BRASIL Y PARAGUAY SE VUELVEN A ENFRENTAR

Su segundo pulso

Empataron 2-2 en su partido de grupo, ahora brasileños y paraguayos se vuelven a medir en los cuartos de final.

Tradicionalmente, Brasil se inyecta dosis de confianza cuando piensa en la ofensiva y Paraguay cuando se pertrecha atrás a la espera de contragolpear.

Aunque no significa que saldrá a defenderse, Brasil se mostró alerta por la ofensiva de Paraguay, que a su vez dejó en claro que bajo ningún aspecto saldrá a especular por más que enfrente tenga a Neymar, Ganso, Robinho, Pato y un montón de otros notables jugadores.

Ambos equipos empataron 2-2 dentro del Grupo B cuando Brasil se salvó de una derrota sobre la hora con gol de Fred, quien no tiene cabida dentro del equipo titular.

Brasil, invicto con cinco puntos, ganó esa serie y Paraguay se clasificó tercero con tres empates. Los brasileños metieron seis goles y recibieron cuatro, mientras que los paraguayos convirtieron cinco y les metieron igual cantidad.

Neymar, Pato y Robinho, con Ganso como mediapunta, tendrán el soporte de Maicon, quien con sus desbordes por la banda derecha fue figura en la reciente victoria 4-2 sobre Ecuador en el cierre de la fase de grupos, cuando Paraguay empató 3-3 ante Venezuela tras estar dos goles arriba.

“Nuestro primer deber es defender, después, si se puede, atacar”, dijo Maicon, del Inter italiano, quien le quitó la titularidad a Dani Alves, del Barcelona español, quien jugó los dos primeros partidos.

“Una retaguardia de cuatro jugadores está más preparada para defender”, agregó Maicon. De esta manera, el defensor dejó en claro que Brasil se plantará con una línea de cuatro para evitar ser sorprendido por las embestidas del ataque paraguayo que tendría a Lucas Barrios y Nelson Haedo Valdez, o bien a Roque Santa Cruz por este último si se recupera a tiempo de una contractura en el muslo derecho.

Brasil trabajó en los últimos entrenamientos concentrado en defensa y practicando en la resolución de las pelotas llovidas. Por la vía de la pelota parada, Paraguay le metió los tres goles a Venezuela, que venía sin goles en contra, y eso es una señal de alerta para el técnico de Brasil, Mano Menezes.

“Tenemos que estar concentrados y atentos a esas jugadas”, dijo Menezes, quien además espera un partido “eminentemente táctico”.

Resulta llamativo que Menezes haga hincapié en la defensa y en la táctica, teniendo en cuenta que el alma de su equipo nace de los brotes de maestría de sus jugadores creativos como Ganso y Neymar. El técnico de Paraguay Gerardo Martino, lejos de arredrarse por los pergaminos del rival, dijo que su equipo se siente más cómodo jugando ante adversarios fuertes como lo es Brasil, campeón de las dos últimas copas, en Perú 2004 y Venezuela 2007. Y por si esto fuese poco, el técnico redobló su apuesta.

“Paraguay no saldrá a especular porque nosotros siempre apuntamos a ganar”, dijo Martino sin vuelta de hoja, y cuya mayor preocupación pasa por Ganso y no por Neymar.

“Ganso es el que se ocupe de abastecer a los que definen. Es muy importante no darle lugar”. Orden y disciplina serán fundamentales para Paraguay en su afán por atacar y no ser herido de muerte.

Además de la duda con Santa Cruz, Paraguay podría volver a sufrir la ausencia del mediocampista Diego Barreto, con un golpe en las costillas.

Brasil, por su parte, tiene entre algodones a su defensor Thiago Silva, lesionado en el muslo derecho, aunque el médico del plantel Rodrigo Lasmar estimó que el jugador del Milan podría recuperarse a tiempo. Por las dudas, para reemplazarlo están listos Luisao o David Luiz.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Feb 2017

Primer premio

3 4 1 8

DCDC

Serie: 9 Folio: 11

2o premio

0491

3er premio

4912

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código