VALOR RAZONABLE

Aprender de los escándalos

OPINIÓN

“Buenas decisiones provienen de la experiencia. La experiencia se basa en malas decisiones”: Anónimo.

Es importante y necesario conocer y estudiar, desde sus múltiples ángulos y disciplinas, experiencias pasadas con el fin de aprender las lecciones y evitar que se repitan.

En el caso de escándalos financieros es útil, luego de transcurrido cierto tiempo, que permite un análisis más objetivo y desapasionado, estudiar cuáles fueron sus causas, qué papel jugó cada parte interesada, y qué se puede hacer diferente para que no se presenten nuevamente las condiciones que den origen al mismo patrón de conducta negativo y perjudicial para todos.

Este trabajo lo hacen Anthony H. Catanach, Jr. y J. Edward Ketz en la edición de mayo 2012 de The CPA Journal con el artículo titulado Enron Ten Years Later: Lessons to remember, y cuya lectura se recomienda.

Panamá ha tenido sus escándalos financieros. Como lo hemos sugerido en diversos foros, entre ellos la Comisión de Ética de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), sería positivo emprender un estudio técnico sobre estos escándalos de manera que el material que se produzca sea objeto del pensum académico en carreras universitarias.

Sin estos estudios las nuevas generaciones están condenadas a repetir la historia, y lo más triste, sin saberlo, ni poder evitarlo.

Las lecciones aprendidas servirían también para que políticos, reguladores, asesores privados y, en general, todos, pudiésemos cumplir mejor nuestros respectivos roles.

Lo que sabemos, y que debe ser desarrollado, es que se requiere para empezar, sin que con ello se tenga la solución definitiva, normativa lógica y funcional, que no nazca débil ni diluida por esfuerzos privados que la vuelven inocua; reguladores verdaderamente independientes que cumplan sus funciones, que no son de promocionar ni vender nada, sino las de regular y supervisar; asesores privados que respondan primero al interés colectivo y luego al interés particular; y que todos los antes mencionados sigan estándares éticos que prevalezcan sobre la forma y los textos legales intencionalmente mal preparados e interpretados. Estas son aspiraciones permanentes, como tales no siempre se alcanzan, pero que se deben intentar siempre que se logren.

El ser humano tiende a ser egocentrista. Todas las generaciones creen que los temas suceden en su época y que en su época o momento se solucionarán. Como señalara en una ocasión John Kenneth Galbraith, las cuatro palabras más peligrosas en el mundo financiero son: “Esta vez es diferente”.

Usualmente nada es diferente. No hay nada nuevo bajo el sol. Los problemas en escándalos financieros son muchas veces los mismos, siendo los más comunes falta de ética y empresas mal gobernadas. Los que no lo sabemos somos nosotros, algunos por ignorancia válida, otros por ceguera voluntaria y/o ignorancia inexcusable.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código