SAORI TSUDA Y SU PASIÓN POR LA EQUITACIÓN

Una vida cabalgando

Ahora mismo la jinete panameña se encuentra viviendo en Alemania y ese es su punto de partida para competencias en ciudades europeas.
La atleta panameña comenzó su práctica en la equitación desde los siete años. Su familia siempre la ha apoyado para que se enfoque al 100% y lograr defender los colores patrios fuera de las fronteras. CORTESÍA/Saori Tsuda. La atleta panameña comenzó su práctica en la equitación desde los siete años. Su familia siempre la ha apoyado para que se enfoque al 100% y lograr defender los colores patrios fuera de las fronteras. CORTESÍA/Saori Tsuda.
La atleta panameña comenzó su práctica en la equitación desde los siete años. Su familia siempre la ha apoyado para que se enfoque al 100% y lograr defender los colores patrios fuera de las fronteras. CORTESÍA/Saori Tsuda.

Desde temprana edad Saori Tsuda tuvo que tomar una decisión que determinaría su vida.

A los siete años sentía pasión por dos deportes: la equitación y el tenis. Sus padres, con el interés de que fuera la mejor le preguntaron cuál de los dos escogería, y sin dudarlo, dijo que la equitación.

Este deporte ha sido parte de su vida y ahora está en Europa, en donde participa en eventos en distintas ciudades, algo que la llena por completo.

Aseguró que los jinetes panameños tienen mucho talento y que practicar este deporte tiene sus momentos de alegría, pero también sus momentos de presión.

Tsuda, de 25 años, explica sus inicios en la equitación y lo que hace en estos momentos para llegar a un nivel óptimo.

De tantos deportes, ¿por qué elegiste equitacion?

Los caballos han sido parte de mi vida desde que tengo uso de razón.

De pequeña jugaba tenis y montaba caballo, pero mis padres decidieron que para poder sobresalir tenía que dedicar todo mi tiempo a un solo deporte. A los siete años me pusieron a escoger y sin pensarlo decidí seguir montando.

¿Desde qué edad comenzaste a practicar la equitación?

Ahora mismo tengo 25 años. Cuando tenía cuatro años iba con mi hermana mayor al club de equitación y siempre me subían al caballo cuando ella terminaba de montar.

Ahí aprendí a agarrar las riendas, cómo pisar los estribos, pero no fue hasta los seis años que mis padres me permitieron comenzar de lleno en el deporte.

¿Dónde aprendiste esta disciplina? ¿Quién te enseño?

Aprendí a montar con la comisionada María Angelica de Celis (QEPD), en el antiguo Club de Equitación de Clayton, ahora mejor conocido como Club Ecuestre Metropolitano.

¿Cómo ves la equitación en Panamá?

Panamá, en comparación con otros países de Latinoamérica, no tiene mucha cultura ecuestre. Hemos tenido que viajar para explotar nuestros conocimientos, y poco a poco el deporte ha ido creciendo.

A pesar de eso, siempre sobresalimos en competencias internacionales.

Con la experiencia que tienes, ¿qué falta para mejorar la equitación en Panamá?

Los jinetes panameños tienen muchísimo talento. Lo que nos falta mejorar es el manejo de los caballos.

Estas haciendo equitación en varias ciudades en Europa, háblanos de eso.

Actualmente estoy viviendo en Alemania, entrenando con el jinete número uno en Japón y uno de los mejores jinetes del mundo.

Mucha gente me pregunta ¿por qué Europa? Europa es la meca de la equitación mundial.

Allá sí puedes tener una carrera como jinete y aparte que el nivel competitivo y la dificultad de las pistas es mucho mayor a cualquier otra parte del mundo.

Hay alrededor de 8 a 10 competencias internacionales cada fin de semana en diferentes países de Europa y es muy fácil trasladarse con los caballos.

Al comienzo del mes haces un plan de dónde quieres ir. Los caballos viajan por camión con nosotros. Estos camiones están hechos especialmente para los caballos de competencia.

Tienen espacio para 7-8 caballos y aparte tienen cuartos, sala, cocina para nosotros, ya que a veces pasamos días viajando.

¿Estos viajes qué costo tienen?

Bueno, yo sufrago los gastos. Unas competencias pueden ser más costosas que otras, dependiendo del nivel que hagas. Al nivel que estoy es un aproximado de 5 mil dólares mensuales.

¿Qué es lo más difícil de este deporte?

Lo más difícil de este deporte es que el caballo también tiene emociones. Hay que crear una confianza con cada caballo que montas y él también tiene que confiar en ti. Dicen que cuando tienes miedo el cuerpo suelta adrenalina y el caballo lo huele y piensa que algo malo está pasando. Es muy difícil ver un obstáculo enorme y no sentir alguna emoción, pero debes mantenerte lo más frío posible para darle la tranquilidad al caballo de que sólo es un salto más.

¿Qué es lo más emocionante?

Lo más emocionante definitivamente es ganar por tu país fuera de casa. Estar tan lejos y escuchar el himno de Panamá y ver como izan tu bandera es una emoción fuera de este mundo.

Coméntanos esa conexión perfecta entre el jinete y el caballo

Hay que construir una relación con tu caballo y como toda relación toma meses para esto. Tenemos que llegar al punto en que con tan solo pensar lo que quieres hacer, el caballo lo hace sin que se lo tengas que pedir. Creo que esto dice todo acerca de la conexión que llegamos a tener con estos animales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código