VALOR RAZONABLE

El Canal y la Caja de Seguro Social

CARLOS ARAÚZ*

OPINIÓN

Analizar temas económicos se siente irrelevante cuando el mundo aún no se recupera del impacto emocional provocado por los despiadados ataques terroristas en París. Hablo de impacto y no tristeza porque es la más compleja mezcla de emociones, que van de la condolencia a la ira, al miedo, en segundos. Escuchar la Marsellesa cantada por ciudadanos franceses radicados en Panamá al caer la noche del sábado pasado en el paseo de Las Bóvedas sirvió de esperanzador

ánimo para concluir que sicópatas no van a arrebatarnos nuestro modo de vivir. Y, en memoria de aquellos que fueron vilmente asesinados, pues hay que seguir, porque de lo contrario habremos sucumbido al terror. Paz para el mundo.

En temas más triviales, han pasado ya 10 años desde la última reforma a la ley orgánica de la Caja de Seguro Social que llevó a la promulgación de la Ley 51. Llegar a un acuerdo para la ratificación e implementación de dicha ley fue un tramo difícil, ya que los temas a debatir eran delicados desde la perspectiva social y económica con la alta probabilidad que cualquier modificación a la ley conllevaría un alto costo político.

Hubo huelgas, manifestaciones en las calles y el nacimiento de la organización Frenadeso, que a la postre participaría en elecciones populares como organización política. Los que en esos días tuvimos la oportunidad de participar en mesas de diálogos, conversatorios y propuestas, sabíamos que el componente financiero de la solución era temporal. Y aquí estamos entonces, 10 años más tarde, a las puertas de otro necesario diálogo nacional para evitar la crisis de una de las más nobles instituciones panameñas. Los problemas de la Caja son muchos: estructuras administrativas complejas, poca mejoría tecnológica, definición de modelo de servicios para pensiones, jubilaciones y proveeduría de servicios médicos, por mencionar algunos. Pero en la parte financiera, el ejercicio es meramente actuarial: ante la ausencia de un programa de solidaridad, los fondos que son recaudados hoy y en el futuro cercano no serán suficientes para cumplir con las obligaciones adquiridas. Empezar el análisis por una propuesta sin conocer al detalle y especificidad el desfase financiero sería algo apresurado y por ende lo que se impone es la más rápida acción de la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social exigiendo a su dirección general que se generen los reportes auditados de los programas y de allí partir con los ejercicios de proyecciones económicas con la intención de evaluar alternativas. Aumentar cuotas o extender la vida laboral del trabajador serán seguramente componentes de una solución integral pero no pueden, ni deben, ser las únicas acciones, porque dentro de un par de años estaremos enfrentando la misma situación que hoy vivimos. Recientemente se ha albergado la idea de que excedentes provenientes de la operación del Canal de Panamá sean utilizados para subsanar desfases en los programas de la Caja. Esta es una opción que debe analizarse con enorme cautela y prudencia considerando que el Canal expandido estará enfrentando por vez primera en su historia la obligación de hacer pagos a acreedores financieros (e.g. bancos) que costearon parte de la expansión. Asimismo, los excedentes por encima de cierto nivel están destinados al Fondo de Ahorro de Panamá (FAP), por lo que aportes del Canal a la Caja para salvar ciertos programas pareciera ser una lejana posibilidad. La encrucijada que enfrenta la administración del presidente, Juan Carlos Varela, no es sencilla, porque en campaña se prometió no aumentar impuestos. Cualquier modificación a la ley 51 que implique un aumento en la cuota obrero patronal sería vista como un impuesto y acarrearía un costo político. Trabajemos en un ambiente de paz y solidaridad para llegar a acuerdos que garanticen sostenibilidad de instituciones nobles sin alterar el diario devenir del país.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código