Hoy: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

sector hotelero

´Anfiteatro no puede ser un elefante blanco´

Históricamente el país se ha enfocado en el turismo de negocio, pero ahora es insuficiente para absorber la oferta.
Andrés Korngold tiene 14 años trabajando en la cadena Hilton. LA PRENSA/Eric Batista. Andrés Korngold tiene 14 años trabajando en la cadena Hilton. LA PRENSA/Eric Batista.
Andrés Korngold tiene 14 años trabajando en la cadena Hilton. LA PRENSA/Eric Batista.

Panamá está sufriendo las consecuencias de un crecimiento desenfrenado en materia hotelera. Entre 2008 y 2009 una avalancha de inversionistas se apresuraron a inscribir sus proyectos para aprovechar los incentivos turísticos que entregaba la ley 8 porque terminados esos años perdían vigencia.

Para ese entonces, Panamá despuntaba como un destino turístico y todos apostaban a que la llegada de turistas crecería a tan buen ritmo, que las habitaciones se llenarían en su totalidad.

La historia, sin embargo, es diferente. La entrada de los visitantes registra un crecimiento inferior al 4%, pero no ha sido suficiente para llenar las 7 mil habitaciones que se construyeron en los últimos cuatro años en la ciudad capital.

Al ser Panamá un centro logístico y bancario, los hoteleros estaban enfocados en el segmento de visitantes de negocio, pero se necesitan más viajeros de placer para que la ocupación registre porcentajes aceptables.

Andrés Korngold, director de Desarrollo de Negocios de Hilton en Panamá, ve en el segmento de convenciones una oportunidad interesante y con mucho potencial.

Korngold, con 14 años de trabajo en la cadena Hilton -empresa con 4 mil hoteles en 82 países- , advierte de que el país tiene una oportunidad de crecimiento única, pero al mismo enfrenta retos que solo podrán superarse si todo el sector privado trabaja de la mano del Gobierno.

¿Cuál es el principal reto de Panamá en materia turística?

Lo importante es seguir creciendo, y por fortuna las estadísticas así lo indican, aunque no es suficiente para llenar todas las habitaciones. Todos estamos de acuerdo en que debemos enfocarnos en el segmento de convenciones, pero la pregunta es cómo lo hacemos. No es responsabilidad del sector privado, aunque existe la disposición de mercadear el país, eso depende de las autoridades. Ahora, cada vez que participamos en una feria, primero tenemos que vender el destino para luego ofrecer los beneficios de quedarse en nuestros hoteles.

Panamá está construyendo un nuevo centro de convenciones . ¿Cuál es la hoja de ruta para captar grandes eventos?

No podemos permitir que el nuevo anfiteatro se convierta en un elefante blanco y que al final se convierta en una sala para bodas y cumpleaños que es un negocio para los hoteles. Hay que comenzar ya con la promoción de este nuevo edificio, y creo que estamos tarde. Las organizaciones que realizan grandes eventos se toman años en decidir en dónde realizarán su próxima actividad. Aunque la construcción esté retrasada, hay que salir a vender.

Además de la sobreoferta de habitaciones, ¿todavía persiste el problema de la mano de obra sin experiencia?

Antes de comenzar a trabajar en Hilton las personas pasan por una capacitación de seis semanas porque es necesario que entiendan los estándares de la marca. En el caso de Panamá, hay que seguir reforzando el manejo del inglés como segundo idioma. Pero no todo es culpa del sistema, ya que hemos notado que a muchas personas no les preocupa perder su puesto, quizás porque en el mercado hay muchas vacantes en todas las áreas. Quizás debemos buscar trabajadores sin experiencia a quienes se les pueda inculcar ese sentido de permanencia.

Hilton entró con fuerza al mercado panameño y ya tiene cuatro hoteles operando y otro por abrir

La cadena tiene 12 marcas, y de esas, cinco están en Panamá: Double Tree, Garden Inn, Hilton y Waldorf Astoria, y Hampton.

De los cinco hoteles, tres (Hilton, Hampton y Waldorf Astoria) son administrados por la cadena, los otros dos operan bajo un contrato de franquicia.

Los hoteles de la cadena abrieron un momento de baja ocupación. ¿Cómo hacen para competir en un mercado sumergido en una guerra de tarifas?

En la coyuntura actual hay que reducir los margenes de ganancia, pero nuestro reglamento nos prohibe entrar en una guerra de precios. Siempre se pueden negociar las tarifas, pero al ser una cadena internacional no podemos regalar nuestras habitaciones. Hay quienes optan por bajar sus precios al mínimo, pero en este negocio es fácil reducir las tarifas, lo difícil es subirlas.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código