PEQUEÑAS LIGAS EN CHIRIQUÍ

Un sueño en forma de diamante

Eloy Emigdio Pinto ha estado como asistente técnico en una cifra importante de torneos nacionales, en latinoamericanos e invitacionales.
Eloy Emigdio Pinto Contreras enseña a los niños con cariño y paciencia todas las técnicas actuales del béisbol.ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eduardo Espinosa. Eloy Emigdio Pinto Contreras enseña a los niños con cariño y paciencia todas las técnicas actuales del béisbol.ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eduardo Espinosa.
Eloy Emigdio Pinto Contreras enseña a los niños con cariño y paciencia todas las técnicas actuales del béisbol.ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eduardo Espinosa.

Después de dedicar su vida y sus estudios al fútbol, Eloy Emigdio Pinto Contreras teje lazos con el béisbol y desde 1997 se enfocó exclusivamente en aprender técnicas para enseñárselas a sus alumnos de pequeñas ligas.

A los 50 años de edad, Pinto, apodado Gallo, ha sido de las pocas personas que en David, han logrado desarrollarse como instructores y en un proyecto de construcción de un estadio de pequeñas ligas.

“He aprendido y considero que son mis maestros el gran Segundo Serrano y Efraín Samudio”, citó el entrenador.

El mismo Gallo confesó que estando a la sombra de esos instructores, diariamente realizaba apuntes de todo lo que observaba durante los entrenamientos, con la finalidad de absorber los conocimientos y experiencias de ellos.

Recordó Pinto que junto a su aprendizaje se vio envuelto en muchos equipos de niños de escuela o academia e igual de selecciones sectoriales y provinciales, donde su papel básicamente era llevar los “numeritos” de los jugadores durante los partidos, lo que lo ha hecho un connotado conocedor de las exigentes reglas de las pequeñas ligas.

Así fue autoalimentándose beisbolísticamente, ya que al estar cerca de Serrano y Samudio al igual que de Rodolfo Ramillete Flores, Rigoberto Morales, Pedro Miranda y Alberto Macré, fue aprendiendo muchas cosas en el aspecto de técnicas y de entrenamiento.

Con el pasar de los años Pinto se fue percatando de que el estadio Erick del Valle, sede de las escuelas Segundo Serrano y los Indios, se quedaba pequeño para recibir a la creciente población de peloteritos y comenzó a buscar alternativas.

Tras localizar unas abandonadas estructuras de un estadio de bola suave, establecido en el barrio Altamira, de propiedad municipal, gestionó su uso y puso en marcha su escuela Municipal Altamira para entrenar a niños y niñas.

Pasados varios meses de 2009 como instructor en la escuelita, realizó su primer torneo interno en el cual contó con el apoyo de entidades públicas, del padre del pelotero Fernando Seguignol y otros más.

De manera positiva la cantidad de niños que asistían fue creciendo, pero Pinto y sus colaboradores observaron que las deficiencias que presentaban el campo y todas las escasas estructuras del estadio no eran las mejores para lo que pretendían, por lo que decidió suspender los campeonatos internos, no así sus enseñanzas.

Fue entonces cuando llegó la idea colosal de construir un estadio. “Me enfoqué en el ambicioso proyecto de construir un estadio”, aseveró Pinto.

confesiones

Pinto aseguró que fundó la escuela para desarrollar el béisbol en barriadas como: Tores del Alba, Prosperidad, Nazaret, Loma Colorada, Belén, Aeropuerto, Valle de la Luna y otras más, en las cuales no se desarrollan programas deportivos o alternativas para beneficio de la niñez y la juventud de estas.

“Me metí a la difícil tarea de construir un estadio con el apoyo de ciertos padres de los peloteros, empresarios y demás. El primer aporte que recibí fue de más de $20 mil para establecer la caseta de los equipos, baños sanitarios, mejorar las gradas y cerca de protección”, admitió Pinto.

“Con este proyecto de estadio demuestro que nosotros como instructor además de enseñar este deporte, debemos promover la construcción de estadios, los cuales son muy escasos en David y en la mayoría de los distritos chiricanos”.

A pesar de todos los problemas que tuvo, Pinto no dejó de lado su sueño de concluir el estadio con las comodidades necesarias y medidas requeridas y así poderlo sumar como una sede oficial para torneos de gran envergadura.

La primera fase de construcción del estadio incluye reacondicionamiento del campo de juego, del cuadro interior, reestructuración de gradas, establecimiento de sanitarios, vallado de protección a los aficionados y ya se está viendo cómo enfocar la segunda fase.

Este estadio posee las mediadas que exigen las organizaciones de Williamsport, con 225 pies de distancia por los sectores de las esquinas del diamante y 245 por el jardín central, longitudes que no tiene el campo del Erick del Valle.

Una nueva estrategia. Explicó que en el cuadro interior sí se mantiene la cifra normal de peloteros, que la idea es que todos los niños y niñas tengan durante los partidos la oportunidad de jugar.

Recordó que los equipos promedian una nómina de 14 jugadores, pero solo juegan nueve, y a esa edad lo que todo niño desea es precisamente... jugar y sus padres y familiares verlos divertirse.

“No soy psicólogo, pero de niño era lo que me gustaba, era jugar y que me vieran. No puedo descartar a ninguno y un niño en la banca no se sentirá estimulado para continuar viniendo a entrenar ni a jugar y con ello se alejará del deporte”, aseguró.

“En esta categoría bin - bin no podemos ser tan exigentes, lo que buscamos es un rato de sano esparcimiento familiar enfocado en los nenes. Decimos y escuchamos que en los niños está el futuro de la patria, pero si no promovemos en ellos desde pequeños cosas buenas, ese futuro no puede ser garantizado si será bueno o lo contrario, así de simple”.

Otro de los ideales de Pinto es que todos los niños puedan practicar el deporte, por dicha razón su escuela no cobra mensualidades ni inscripciones, todo es por autogestión y actividades de los padres.

“Ese recurso que se logra con venta de frituras, refrescos y otras actividades simples, hace posible solventar los gastos que conllevan esta escuela, como lo son compra de implementos, uniformes, bolas, pago a árbitros, equipo de mantenimiento, combustible etc.

El mismo Pinto advirtió que no critica a los que cobran por sus enseñanzas, pero en su escuela la autogestión hace posible omitir dicho renglón. Esto hace posible poseer sobre los 150 niños, acotó.

Retomando el tema del estadio, admitió que el proyecto no tiene fines políticos, por lo que a todos les pide y les pedirá que le apoyen de manera incondicional. Que favorezcan a los futuros hombres de esta provincia, así de simple, citó.

Adujo que no posee la capacidad económica para hacerlo todo. “Si tuviera el dinero compraría este campo y lo privatizaría para construir un estadio moderno, pero no tengo el dinero. Tocaré las puertas a quienes salgan elegidos este cuatro de mayo y a los que repitan de igual, sin que me tiemble la mano ni la voz”, sentenció.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código