa, y a sus padres y hermanas que siempre la han apoyado para que cumpla con sus sueños de ser una atleta del fisiculturismo.

Dentro de los mitos y los tabús que tiene el fisiculturismo, Ashley dice que después de que se practique de manera natural es una disciplina que ayuda al cuerpo y a la persona.

“Empecé a practicarlo sola sin comentárselo a nadie hasta lograrlo y, entonces, comencé a competir”, dijo la atleta, para quien uno de los tabús de este deporte que despierta la sociedad es el miedo en las mujeres a desarrollar músculos.

Sin embargo, precisó que siempre practica esta disciplina en la línea de no perder su femineidad, por eso fue que escogió la categoría Bikini Fitness, porque además de gustarle y tener su cuerpo esculpido, lo hizo por salud y, sobre todo, por lo que le pasó en su infancia con el tema de la gordura que provocó que le hicieran bullying.

De acuerdo con Ashley, su categoría es la más light. “Son cuerpos muy esbeltos, apenas rayados, no se busca tanta musculatura, la grasa es muy baja, la piel compacta, después vienen otras categorías”, explica la atleta.

Las categorías van por tamaño. “ Se puede decir que la categoría Bikini Fitness es la más femenina, porque somos como cuerpitos de modelo, se busca estar muy delgado”, agregó.

La atleta dice que hoy hay muchas mujeres que se ejercitan en el gimnasio, levantan pesas y pueden estar compactas, pero ella tomó la decisión del fisiculturismo, porque se considera muy exigente consigo misma.

“Yo siempre le tuve admiración al fisiculturismo y me decía que algún día lo podría lograr, entonces empecé a hacerlo. Creo que uno nace para cada cosa, y a mí me apasiona, es muy sacrificado, paso mucha hambre en mis horas de cardios (ejercicios), pero cuando pongo un pie en la tarima y demuestro que lo hice, manteniendo mi cuerpo, es superlindo, porque se le llega a otras personas, que te admiran y te respetan por la disciplina que llevas”, comentó.

EL GIMNASIO

Pero igual que cualquier persona, también se puede ir al gimnasio. La diferencia, subrayó, es que el fisiculturismo es a un nivel más avanzado, porque se trata ya de una disciplina en la que tienes que mantenerte. “No se trata de un deporte en el que yo llegué primero y tuve más condiciones y soy la más fuerte, sino que al final hay que estar al frente de la vista del jurado, que si a alguno no le gustó tu cuerpo, pues no le gustó. O sea, es tratar de buscar el cuerpo exacto y perfecto”.

Recuerda que cuando comenzó a ejercitarse pesaba 150 libras, y eso era mucho para su estatura de 1.55 metros.

Compitió todo el primer año, pero después tuvo un bajón por una depresión, dejó de competir y se engordó, entonces retomó nuevamente el trabajo, pensando en el torneo de mañana. Considera que ha sido difícil volver a ser una persona normal en su disciplina y retomar su físico de hoy. En su receso, llegó a las 158 libras, cuando su peso normal son 110.

Señaló que lo fundamental de esta disciplina es la dieta, que está en un 70%, “cuando uno está en esto no puedes soltarte de una y comer todo lo que quieras, la ansiedad en tu estómago es tu enemigo. Por eso, hay que controlarse, llevar una disciplina.

Dijo que su madre, que junto a sus tres hermanas se ejercitan con las pesas, fue la persona que la motivó para retomar el deporte.

Por estos días, la atleta lleva 15 días en la casa de su entrenadora preparándose para el torneo regional de mañana.

Ha venido practicando todos los días en la casa de su entrenadora, que la considera como parte de su familia.

Pero una vez que termina la competencia, vuelve a su provincia natal a continuar sus estudios de Comercio Internacional de Logística en la Universidad Latina, que termina en agosto. Considera que hay gente que no entiende que una joven esté involucrada en este tipo de deporte tan exigente.

“La gente me dice que soy rara, porque tengo pocos amigos por mi modo sedentario, si se puede decir de esa manera. En el ámbito en el que uno se rodea, nadie te apoya, tus amigos están concentrados en las salidas y otras cosas, yo nunca he tomado ni fumado, pero a mí siempre me gustó eso”, dijo. “Mi mamá siempre me inculcó el deporte, porque lleva más de 15 años haciendo sus ejercicios”, agregó.

Explicó que cuando va a competir los cardios son más extensos. Para el torneo de mañana, ha llegado a hacer seis horas diarias de ejercicio (cardiovascular), entre correr y otras actividades.

“Cuando no se está en competencia, entreno una hora y 45 minutos al día, puedes comer un poco más y hacer muchas otras cosas, entre ellas ir a nadar, pero cuando se está en competencia no se puede, porque uno termina débil de tanto ejercicio, el cuerpo se cansa y uno prefiere estar descansando”, indicó.

Para el torneo centroamericano, viene corriendo por lo menos 2 horas en la mañana en el parque Omar, también corre en escalador eléctrico, que son sus ejercicios más fuertes.

Sobre la dieta, señala que la gente tiene el mito de que si comes poco vas a estar flaco y no es así. “Nosotros comemos de cinco a seis comidas diarias. Cada tres horas se debe comer para acelerar el metabolismo, una dieta basada en proteínas, carbohidratos; son muy importantes los huevos, las tilapias, el pollo, la avena, y eso de mano de mi entrenadora, que según como va evolucionando mi cuerpo, me la va cambiando”, aseveró.

Para sacar músculos, es de menos a más. “Uno primero tiene que ir moviendo el peso que uno pueda, después se va intentando otro peso. Por ejemplo, mi peso máximo es 15 libras para mis brazos, para cuidar mi línea femenina, con muchas repeticiones”, explica.

“Cuando uno sube a la tarima, allí es técnica, posar y mostrar los musculitos que hemos logrado. Es una sensación única. Todos los meses de entrenamiento y la pasadera de hambre, creáme, que todo eso vale para esos minutos que uno está allí”, agregó.

Como mensaje a los jóvenes, dice que algunos ven este deporte como un tabú. Les exhorto a que no tengan miedo de practicarlo, es algo sacrificado, no es para todo el mundo, solo para el que lo ama y lo quiere, pero que lo intenten. “No necesariamente tienes que tener músculos como un hombre para ser una mujer esbelta y bonita; solo hay que cuidarse”.

Como recomendación a los jóvenes, dice que hoy los engañan mucho y les meten sustancias que no son adecuadas al cuerpo, como el uso de drogas y anabólicos. “La verdad es que están haciendo un daño a su salud, porque pueden verse bonitas primero, pero todo eso tiene un efecto secundario. Por eso yo me siento muy orgullosa del tiempo que tengo en eso, porque ha sido a base de sacrificio y esfuerzo. Es más difícil lograr algo de forma natural y limpia, que con drogas o ayuda. Que no dañen su cuerpo”, afirmó.

MÚSCULOS

En su categoría, el trabajo es más de cardios que de peso. “Hacemos muchas repeticiones, pero con poco peso, se entrena más circuito, mucho cardiovascular, correr, la caminadora, la elástica, hacer mucha sentadilla, con 50 o 100 repeticiones. Pero con poquito peso, porque no podemos tener músculos inflados como un hombre grande, sino apenitas rayitos, como cuerpo de misses, por decirlo así”, comentó.

Estimó que lo más bonito de este deporte es cuando se tiene la oportunidad de representar al país en el exterior, y el momento en que se pone un pie en la tarima. “En ese momento, a mí se me olvida que estoy deshidratada, que no tengo comida, que vengo de tres meses de dieta, eso es lo más lindo”.

“Este es un deporte de disciplina, de comer bien para verte bien, eres lo que comes. Cuando haces las cosas bien, todo sale bien”, precisó.

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, como dice mi versículo preferido en Filipenses 4:13”, puntualizó Ashley, que espera seguir en esta disciplina.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

25 Jun 2017

Primer premio

8 9 8 4

BBAD

Serie: 21 Folio: 4

2o premio

6710

3er premio

5570

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código