UNA MIRADA A LA CANCHA DEL ROMMEL FERNÁNDEZ

Un verde que vale

La cancha del estadio pasó la prueba luego de la fuerte lluvia que cayó antes y durante el partido ante Costa Rica.
La grama del Rommel albergará un doble juego este 8 de enero, cuando Panamá se enfrente a Cuba y Haití se mida a Trinidad y Tobago en dos partidos clasificatorios a la Copa América Centenario. La grama del Rommel albergará un doble juego este 8 de enero, cuando Panamá se enfrente a Cuba y Haití se mida a Trinidad y Tobago en dos partidos clasificatorios a la Copa América Centenario.

La grama del Rommel albergará un doble juego este 8 de enero, cuando Panamá se enfrente a Cuba y Haití se mida a Trinidad y Tobago en dos partidos clasificatorios a la Copa América Centenario. Foto por: Ana Renteria

Rita Arcia tiene cinco años de estar como administradora del estadio Rommel Fernández. Rita Arcia tiene cinco años de estar como administradora del estadio Rommel Fernández.

Rita Arcia tiene cinco años de estar como administradora del estadio Rommel Fernández. Foto por: Roberto Cisneros

Néstor Córdoba Néstor Córdoba

Néstor Córdoba Foto por: Ana Renteria

Ni ocho horas seguidas de lluvia impidieron que el estadio Rommel Fernández luciera impecable para su presentación en las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Fueron dos días de constante agua lo que cayó el pasado 16 y 17 de noviembre en la antesala del encuentro entre Panamá y Costa Rica, pero nada impidió que el árbitro central del partido, el salvadoreño Joel Aguilar, hiciera sonar su silbato y que rodara el balón sin ningún tipo de problema.

El buen trabajo del drenaje y el cuidado de la grama por parte de la administración del Rommel fueron elogiados antes, durante y después del partido tanto por los fanáticos panameños, como por el cuerpo técnico de la selección costarricense y medios extranjeros que cubrieron el partido.

Y es que muchos quedaron sorprendidos con el estado del campo pese al fuerte aguacero que azotó a la capital panameña, menos el encargado del cuidado de la grama, Néstor Córdoba.

El responsable del mantenimiento de la cancha confesó que no le sorprendió para nada la respuesta del campo, ya que el principal factor que afecta el drenaje estuvo de su lado.

Córdoba, con casi cinco años de estar trabajando con la grama del estadio, explicó que uno de los motivos que ayudó a que no se inundara la cancha fue que las áreas adyacentes, como Chanis y Llano Bonito, no estuviesen inundadas.

Rita Arcia, administradora del Rommel, también confesó que ayudó mucho el hecho de que la precipitación de agua ese día fue constante pero leve, lo que permitió que el agua fluyera.

Arcia explicó que Instituto Panameño de Deportes destina un presupuesto anual de alrededor de $200 mil a $250 mil en el tema del cuidado de la cancha.

Esto incluye una inversión de $6 mil a $7 mil cada seis meses en la compra de los químicos para el tratamiento del césped.

Al ser consultada sobre el principal obstáculo que afronta la grama del Rommel hoy en día, Arcia apuntó al tema del constante tránsito que sufre la cancha.

“Aunque lo veas como un tema minúsculo, el principal problema que afronto para el cuidado de la cancha es el filtro de personas que entran a la cancha”, dijo Arcia.

La también subteniente del Cuerpo de Bomberos de Panamá y quien ya tiene cinco años de ser administradora del principal coliseo de Juan Díaz, indicó que muchas veces lo que sucede es que el atleta entra en la cancha en los días en que se le está haciendo tratamientos especiales y “rompe el trabajo”, afectando toda la inversión y planificación.

La administradora del estadio aclaró que en estos momentos se encuentra en un período donde necesita renovar la flota de trabajo, “ya sea la cortadora interna de la cancha y la máquina cortadora de las áreas comunes”, dado que ambas ya cumplieron con su período de vida.

“Ya el estadio merece una maquinaria nueva para hacer cosas diferentes”, destacó Arcia.

Por su parte, el cuidador del césped detalló que ahora que viene la temporada de verano deberá hacer un corte de grama más bajo, para así prepararla para los próximos partidos de eliminatorias en el mes de marzo ante Haití.

Córdoba indicó que para los meses de invierno usualmente se deja el césped de tipo paspallum canadiense un poco más alto como a media pulgada, mientras que en verano la corta más baja, a 3/4 de pulgada.

Al ser consultado sobre si el técnico Hernán El Bolillo Gómez le había hecho algún pedido especial en relación al tamaño del césped para algún partido, Córdoba dijo que hasta el momento no.

En el pasado el técnico Julio Dely Valdés sí era de prestarle atención a los detalles de la altura del césped y jugar con su tamaño dependiendo del rival.

“Me gusta trabajar con el césped bastante bajo, porque entre más se corta, él más se reproduce y lo que hace es que las raíces se extiendan constantemente”, dijo Córdoba.

En cuanto al uso que se le da a la cancha y que si aguantaba una mayor cantidad de partidos, dijo que el descanso era importante para mantenerla en buen estado.

“Ayuda bastante que no se use tanto, no tenemos otra, dependemos mucho de esta y la grama es un ser viviente que no se recupera de un día para otro”.

Córdoba apuntó a la necesidad de contar con una cancha de entrenamiento en el exterior del estadio, para ayudar aún más al cuidado del césped.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código