LUNES CON EL PIE DERECHO

Bombillos e ideas innovadoras

Temas:

Bombillos e ideas innovadoras Bombillos e ideas innovadoras
Bombillos e ideas innovadoras

¿Cuál es la diferencia entre creatividad e innovación? Piénsalo por un momento. Creatividad nos suena a “crear”. Innovación nos suena a “nuevo”. Pero, creatividad puede ser crear algo nuevo? O, innovación puede ser mejorar algo existente? Sabemos que la creatividad y la innovación no son exactamente lo mismo, pero a veces se nos hace difícil verbalizar la diferencia.

La diferencia entre creatividad e innovación es que la creatividad es “la generación de nuevas ideas”, mientras que la innovación es la implementación de nuevas ideas para lograr un objetivo específico. Según esta definición, todas las ideas innovadoras empiezan como ideas creativas hasta su ejecución; pero no necesariamente todas las ideas creativas terminan siendo ideas innovadoras. Entonces, las ideas creativas de alguna manera son la base de nuestras acciones innovadoras. Viéndolo así, debemos poder calificar nuestras ideas cuando surgen pasándolas por un filtro: ¿esta idea para qué es?, ¿qué problema intenta resolver?, ¿para quién quiere resolver este problema? y ¿a qué porcentaje de su totalidad lo resuelve?

El mundo del emprendimiento de alguna manera ha hecho romántico el concepto de tener ideas, alimentando así el hámster mental de las mentes creativas. De alguna manera se ha promovido el tener ideas sin especificar que lo que necesita el mundo son buenas ideas. Ideas útiles. Ideas dirigidas a atender un problema específico. Entonces, solo pasando nuestras ideas por este tipo de preguntas o filtro nos aseguramos que nuestra nueva idea no sea solamente diferente o novedosa, sino que tenga un propósito; porque el impacto social y la rentabilidad de cualquier idea solo vienen de tener un propósito.

Es por eso que más que enamorarnos de una idea (y depositar ciegamente en ella nuestro dinero y confianza) debemos apasionarnos por un propósito (y dedicarle conscientemente nuestro pensamiento deliberado e innovador). Es como cuando Thomas Alba Edison inventó el bombillo. Edison tenía un propósito muy claro en su mente: hacer accesible la luz eléctrica. Resolver eso de estar con velas o lámparas de kerosene todo el día. Toda la noche, mejor dicho. Edison no fue el primero en experimentar con la creación de la luz eléctrica pero, los primeros prototipos de bombillos que se habían creado con errores de diseño por lo cual su trabajo de alguna manera se volvió encontrar cómo hacer que esa estructura de bombillo funcionara adecuadamente.

Imagina a Edison con un bombillo vacío con el cual él experimentaba. Su creatividad trabajaba en función de pensar qué alambrito hará que esto encienda. Pensaba y experimentaba una y otra vez. En cada experimento, cada alambrito que usaba era un idea que ponía a prueba y descartaba. En cada experimento, cada alambrito era, de alguna manera, una idea creativa que pasaba por el filtro: ¿y esta opción qué tan bien funciona? ¿qué tanto resuelve el problema? Hasta que después de cientos de intentos dio con su respuesta: filamento de bambú japonés carbonizado. Apasionado con su propósito, su objetivo final, Edison fue el primero en crear una versión comercial de bombillo eléctrico. (Para los amantes de la historia, las razones fueron: mejor material incandescente y filamento de alta resistencia que le permitieron diseñar bombillos que encendían hasta por mil 200 horas en vez de las primeras versiones que encendían por 13 horas).

Una vez leí una cita de Oren Harari que pone: “la luz eléctrica no vino del ciclo en mejora continua de la vela”. Pero, sí vino del ciclo de mejora continua del concepto del bombillo y sí vino del ciclo de mejora continua del mismo proceso de experimentación de Edison. Este tipo de innovaciones vienen de estar apasionado por el propósito más que por la idea y de trabajar incansablemente hasta resolver un problema por completo. Para lograrlo, debemos tomar un paso hacia atrás y juzgar fría y objetivamente nuestras ideas. Experimentar y ponerlas a prueba. Descartarlas de ser necesario. La innovación no viene de pensar en ideas revolucionarias, viene de probar ideas de manera revolucionaria para resolver un problema en su totalidad.

PD. Para los apasionados de la creatividad y la innovación, esta semana se estará llevando a cabo MacroFest en Casco Viejo con el objetivo de despertar la generación de ideas creativas e incentivar la aplicación de ideas innovadoras. Más información en talleres@macrofest.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código