RECORDANDO SU TRAYECTORIA DE MÁS DE 20 AÑOS EN EL FÚTBOL PANAMEÑO

Los últimos pasos del Patón

A sus 36 años, el final está cerca, por lo cual hizo una pausa para hablar sobre lo bueno, lo malo y lo feo que le tocó vivir y todavía ocurre en el fútbol panameño.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_201412029fqoK2.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_201412029fqoK2.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_201412029fqoK2.jpg

Hablar de Ricardo Patón Phillips es hablar de la evolución y el crecimiento del fútbol en Panamá.

Con más de 100 partidos internacionales con la camiseta de la selección absoluta de Panamá, el Patón reconoce que está ante sus últimos pasos en esta larga carrera llamada fútbol.

Artífice y responsable directo de los mayores logros en la historia del fútbol panameño, como el recordado subcampeonato en la Copa Oro de 2005 y el histórico título en la Copa de Naciones de 2009, hablamos de un jugador que tiene mucho que decir sobre el pasado, presente y futuro del fútbol panameño.

Cómo olvidar aquel golazo que silenció a todo un país en Honduras o el doblete ante Colombia en las semifinales, por mencionar solo algunos ejemplos.

Son casi 20 años de trayectoria futbolística que La Prensa decidió repasar desde el lugar donde surgió todo, en el interior de la casa de su madre en el barrio de San Joaquín en una historia de un jugador pequeño pero con corazón gigante que siempre tuvo como meta darlo todo por su país.

¿Cómo te imaginas tu retiro del fútbol?

Mi sueño es retirarme con una convocatoria para un partido eliminatorio con mi pueblo y por los puntos. Nada de un partido amistoso y todo arreglado. Yo no estoy para eso. Y quiero que mi retiro sea solo. Yo no tengo que retirarme con nadie más.

¿Sientes que mereces todo eso?

Sí. Ahorita mismo nadie ha traído ninguna copa a Panamá. Con todo el respeto, ni Julio (Dely Valdés) ni René (Mendieta) han traído nada para Panamá. Yo no quiero que mi retiro se quede en el olvido y tenga que salir por la puerta de atrás. Yo no me merezco eso. Nada de que cuando yo muera después me pongan en un ataúd de oro o me entierren en el mejor cementerio. No, no, no...

Sin duda estamos en el final de tu carrera.

A nivel de selección sí y te digo por qué y voy a hablarte claro. Como está el negocio ahora de los mánagers le dan plata a los técnicos y luego ellos ponen a los jugadores que ellos dicen que son. Hay un dicho que dice que no hay jugadores nuevos ni viejos, sino los que aportan. Y si nos vamos a ver por el tema de aportar, yo creo que jugaría hasta los 100 años. Hay jugadores que se ponen la camiseta para qué. Para decir que jugaron en la selección, pero, ¿y qué dieron?

¿Tú dices que Julio está llevando jugadores a la selección para vender?

Yo me baso en las declaraciones de Mario El Cholito Méndez y si él lo dice es por algo. Ahí la federación tiene que ponerse a tono y averiguar qué es lo que está pasando. Yo siempre justifique mi convocatoria. Siempre me rajé el cuero y en cambio ahí hay jugadores que no justifican su convocatoria. Te pones a ver y hay jugadores de la Sub 20 que pareciera que la selección pasó por encima de ellos, porque no demuestran nada. No veo nada. ¿Qué han aprendido?

¿Qué opinas del trabajo de Julio Dely con la selección?

Yo ando por la calle y escucho de todo. Te digo que las críticas son para que uno escuche y aprenda. A mí mucha gente me dice que él se está parcializando con ciertos jugadores y eso está mal, especialmente porque él fue jugador y de mucha trayectoria. Él debe saber cuáles jugadores le sirven y cuáles no.

¿Qué te pareció el equipo en la última Copa Oro?

Somos 3 millones de habitantes y se supone que él está llevando los mejores 23 jugadores del país. No creo que debas tener dudas a la hora de hacer cambios, porque todos deben estar en el mismo nivel. Para eso son los procesos, meses de preparación y para eso le están pagando a él. Yo no creo que él debe estar poniendo jugadores que le llevan y entonces no los pone a jugar porque ahí fueron varios jugadores que solo fueron a comer, de shopping y a pasear.

¿Ves algún cambio entre la anterior Anaprof y ahora LPF?

De nombre nada más. El jugador está recibiendo lo mismo. No veo ninguna mejoría. A los jugadores les retienen los pases, no los ponen a jugar...

Pero dicen que es la liga que siempre soñaste.

¿Soñaste? Es el trauma que siempre vas a tener, porque no te van a dar nada.

¿Conoces jugadores que vivan del fútbol aquí en la liga local?

No. Y por eso es que siempre va a haber problemas fuera de la cancha y uno no puede criticar a los compañeros. Yo toda la vida no tuve plata. Hay que ver cómo uno va a vivir y yo entiendo a los que han cometido errores, por eso siempre digo que todos tienen derecho a una oportunidad.

Hablando de oportunidades, ¿qué opinas del tema Garcés y su posible regreso a la selección?

Mi lema es que después que aporte, bienvenido sea. Dejen al hombre vivir y no cojan las cosas de manera personal.

Cambiando un poco el tema, ¿cómo te ves en un futuro?

Dentro de un año me quiero retirar en el Millenium y mi misión es dedicarme a las categorías menores, porque quiero aportarle lo que yo aprendí a los que vienen subiendo.

Los inicios de la carrera de Patón

Así es el Patón, honesto, claro y sin temor para decir lo que piensa.

Una actitud que va de la mano con su forma de jugar: atrevido, encarador, habilidoso y respondón.

Pero pasamos a los inicios de la carrera de Phillips en un viaje al pasado del jugador, quien rápidamente aclara su amor eterno por la camiseta del ya difunto club de Panamá Viejo.

Son nueve camisetas diferentes las que ha vestido Patón en su trayectoria en la primera división del fútbol local, la cual arranca a sus 17 años con el ya desaparecido Deportivo M y M en la también ya fenecida Anaprof.

“Yo ahora solo juego por plata, nada de camiseta. Pero el único equipo que a mí me llenó y donde yo en verdad sentí la camiseta fue en el Panama Viejo”.

El equipo de los Cangrejeros representa un lugar importante en su carrera y eso se nota inmediatamente cuando desesperadamente busca una foto con su uniforme amarillo dentro de un álbum de fotos con innumerables historias y titulares sobre su carrera.

Aclara que el gol que más recuerda en el fútbol local fue en la final del torneo Clausura de 2003 cuando jugaba para el Tauro FC en un duelo ante el Alianza FC.

“El balón fue al segundo palo, lo bajé de pecho, lo puse en el suelo, el arquero me salió, se tiró y yo se lo tiré suavecito al otro palo y nunca llegó”.

Son muchas anécdotas en el fútbol local entre Anaprof y Liga Panameña de Fútbol (LPF) que ahora suman un nuevo capítulo en la segunda división de la Liga Nacional de Ascenso con su nueva casa, el Millenium FC.

Un dato curioso es que en días donde el jugador panameño tiene como meta jugar en el extranjero, Phillips reconoce que su objetivo y máximo sueño era únicamente desembarcar en el fútbol de Estados Unidos.

“Mi sueño era jugar en Estados Unidos y yo decía que si no era para jugar ahí no iba a salir para ningún otro país. Ahora siempre le digo a los más jóvenes que vienen subiendo que no escojan adonde es que quieren ir, porque el tiempo pasa”.

A sus 30 años cumplió con su sueño, luego de decirle no a numerosas ofertas de Centroamérica y Colombia cuando en 2005 jugó en la Mayor League Soccer (MLS) para el New England Revolution.

Sus momentos con la selección de Panamá

Quizás el escenario donde más se recuerda al Patón Phillips y donde más se sintió cómodo fue defendiendo la camiseta de su país.

El hombre de los más de 100 partidos con la selección destaca que su momento más dulce con la Sele fue sin duda la Copa Oro de 2005.

“Yo no sé qué tenía esa selección, pero todos teníamos una mente que decíamos ´vamos a tumbar ese edificio con las manos´ y lo tumbábamos. No sé qué tenía y hasta el sol de hoy me pongo a pensar por qué esa selección estaba tan fuerte”.

Señaló al técnico colombiano Cheché Hernández como uno de los principales responsables de aquel recordado subcampeonato en suelo estadounidense.

“Nunca me había tocado un técnico como Cheché. Él llegó a Panamá y a cada uno le sacó el chip y le metió otro”.

Sobre aquel histórico pasaje en 2005 recordó los dos partidos ante Colombia, especialmente el segundo en semifinales donde anotó dos goles en ruta al triunfo por 3 a 2 y el boleto a la final.

“La primera vez que le ganamos a Colombia en la fase de grupos, ellos nos dijeron que eso fue casualidad. Nosotros les dijimos que cuidado y nos vemos de nuevo, y qué casualidad que nos encontramos en semifinales y ahí ellos empezaron a decir que ahí sí íbamos a ver quién era el mejor”.

Agregó que en el primer gol los colombianos nunca pensaron que él les iba a anotar de cabeza siendo el más chiquito de la cancha, no obstante relató que fue una jugada de laboratorio que salió a la perfección.

Ya el segundo gol fue más fácil, explicó, ya que se trataba de su compañero de infancia y vecino de toda la vida en San Joaquín, Luis El Matador Tejada, quien en un contragolpe aguantó el balón y luego se lo dio en carrera para anotar el definitivo gol.

“Nunca se me va olvidar esa selección”.

De aquella satisfacción vino un trago amargo en el proceso del técnico tico Alexandre Guimaraes.

“No se qué pasó, pero después de la Copa Oro de 2007 no me convocó más, pero yo después le demostré a él con hechos en la siguiente Copa de Naciones en Honduras que no es él, sino soy yo”.

Es en este mismo instante que Phillips logra meterse con letras doradas en la historia del fútbol panameño con la histórica primera Copa de Naciones en 2009.

Sin embargo, estuvo muy cerca de ni siquiera ir con el equipo, ya que a sus 34 años muchos consideraban que sus mejores momentos ya habían pasado.

Confesó que le sorprendió el llamado a la selección, aunque al ser el técnico Gary Stempel, un mentor desde su etapa en el Panamá Viejo, no había duda de que sabía lo que se esperaba de él.

“Anteriormente había visto la selección contra El Salvador en las eliminatorias y fue algo catastrófico, por eso en la primera entrevista aclaré que no venía como ningún salvador. Simplemente llegaba para entregarme en vida, alma y corazón por mi selección”.

Pero el viaje no fue todo color rosa, ya que en el primer partido perdieron 3-0 ante Costa Rica.

“Chuzo, estaba el gringo bravo, pero nos agarra a todos y nos dice: ´tranquilos, que nosotros vamos a ser campeones´”.

En el segundo partido ante Guatemala, Patón dijo que “estaba bravo” por estar relegado al banco, aunque el equipo panameño iba a sacar el resultado gracias a un tanto de Alberto Zapata.

“Después en las semifinales ante Honduras Gary me puso a abrir. Recuerda que ese equipo hondureño estaba en el hexagonal final de las eliminatorias y estaba en su casa. Yo miraba atrás y observaba a mi equipo y éramos casi todos jugadores criollos y del lado de ellos, que si Amado Guevara, Pavón, que si Valladares, Martínez... Yo decía, chuzo.

Cuando vamos subiendo las escaleras del estadio hacia el terreno, a mí siempre me ha gustado ir de último como soy el más chiquito, y de repente veo que se detiene la fila y como que no quieren subir. Era el pánico escénico de ver todo el estadio pintado de blanco, mucha gente de Honduras. Y entonces ahí les dije: ´qué pasa, vamos para arriba o ya perdimos, ellos son el número 12, pero recuerden que ellos no juegan y, ¿tú sabes quienes son los que van a pagar los platos rotos cuando ellos pierdan? Los que están en la cancha. Todos concentrados, que aquí vinimos a hacer una vaina”.

Luego siguió lo que todos recordamos con aquel golazo desde fuera del área con un misilazo que silenció por completo al estadio nacional Tiburcios Andino de Tegucigalpa en camino a la victoria por 1 a 0.

“Levanté la cabeza y le solté con todo, cuando veo que la pelota cogió un efecto y entró. Después fue una locura porque ya habíamos eliminado al mayor. Ya los dueños de la fiesta éramos nosotros y hasta el día de hoy no se van a olvidar de mí”.

El final se cumplió con una victoria por penales sobre la selección de Costa Rica en una tanda donde Phillips fue el encargado de patear el tercer penal y como siempre fue el caso cuando le tocó vestir la Roja, no defraudó.

´Hay un monopolio´

Ricardo Phillips es muy crítico de la actitud de algunos clubes de la LPF. Aclaró que hay equipos que no están pensando en el jugador y solo se dedican a monopolizar los salarios.

¿Qué opinas de los salarios en la LPF?

Los clubes más grandes están monopolizando los salarios, ya que se están poniendo de acuerdo y estableciendo un salario tope. Lo que pasa es que cuando vas a un club grande a pedir, ya todos los equipos grandes se ponen de acuerdo y te dicen que no puedes pasar de ahí. Así como exigen que el jugador sea profesional, así mismo tienen que pagar.

¿Y esto sucede en todos los clubes?

Lo que me ha sorprendido ahora en estos años es la actitud del Sr. Mirambel (presidente del Sporting San Miguelito). Él no pone peros para pagar. Si él quiere a un jugador y el jugador pide cobrar 5 mil dólares y es panameño y juega aquí, no importa, él lo paga, porque al venir de afuera el valoriza.

Pero así mismo el jugador tiene que poner de su parte...

Claro que sí. Pero al tú darme un salario alto, yo sé que me tengo que comprometer y yo no voy a querer que tú te metas con mi plata y me descuentes.

El Sr. Mirambel está tratando de profesionalizar el fútbol.

Así es. La idea que tiene el directivo del Sporting es muy buena. Algunos lo critican, pero es la verdad, hay que invertir. ¿Cómo vamos a subir los niveles de la selección y la liga si no invertimos?

Por eso son los choques entre el Sporting y los demás clubes.

Él no va con estrategias. Él le promete al jugador y después paga. Acá en los otros clubes tú puedes ser muy buen jugador y te quieren dar menos, pero eso sí, a la hora que sale una oferta de afuera son los que más piden y no se preocupan por la situación del jugador. Recuerden que detrás de cada jugador hay una familia grande.

¿Es más fácil o difícil para un jugador joven hacerse una carrera como futbolista en comparación a cuando tú empezaste?

Pienso que hoy en día los futbolistas la tienen más fácil. Cuando yo salí de mi paquín tenía 17 años y fui directamente a la selección mayor, y ahí me quedé. Nunca pasé por una Sub 17, Sub 20, Sub 23, en ese tiempo no había esos procesos. En cambio, hoy en día los jóvenes tienen más oportunidades, y tienen la esperanza de que un club de afuera los vea en un Mundial Sub 17 o Mundial Sub 20 y ahí tienen la posibilidad de ganar el triple. Es cierto que las cosas van mejorando, pero así mismo la Federación y los presidentes de clubes tienen que abrir un poco más la mente y no truncarle las carreras a los jugadores más jóvenes.

Podemos decir que el jugador panameño está creciendo, pero la dirigencia está estancada.

Si nos ponemos a mirar atrás, en Panamá siempre hubo fútbol, pero a nivel dirigencial no ayudan al jugador.

Pero, ¿quién protege al jugador?

Falta un sindicato de jugadores. En todo trabajo donde se gana un salario hay un sindicato, ¿por qué no puede haber uno para el fútbol?

¿Tuviste choques con dirigentes de clubes en el pasado?

Sí, y me dicen que soy sindicalista. Yo solo peleo por mi plata.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Mar 2017

Primer premio

5 5 2 9

ADAA

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

1396

3er premio

7855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código