Una sirena especial Valentina Sotillo,

Ha competido en las piscinas de Colón, Betania, el Instituto Justo Arosemena, Arraiján y en la Eileen Coparropa, donde entrena.

Valentina Sotillo, con tan solo cuatro años de edad, ya se perfila como una de las grandes promesas de la natación nacional.

Comenzó a practicar natación por casualidad del destino, cuando tenía año y medio y hoy día se ha convertido en una de las atletas más pequeñas en competir en la categoría de siete años y menos de los torneos de natación.

Hoy, Valentina, quien en año y medio ha conquistado 18 medallas en 17 competencias, es la Estrellita Deportiva de la Semana de La Prensa.

“A mí me gusta la natación porque puedo jugar con mis amigas y es divertido”, comentó la pequeña, quien hace solo 20 días fue operada de una hernia en el ombligo.

Según su padre, Rubén Sotillo, Valentina tuvo que parar y tomar las cosas con calma por lo de la operación. “Hace poco fuimos donde el doctor y él nos dijo que ya ella podía regresar a nadar, pero con calma”.

La llegada de Valentina a la natación fue cosa del destino. “La que iba a practicar era la hermanita mayor, Sara, pero cogió miedo y quedó Valentina en su lugar”, aportó Rubén, quien acompaña a la nadadora a todas sus competencias.

Para Valentina, las cosas son más sencillas. “Yo comencé a practicar natación porque mi papito me trajo”, dijo la niña.

“Desde que tenía un año y medio, ella sabe nadar, siempre le ha gustado y ya se tira desde el trampolín”, aseveró el papá.

Amante del arroz y huevo, Valentina es estudiante de prekínder de la escuela Carmen Solé Bosh en Juan Díaz y aunque afirma que aún no sabe leer, le encanta conversar y preguntar sobre cosas que le llaman la atención.

Valentina, que entrena dos horas todos los días en la piscina Eileen Coparropa en la ciudad deportiva Irving Saladino, ya sabe nadar 100 metros sin parar ida y vuelta.

Seis meses después de haber comenzado a entrenar con Carlos Córdoba, la pequeña ya podía nadar hasta el fondo de la piscina sin problemas, situación que asombró a todos.

“Recuerdo que hace poco, a ella se le cayeron los lentes al fondo de la piscina, ella se metió y comenzó a nadar hasta que los alcanzó y subió con los lentes en las manos, todos los que estaban en la piscina la aplaudieron”, recordó el papá, quien siempre la está animando.

“No me da miedo verla, ella sabe nadar”, aseguró Rubén, quien afirma que la disciplina de los entrenamientos ha ayudado a su niña a ser ordenada y hacer caso de todo lo que se le dice tanto en casa como en la piscina.

Para Carlos Córdoba, ver a esa niña tan pequeña tirar se de un trampolín no es algo que lo sorprende, pero asegura que su pupila tiene mucho futuro si se le da seguimiento.

“Cuando tenía un año y medio, le enseñé a nadar con flotador y luego con tablita, pero no la demoré mucho, porque vi que tenía talento, luego de pasarla al nivel dos le hice la prueba de natación sola y resultó. Luego le fui trabajando los pulmones para ver si tenía resistencia para tirarse del trampolín”, comentó el entrenador.

Aunque Valentina dice dominar los cuatro estilos de natación (libre, espalda, pecho y mariposa), Córdoba asegura que a ella también le va bien haciendo figuras de nado sincronizado.

“La primera modalidad que le enseñé fue el libre, luego vinieron los saltos en trampolín, luego espalda, pecho y estamos trabajando en mariposa”, aportó Córdoba.

Mientras Valentina sigue recuperándose de la operación y tomando las clases con calma, ella asegura que cuando sea grande le gustaría practicar ballet.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código