Las plagas del Barça

Héctor Lavoe y el Barcelona FC se hermanan en la fatalidad. El cantante puertorriqueño llegó a ese lugar de gloria al que un artista dedica todo su esfuerzo por años, a diario, en una especie del todo o nada. Murió cercano a la miseria, víctima de una enfermedad terminal, con el rostro paralizado, un hijo muerto, a veces mendigando en las calles de Manhattan, las mismas por donde desfiló en limusina, adicto, diabético, ulcerado, sin voz y así hasta que un paro cardiaco se apiadó de él el 29 junio de 1993.

El equipo catalán derribó los mitos del fútbol en casi una década. Ganó los títulos posibles para un club de fútbol, con repeticiones incluidas. Humilló a los grandes de siempre, como el Real Madrid y el Manchester United. Descubrió a esa fábula sin fin llamada Lionel Messi. Forjó las leyendas de Puyol, Xavi Hernández, Iniesta y Piqué. Sirvió de base a la selección de España campeona del mundo. Mandó al olvido a Pelé, Maradona y Zidane. Pero como cantaba Lavoe, todo tiene su final.

Y ese final empezó con la manera cómo se desdibujaron sus figuras. Un día partió el técnico Joseph Guardiola. Siguió la lesión paulatina de Puyol, espíritu de un equipo al que nunca le regalaron nada. Xavi se envejeció. Se fueron Eto´o, Ibrahimobich y Villa. Recibió una sanción brutal de la FIFA, que en su momento castigó las políticas contractuales con jóvenes promesas. La justicia española dejó en evidencia los fraudes fiscales de Messi. Hace menos de 10 meses contrató a Neymar por casi 100 millones de dólares, y hasta la fecha el brasileño es una promesa incumplida. Se lesionó el portero titular. Y se habla de la venta de Messi.

Ahora sufre la muerte de Tito Vilanova, el sucesor de Guardiola y en quien cayeron las esperanzas de mantener al Barça sobre todas las cosas. Un cáncer sorprendió a Vilanova cuando dirigía al equipo. Reemplazado por el argentino Gerardo Martino, la enfermedad se volvió definitiva en la actual temporada. Una de las más tristes del club: eliminado en cuartos de final de la Copa de Campeones de Europa, vencido en la final de Copa del Rey ante el Real Madrid y descartado para ganar la Liga.

Pero Lavoe y el Barça recuerdan la frase aquella de Hemingway del hombre “derrotado pero jamás destruido”. El puertorriqueño, pese a su desaparición, cuando uno escucha sus canciones canta aun mejor. Y el equipo catalán, sin importar su presente, o su pasado feliz, es el mejor de este siglo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código