´De la victoria a la gloria´

El fútbol suramericano tiene una historia parecida a la del avión de Malasia. Resulta que el Perú padeció una noche de insomnio por la caída de un Fokker ocupado por los jugadores del club Alianza Lima y el cuerpo técnico. Eran las 8:13 p.m. del 8 de diciembre de 1987 y el Fokker con la delegación estaba a unas cuantas millas de aterrizar en el aeropuerto internacional Jorge Chávez. Dos horas antes el equipo capitalino había vencido al Pucallpa, escuadra representativa de una ciudad con el mismo nombre ubicada en el centro-oriente del país. En el descenso la nave se estrelló contra el mar y entonces murieron 44 pasajeros, la mayoría de ellos integrantes del inminente campeón de la temporada.

Los peruanos se volcaron a los noticieros radiales y televisivos para tener noticias definitivas del Fokker. Solo a las 5:04 a.m. se supo el nombre del único sobreviviente, el piloto Edilberto Villar. De los integrantes del plantel se conoció que 36 perecieron una vez se golpeó el aparato y otros 8 escaparon por una puerta y que sobrevivieron por unas cuantas horas. Cosa extraña, símbolo del significado del fútbol: permaneció a flote el balón con el que se jugó el partido.

Ahí no termina la historia. La parte bonita fue el gesto del Colo-Colo en el resto de la temporada. El equipo chileno le prestó cuatro de sus jugadores a Alianza Lima: José Letelier, Parko Quirós, Francisco Huerta y René Pinto. De sopetón, por obvias razones, ascendieron a la plantilla profesional varios jugadores de las divisiones inferiores. Al club regresaron dos de sus estrellas más rutilantes, en ese momento ya jubiladas: en condición de técnico y jugador, con 48 años, Teófilo Cubillas, y con 35 años César Cueto, El poeta de la zurda.

Pero perdieron el campeonato. En 1988 la misma nómina peleó el descenso. Se mantuvo en el torneo de primera división y debió pasar casi una década para ganar otra estrella. Bobby Charlton, el mejor futbolista inglés de todos los tiempos, quien se salvó de milagro de una tragedia similar en Munich en 1958, manifestó desde Londres su dolor y solidaridad. Y alguien compuso una canción en honor a ese Alianza Lima. Se titula: De la victoria a la gloria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código