JÓVENES DE ÉXITO

Cambiando el mundo a través de una nota

Cambiando el mundo a través de una nota Cambiando el mundo a través de una nota
Cambiando el mundo a través de una nota Ricardo Iturriaga

El diario Washington Post lo describe como “deslumbrante”. Mundo Clásico de las Islas Canarias escribió que “una nueva estrella debe agregarse al Salón de la Fama de la Música Clásica”, mientras el diario digital catalán Núvol lo reseñó como “una maestría absoluta del violín” y The Strad de Inglaterra lo reseñó con “un nivel impecable de tocar”. Los críticos lo adoran.

Eric Silberger tiene 27 años y toca con un violín J.B. Guadagnini del año 1757.

Nació en Indiana, Estados Unidos. Es la cuarta generación de músicos. Sus padres se conocieron en el conservatorio de la Escuela Juilliard de Nueva York.

A su corta edad ha alcanzado logros impresionantes. Fue el primer violinista que tocó Bach en el volcán Thrihnukagigur de Islandia.

Su peor enemigo es el tiempo, pero Silberger lo enfrenta a diario. Decidió que 2016 sería el año en que pondría a funcionar varios proyectos que llevaba planeando desde hace más de una década, y lo está logrando.

En agosto lanzará el primer festival internacional de música en Hawái, Estados Unidos.

Ha creado junto a dos socios la plataforma Jukebox, que permite conectar maestros de la música con ávidos estudiantes. Así, el talento musical puede conocer a personas como Glenn Dicterow, que tocó con la Filarmónica de Nueva York por más de 34 años.

Tiene 49 profesores registrados y a través de la plataforma en línea, los estudiantes de cualquier parte del mundo pueden recibir clases de maestros de categoría.

En abril lanzó el New York Conductors Symphony para apoyar a los jóvenes directores de orquesta que quieren crear contenido de video y trabajar con grandes músicos. “Me gusta conectar a personas”, dice Silberger.

Sellos en el pasaporte

La vida de Silberger parece transcurrir en varias zonas horarias. Admite que no tiene problemas durmiendo en los aviones.

Se ha presentado en escenarios exigentes y de prestigio como el Lincoln Center, Carnegie Hall, Kennedy Center, el Museo del Louvre en París, el salón principal de la Filarmónica de San Petersburgo, Rusia, la Cámara del Palacio Internacional de la Música de Moscú, el Gran Teatro de Shanghái, el Royal Festival Hall de Londres, el Centro de Artes Nacionales en Canadá, y ahora estará en Panamá.

Hoy se presentará en la Hacienda Los Molinos de Boquete, Chiriquí. Anoche estuvo en el Ateneo de la Ciudad del Saber, en la provincia de Panamá.

Después vuelve a Nueva York, la ciudad que denomina ‘casa’, aunque unos días después saldrá de gira por Nueva Orleans; las islas Canarias en España; Leipzig, Alemania; y Londres, Inglaterra.

Ha aparecido en la radio y televisión de múltiples canales en Estados Unidos, Asia y Europa, incluyendo Radio France; STV en China, KBS en Corea, NPR, Fox 59 y otros. Así, su audiencia supera los millones fácilmente.

Silberger no es un niño prodigio. Para él, un prodigio es alguien que toca bien a cualquier edad, desde los 10 hasta los 45. Él prefiere pensar que si toca bien ahora, será mejor a los 45.

Su día transcurre entre prácticas, varias llamadas- conferencia, a veces con personas de cuatro continentes. Su propósito, además de tocar el violín, es conectar a personas de conocimiento musical con aquellos con conocimientos tecnológicos.

“Hay mucho interés y personas intentando lograrlo. Quizás me sea más fácil porque conozco a más personas. Será una burbuja”.

Modelos sostenibles

En noviembre del año pasado participó de la Conferencia de Música y Tecnología. “Fue organizado por Hello Stage, que quiere convertirse en el Facebook de la música clásica. Bernhard Kerres era el director del Wiener Konzerthaus en Viena, Austria”, menciona.

Está buscando modelos sostenibles para la industria de la música, consciente de que la industria musical está atravesando cambios.

“Me fije en el streaming de Spotify y Apple Music y cada vez que alguien escucha una canción, el artista se gana menos de la mitad de un centavo. A veces es una décima de un centavo. Con 100 veces que escuchen su canción, no tiene ni 50 centavos. No veo cómo este modelo financiero sea sostenible para los artistas, a menos que seas top 5 y del género pop”, dice Silberger.

Estilo PERSONAL

Está colaborando con el bandoneonista JP Jofre y el Hard Tango Chamber Band que forma parte del World Music Panamá.

El quinteto está compuesto por Silberger y Jofrey, el contrabjista y jefe de contrabajos del New York City Ballet, Ron Wasserman; el painista Pablo Cafici; y la violoncelista Amy Kang.

Para Silberger, lo más importante a la hora de tocar para una audiencia, es la conexión emocional que consigue.

“La música no obliga a las personas a tomar un punto de vista. Puede apreciarlo como quiera. Con la música no tiene que estar de acuerdo o en desacuerdo”, reconoce Silberger.

Para él, a diferencia de la música pop, la música clásica representa diferentes niveles y profundidad. Las canciones tienen diferentes significados mientras más la escuchas.

En los últimos dos años ha escrito dos piezas orquestales y tiene pensado escribir música de recitales este año.

Por si fuera poco, el ganador del Premio Internacional Tchaikovsky 2011 es licenciado en economía y ciencias políticas de la Universidad de Columbia en Nueva York, con una maestría de música de Juilliard. En su tiempo libre, además de jugar ajedrez, practicar tenis y escuchar podcasts, le gusta invertir en la bolsa.

Hace poco estuvo reunido con el gurú de los negocios, Warren Buffet a quien admira por la lógica empresarial con la que se ha movido: no importa lo que tengas en el banco, sino con quién lo compartes.

Silberger se emociona al compartir su conocimiento. Solo a veces desearía que el tiempo que tarda en transportarse de un lugar a otro fuera menor.

Perfil de ERIC SILBERGER

EDUCACIÓN

Licenciado en economía y ciencias políticas por la Universidad de Columbia, Nueva York. Hizo un máster en música en The Juilliard School, Nueva York.

TRAYECTORIA

En 2011 ganó la XIV Competencia Internacional de Tchaikovsky y la Competencia Internacional de Violín Michael Hill.

Silberger es fundador y CEO de Jukebox LLC, una compañía dedicada a conectar al mundo a través de clases ‘online’ de música.

Ha sido galardonado con el Tarisio Trust Young Artist Grant en 2015.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código