No le teme a los retos

Aunque no todo es fácil en su vida diaria, ella siempre tiene sonrisa en su rostro y afronta todo de forma positiva.
Después de siete años practicando el deporte, Andrea ha logrado conquistar un gran número de reconocimientos tanto en triatlón como en ciclismo. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga. Después de siete años practicando el deporte, Andrea ha logrado conquistar un gran número de reconocimientos tanto en triatlón como en ciclismo. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga.
Después de siete años practicando el deporte, Andrea ha logrado conquistar un gran número de reconocimientos tanto en triatlón como en ciclismo. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga.

Andrea Corina Borrero Polanco ha tenido que luchar contra algunas lesiones para mantenerse como una de las mejores atletas en el programa de la Unión de Triatlón de Panamá (UTP).

Borrero, de 13 años, y estudiante destacada del octavo grado del colegio Javier, es la Estrella Deportiva de la Semana de La Prensa.

Ella practica triatlón desde los seis años y no necesita estar en ningún club para ser una de las mejores en su categoría (14-15 años), pues su abuelo, Sixto Polanco, se encarga de dirigirla cuando no puede entrenar en la ciudad.

Su historia en el deporte comienza desde muy pequeña. Todo comenzó cuando tenía tres años y fue a clases de natación con el profesor Pedro Comparaz, quien es profesor del Centro Bilingüe Vista Alegre, terminó el mes del curso y se salió.

Tres años después regresó a tomar el mismo curso y fue allí cuando Comparaz le preguntó si quería participar en triatlón. “Yo le dije que sí, para ver cómo me iba y si me gustaba el deporte. Recuerdo que la primera competencia fue en enero de 2008”.

“En esa primera competencia, recuerdo que en la natación fui la última en salir y las personas en las gradas me gritaban: ´vamos Andrea, dale Andrea´, y me sentía nerviosa, pero cuando ya iba en la ´bici´ me sentía relajada y mi meta era completar y llegar a la alfombra verde”, recordó la atleta, quien el año pasado representó a Panamá en los juegos Codicader.

“Al terminar le comenté a mi mamá Astenia y a mi abuelo que quería seguir practicando y así lo he hecho hasta ahora”.

“Desde la primera vez que el profesor Pedro me dijo que lo practicara, le fui cogiendo amor al triatlón y a pesar de que había más deportes que me gustaba practicar, ninguno se compara con el triatlón. No lo quiero cambiar nunca, ya es mi pasión”, sostuvo la jovencita.

“Para mí, lo más fácil del triatlón es el ciclismo, porque amo manejar bicicleta, mientras que la natación es lo más difícil, porque me cuesta al principio acostumbrarme a un paso para no estar ni tan lento, ni tan rápido y así salir a la par de otras competidoras”, confesó Borrero.

A pesar de tener tantos años en el deporte, la triatleta confesó que antes de una competencia, siempre hay nervios y siempre piensa en completar la prueba, sin importar si llega a podio o no.

“Mi abuelo de vez en cuando es mi entrenador, porque hay veces que no puedo asistir a los entrenamientos y yo le digo que quiero hacer tal cosa y él me dice que le avise el día y la hora para coordinarnos”.

Y es que su adorado abuelo ha aprendido poco a poco lo que ve en los entrenamientos de su nieta con profesores certificados. “Él me lleva a todos los entrenamientos y cuando no podemos ir, entonces entreno con él”.

Mientras el abuelo se secaba los ojos por la emoción de escuchar a su nieta, afirma que él es estricto cuando le toca hacer de entrenador.

“Mi abuelo no falta a ninguna competencia. Siempre está allí. En la natación me dice que le dé, cuando voy para la transición siempre lo veo corriendo; a veces me estoy poniendo el casco y me grita “dale, dale” y en cada vuelta que doy lo veo y cuando estoy trotando se pone a hacerlo conmigo en una recta y cuando ya voy llegando a la meta, él siempre está allí esperándome con los brazos abiertos”, comentó emocionada Andrea.

La primera competencia de este año para la triatleta fue en el 3kids del mes pasado en Panamá Pacífico y tuvo un sabor especial para ella, pues subió de categoría y venía de dos lesiones, que la dejaron fuera por casi año y medio. Aun así, logró ocupar la segunda posición de su división.

Para Andrea el triatlón significa pasión, sacrificio y amor.

A pesar de ser un deporte sacrificado, curiosamente, para la triatleta lo más difícil en su vida deportiva es faltar a una competencia. Igualmente apuntó que también es difícil controlar sus nervios y energías antes de la prueba.

En 2013, Andrea llega a formar parte de la selección nacional de 14-15 años gracias a su ímpetu de superación, logró ganarse el cupo y la aprobación del entrenador cubano Mario Mesa, quien era el encargado de elegir a toda la selección.

Aunque solo tuvo dos meses de práctica, ella se siente satisfecha de su actuación.

Entrena en la piscina de Clayton de martes a viernes de 2:00 a 4:00 p.m. con el profesor Vincent Thomas y de 4:30 p.m. a 6:00 p.m. entreno en Arraiján con José Rodríguez, que tiene un club de atletismo.

Los estudios y tarea los organiza entre sábado y domingo, adelantando todo lo que tenga en la semana y no estar recargada en la semana.

En ese sentido, en casa mamá tiene una regla, “si no va bien en la escuela, se le baja la carga de entrenamientos hasta que se acomode”.

“Yo no tengo ningún problema con que ella entrene y tiene como meta ser pediatra, así que yo le digo que la medicina es una carrera fuerte, pero que si ella quiere lo puede conseguir”, sentenció la orgullosa madre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código